Última comprobación: 08/04/2020

Etiquetas energéticas

¿El Brexit te afecta?

El etiquetado energético indica, en una escala de A a G, el nivel de consumo de los aparatos que se venden o fabrican. La clase A (color verde) es la más eficiente desde el punto de vista energético y la clase G (color rojo), la menos eficiente. En la actualidad, cuando la mayoría de los aparatos de un determinado tipo llega a la clase A, pueden añadirse a la escala hasta tres clases adicionales: A+, A++ y A+++.

Debido a la mejora de la eficiencia energética en numerosos productos, cada vez son más los aparatos incluidos en las clases A+, A++ y A+++. Esto ha acabado generando confusión entre los consumidores y, por ese motivo, a partir de 2021 esas clases se eliminarán progresivamente en algunos grupos de productos:

El nuevo sistema de clasificación solo utilizará las letras A a G (prescindiendo de las clases A+, A++ y A+++).

¿Qué ventajas tiene?

Gracias al etiquetado energético, los consumidores pueden elegir los productos que consumen menos energía y de esta forma ahorrar dinero. Además, este etiquetado puede animar a las empresas a invertir en el desarrollo y diseño de productos de bajo consumodefren.

¿A qué productos se aplica el etiquetado energético?

Todo aparato que se venda en la UE y esté sujeto a un requisito (o reglamento) de etiquetado energético debe llevar la etiqueta correspondiente claramente expuesta en el punto de venta.

Por ello, los fabricantes o importadores de aparatos electrodomésticos deben comprobar su conformidad con la Directiva y la legislación conexa.

Productos que requieren etiquetado energético

  • aparatos de aire acondicionado
  • cocinas (de uso doméstico)
  • lavavajillas (de uso doméstico)
  • radiadores y calentadores de agua
  • lámparas
  • aparatos de calefacción local
  • aparatos de refrigeración (de uso doméstico)
  • aparatos de refrigeración (de uso profesional)
  • calderas de combustible sólido
  • televisores
  • secadoras
  • neumáticos
  • unidades de ventilación (residenciales)
  • lavadoras (de uso doméstico).

La normativa de la UE sobre etiquetado energético se aplica a los aparatos y demás productos cuya utilización incida, directa o indirectamente, en el consumo de energía y otros recursos potenciales (es decir, a los productos relacionados con la energía). No se aplica ni a los productos de segunda mano ni a los medios de transporte de personas o mercancías.

¿Qué tengo que hacer?

Todos estos agentes económicos:

deben asegurarse de que cualquier aparato que vendan (y que requiera una etiqueta energética) exhiba la información correcta sobre su consumo de energía. Además, están obligados a publicar la correspondiente documentación técnica . Las etiquetas y la información sobre el producto se deben facilitar a los distribuidores de forma gratuita (las etiquetas tienen que colocarse de modo que resulten visibles y legibles).

Las etiquetas pueden crearse online con el generador de etiquetas energéticasen. También hay plantillas de etiquetas energéticas en formato InDesignen.

Registro de productos en la base de datos EPREL 

Desde el 1 de enero de 2019, los fabricantes, importadores y representantes autorizados deben registrar todos los productos que requieran etiquetas energéticas en la base de datos de productos con etiquetado energético (EPREL)en para poder comercializarlos en el mercado de la UE.

Si han introducido en el mercado de la UE algún producto que requiera una etiqueta energética

Para poder iniciar el registro de sus productos en la base de datos EPREL, necesitan abrir antes una cuenta EU LOGINen. Se puede obtener información adicional sobre el proceso de registro completo en las directrices de EPRELen.

Venta de productos online o a distancia

Cuando se vende un producto online o a distancia (por ejemplo, por teléfono o catálogo), hay que facilitar a los clientes la información sobre dicho producto.

En las ventas por internet:

Las flechas anidadas y las etiquetas energéticas se pueden crear con el generador de etiquetas energéticasen o con las plantillas InDesignen.

¿Qué son los reglamentos delegados?

Para garantizar la conformidad con las normas de la UE sobre etiquetas energéticas, los reglamentos delegados relativos al etiquetado de aparatos explican los criterios que se deben cumplir en cada caso. A saber:

En determinados grupos de productos, la industria puede optar por suscribir acuerdos voluntarios. Cada empresa debe comprobar si existe algún tipo de acuerdoen.

La empresas también deben comprobar si su producto está cubierto por las normas europeas de diseño ecológico y etiquetado energético, que les ayudarán a cumplir las reglas de la UE en materia de etiquetado energético.

Temas relacionados

Legislación de la UE

¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?

Ponte en contacto con los servicios de asistencia especializados

Formulario de contacto sobre etiquetado

Enviar preguntas mediante el formulario de contacto sobre etiquetado.

Compartir esta página: