Herramientas de servicio

Selección de idiomas

Bandera de la UE

Recorrido de navegación

Menú

Actualizado : 01/08/2017

Pensionistas: derecho de residencia

Como ciudadano de la UE, puedes vivir en cualquier otro país miembro siempre que tengas:

  • seguro médico completo en el país de acogida
  • ingresos suficientes para vivir allí sin necesitar ayudas económicas.

Los ingresos pueden proceder tanto de una pensión —si eres pensionista— como de cualquier otra fuente.

Estancias de hasta tres meses

Ten a mano tu documento nacional de identidad (DNI) o pasaporte

Como ciudadano de la UE, el único requisito que debes cumplir para permanecer en otro país miembro hasta un máximo de tres meses es tener un documento nacional de identidad o pasaporte en curso de validez.

En muchos países de la UE es obligatorio llevar siempre encima un documento de identidad o pasaporte.

Pero aunque puedan ponerte una multa o detenerte temporalmente si te dejas la documentación en casa, eso por sí solo no puede ser motivo de expulsión del país.

Infórmate de si en tu país de acogida debes llevar siempre encima un pasaporte o documento de identidad:

Notificación de presencia

Algunos países de la UE te exigirán que comuniques tu presencia a la autoridad competente en un plazo de tiempo razonable después de tu llegada. De lo contrario, podrían imponerte una sanción (por ejemplo, una multa).

Más información sobre la notificación de tu presencia.

Expulsión

En casos excepcionales, el país en el que estás puede expulsarte por motivos de orden público, seguridad pública o salud pública, pero solo si demuestra que representas una amenaza grave.

La decisión de expulsión se te debe notificar por escrito y explicar todos los motivos que la justifican, cómo recurrirla y en qué plazo.

Estancias de más de tres meses

Como ciudadano de la UE, puedes vivir en cualquier otro país miembro siempre que tengas:

  • seguro médico completo en el país de acogida
  • ingresos suficientes para vivir allí sin necesitar ayudas económicas.

Los ingresos pueden proceder tanto de una pensión —si eres pensionista— como de cualquier otra fuente.

Registrarse como residente

Durante los tres primeros meses de tu estancia, el país de acogida no puede obligarte a registrarte como residente. Pero si quieres, puedes hacerlo.

Al cabo de tres meses, el país de acogida puede exigirte que te registres como residente ante las autoridades locales para demostrar que cumples los requisitos para permanecer en el territorio y así obtener un documento que confirme tu derecho a hacerlo.

Averigua cómo inscribirte como residente en otro país

Orden de salida del país y expulsión

Puedes vivir en otro país de la UE mientras cumplas los requisitos de residencia. Si dejas de satisfacerlos, las autoridades nacionales pueden ordenarte que salgas del país.

En casos excepcionales, el país en el que estás puede expulsarte por motivos de orden público o seguridad pública, pero solo si demuestra que representas una amenaza grave.

Tanto la decisión de expulsión como la orden de salida del país deben notificarse por escrito y explicar todos los motivos que justifican la expulsión, cómo recurrirla y en qué plazo.

Residencia permanente

Cuando has vivido legalmente y cumplido las condiciones para permanecer en otro país de la UE cinco años seguidos, adquieres automáticamente el derecho a la residencia permanente. La residencia permanente te permite permanecer en el territorio de manera indefinida.

No afectan a la continuidad de tu residencia:

  • las ausencias temporales (menos de seis meses al año)
  • ausencias más largas para hacer el servicio militar obligatorio
  • una ausencia de doce meses consecutivos por motivos importantes (embarazo, parto, enfermedad grave, trabajo, formación profesional o ausencia como trabajador desplazado).

Puedes perder el derecho a la residencia permanente si vives fuera del país durante más de dos años consecutivos.

Documento de residencia permanente

Averigua cómo obtener un documento de residencia permanente que certifique tu derecho incondicional a permanecer en el país de acogida.

Expulsión

En casos excepcionales, el país en el que resides permanentemente puede decidir expulsarte por motivos de orden público o seguridad pública, pero solo si demuestra que representas una amenaza muy grave.

La decisión de expulsión se te debe notificar por escrito y explicar todos los motivos que la justifican, cómo recurrirla y en qué plazo.

Consultas públicas
    ¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
    Ayuda y consejos