Última comprobación: 09/03/2020

Matrimonio

¿El Brexit te afecta?

El matrimonio civil es un estado civil reconocido en todos los países de la UE.

Las normas que regulan las demás uniones, como las uniones civiles, las uniones registradas o las uniones de hecho , son distintas a las del matrimonio.

Las normas nacionales y las prácticas relacionadas con el matrimonio varían de un país a otro, sobre todo en lo que respecta a:

Más información sobre normas nacionales sobre el matrimonio y regímenes matrimoniales de propiedad.

Matrimonios transfronterizos en la UE

Trámites necesarios si intervienen diferentes países de la UE: la boda es entre personas de diferente nacionalidad, tenéis previsto trasladaros a otro país después de casaros, etc.

Antes de la boda

Infórmate sobre qué legislación nacional se aplica a tu boda y a tu régimen matrimonial de propiedad ya que este aspecto tendrá importantes consecuencias para tus derechos y obligaciones como cónyuge.

Si te vas a casar en un país de la UE distinto del país en que vives, consulta con las administraciones de ambos países los trámites necesarios para que tu boda sea válida y tenga efecto en los dos países. Es posible que haya requisitos de registro o publicación.

Después de la boda

Tu matrimonio estará reconocido en todos los demás países de la UE, aunque esta norma no se aplica totalmente en el caso de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Si os casáis en un país de la UE que no es vuestro país de origen, es conveniente inscribir el matrimonio en vuestro país de residencia. Para eso hay que tener en cuenta las normas nacionales del país de residencia. También puedes preguntar en el consulado del país de residencia si puedes inscribir el matrimonio en el consulado o si tienes que hacerlo en el país de residencia.

Si te vas a vivir a otro país de la UE por motivos de trabajo, tu esposo o esposa tiene derecho a ir contigo. Infórmate de las normas de residencia para:

Ejemplo

Matrimonio entre personas del mismo sexo: prácticas diferentes según el país

Emma, de nacionalidad belga, se casó en Bélgica con Carine, de nacionalidad francesa. Cuando Emma se trasladó a Italia por motivos de trabajo, Carine la acompañó... pero la administración italiana no las consideraba casadas al no estar reconocido en este país el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ahora bien: como sí es posible la unión registrada entre parejas del mismo sexo, Italia reconoce a Emma y Carine los mismos derechos que a las parejas registradas según la legislación italiana.

Preguntas frecuentes

¿Necesitas más información sobre las normas de un país?

Compartir esta página: