Última comprobación: 05/08/2020

Etiquetado del calzado

¿El Brexit te afecta?

Si tiene intención de vender zapatos u otro tipo de calzado en uno o varios países de la UE, sus productos deben cumplir las normas de la UE sobre etiquetado. Como fabricante, es usted responsable de suministrar la etiqueta y de garantizar su exactitud. Si es calzado de importación, esta responsabilidad recae en la empresa que por primera vez introdujera el producto en el mercado de la UE.

¿Son obligatorias las etiquetas en el calzado?

En la UE es obligatorio etiquetar el calzado. Según la normativa europea, se entiende por "calzado" todo producto con suela destinado a proteger o cubrir los pies. Por ejemplo:

Dependiendo del país donde se prevea comercializar el calzado, puede haber requisitos adicionales.

¿Qué información debe incluirse?

A la hora de describir los materiales e indicar los componentes del calzado, deben utilizarse los pictogramas contemplados en la legislación de la UE o indicaciones textuales en los idiomas de los países de la UE donde se quiera comercializar. El etiquetado debe describir los materiales de las tres partes principales del calzado, a saber:

La etiqueta deberá indicar en cada caso si el material utilizado es:

Si ningún material representa por sí solo al menos el 80%, la etiqueta debe indicar los dos materiales principales que componen el calzado.

¿Cómo debe colocarse la etiqueta?

Debe colocar la etiqueta en uno al menos de los artículos de calzado de cada par mediante impresión, pegado, estampado o un soporte atado.

El etiquetado debe ser visible, estar bien sujeto y ser accesible, y las dimensiones de los pictogramas deben ser lo suficientemente grandes para facilitar la comprensión.

Si desea dar a su calzado una señal reconocida de excelencia medioambiental, compruebe si puede solicitar la etiqueta ecológica de la UE.

Legislación de la UE

¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?

Ponte en contacto con los servicios de asistencia especializados

Compartir esta página: