Recorrido de navegación

Compartir en 
	Compartir en Facebook
  
	Compartir en Twitter
  
	Compartir en google+
  
	Compartir en linkedIn

Trabajadores y pensionistas

Actualizado : 08/07/2014

living-abroad

Derechos, requisitos y trámites

Estancias de hasta tres meses

Si eres ciudadano de la UE, tienes derecho a quedarte en otro país de la UE. Para estancias de hasta tres meses, solo necesitas un documento nacional de identidad o pasaporte válido.

En muchos países de la UE es obligatorio llevar siempre encima el documento nacional de identidad o el pasaporte.

Aunque pueden imponerte una multa o detenerte temporalmente por circular indocumentado, eso no puede ser motivo de expulsión del país.

Austria, Bélgica, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Reino Unido: Las autoridades nacionales aún no han facilitado esta información.

Notificar la presencia en el país

En algunos países de la UE tienes que notificar tu presencia en un plazo de tiempo razonable desde tu llegada y si no cumples esta obligación puedes ser sancionado, por ejemplo con una multa.

Igualdad de trato

Durante tu estancia debes recibir el mismo trato que los ciudadanos del país en el que estás, sobre todo en aspectos como acceso al empleo, salario, prestaciones para facilitar el acceso al empleo, matriculación en un centro de enseñanza, etc.

Y aunque tu estancia sea meramente turística, no pueden cobrarte más en museos, medios de transporte, etc.

Excepción: Si eres pensionista, algunos países de la UE pueden negaros a ti y a tu familia la concesión de una ayuda económica durante los tres primeros meses de estancia.

Expulsión

En casos excepcionales, el país en el que estás puede expulsarte alegando razones de orden público, de seguridad pública o de salud pública, pero solo después de demostrar que representas una amenaza grave.

La decisión de expulsión debe notificarse por escrito, explicando todos los motivos que la justifican, cómo recurrir y en qué plazo.

Estancias de más de tres meses

Trabajadores

Tienes derecho a vivir en cualquier país de la UE donde trabajes como empleado, autónomo o trabajador desplazado .

Desempleo

Si vives en otro país y te quedas sin empleo, puedes mantener tu derecho a vivir y trabajar allí a condición de que:

  • sufras una incapacidad temporal para el trabajo debido a una enfermedad o un accidente
  • estés inscrito en la oficina de empleo como trabajador en situación de paro involuntario después de
    • haber estado empleado más de un año con un contrato indefinido
        o bien
    • haber estado empleado menos de un año (en ese caso, mantendrías otros seis meses como mínimo el derecho a la igualdad de trato con respecto a los ciudadanos de ese país)
  • estés empezando una formación profesional (si no te encontraras en situación de paro involuntario, la formación tendría que estar relacionada con tu anterior empleo).

Pensionistas

Si eres pensionista puedes vivir en otro país de la UE siempre que tengas:

  • una cobertura completa de seguro médico en ese país
  • ingresos suficientes (de cualquier procedencia) para vivir sin necesitar ayudas económicas.

Las autoridades nacionales no pueden exigir que tus ingresos sean superiores a la cantidad necesaria para solicitar una ayuda de renta básica.

Registro

Durante los tres primeros meses de tu estancia en otro país no te pueden exigir que te inscribas en un registro (es decir, que obtengas un documento que confirme tu derecho a permanecer en el territorio), aunque puedes hacerlo si quieres.

Pasados tres meses en el país, pueden exigirte que te inscribas en el registro correspondiente (por lo general, en los ayuntamientos o la policía).

Documentación necesaria para obtener el certificado de registro:

  • Empleados / trabajadores desplazados a otro país 
    • documento nacional de identidad o pasaporte válido
    • certificado de trabajo o confirmación de la contratación en la empresa
  • Autónomos 
    • documento nacional de identidad o pasaporte válido
    • justificante de tu condición de autónomo
  • Pensionistas 
    • documento nacional de identidad o pasaporte válido
    • justificante de estar cubierto por un seguro médico completo
    • prueba de ingresos suficientes para vivir sin necesitar ayudas económicas.

No te pueden exigir otros documentos.

Después de tu inscripción, recibirás un certificado de registro que confirma tu derecho a residir en ese país. En el certificado se indican el nombre, apellidos y dirección del titular y la fecha de registro.

El certificado de registro se debe expedir inmediatamente y no puede costar más que el documento de identidad de los ciudadanos de ese país.

Aunque el certificado debe tener una validez indefinida (es decir, no habrá que renovarlo), el titular puede estar obligado a notificar sus cambios de dirección a las autoridades locales.

Si estás obligado a inscribirte y no lo haces, te pueden imponer una multa, pero eso no impide que sigas viviendo en el país. Tampoco puede ser motivo de expulsión.

En muchos países, es obligatorio llevar siempre encima el certificado de registro y el documento de identidad o pasaporte. Aunque el olvido de estos documentos puede sancionarse con una multa, no puede ser motivo de expulsión del país.

Si tienes problemas para obtener el certificado de registro, puedes recurrir a nuestro servicio de ayuda.

Ejemplo

Puedes empezar a trabajar aunque aún no tengas el certificado de registro

Kurt es alemán y se ha ido a Bélgica para trabajar como autónomo en un despacho de abogados. Al solicitar el certificado de registro en el ayuntamiento, le dijeron que no podía empezar a trabajar hasta que no lo recibiera.

Eso no es cierto: al ser ciudadano de la UE, Kurt no tiene que esperar a que le den el certificado de registro para poder trabajar por cuenta propia. Además, cuando se solicita el certificado de registro las autoridades están obligadas a expedirlo de forma inmediata.

Ejemplo

Aunque tu pasaporte vaya a caducar pronto, no te pueden denegar la inscripción

Stéphane es ingeniero y tiene nacionalidad francesa. Trabaja para una empresa americana que lo ha mandado seis meses a la República Checa. Cuando llega a Praga va a inscribirse en el registro, pero las autoridades checas se lo impiden porque dentro de un mes caduca su pasaporte.

En realidad, a Stéphane le tendrían que haber dado el certificado de registro inmediatamente porque el único requisito exigible es tener un documento de identidad válido en la fecha de inscripción.

Igualdad de trato

Durante tu estancia debes recibir el mismo trato que los ciudadanos del país en el que estás, sobre todo en aspectos como acceso al empleo, salario, prestaciones para facilitar el acceso al empleo, matriculación en un centro de enseñanza, etc.

Orden de salida del país / Expulsión

Puedes vivir en otro país de la UE mientras cumplas los requisitos de residencia. Si dejas de satisfacerlos, las autoridades nacionales pueden ordenarte que salgas del país.

En casos excepcionales, pueden decidir tu expulsión por razones de orden público o de seguridad pública, pero solo después de demostrar que representas una amenaza muy grave.

Tanto la decisión de expulsión como la orden de salida del país deben notificarse por escrito, explicando todos los motivos que la justifican, cómo recurrir y en qué plazo.

Residencia permanente

Tras haber vivido de manera legal en otro país de la UE cinco años seguidos (como trabajador por cuenta ajena, pensionista o autónomo) obtendrías el derecho automático de residencia permanente. La residencia permanente te permite permanecer en el territorio de manera indefinida.

La continuidad de la residencia no se ve afectada por:

  • ausencias temporales (menos de seis meses al año)
  • ausencias más largas para hacer el servicio militar obligatorio
  • una ausencia de doce meses consecutivos por motivos importantes (embarazo, parto, enfermedad grave, trabajo, formación profesional o ausencia como trabajador desplazado).

Puedes perder el derecho de residencia permanente si vives fuera del país durante más de dos años consecutivos.

Trabajadores y autónomos no activos

Puedes obtener la residencia permanente antes si has dejado de trabajar por algunas de estas causas:

  • estás jubilado después de haber trabajado durante el último año o haber vivido tres años seguidos en el país de acogida
  • estás en situación de incapacidad para trabajar y has vivido en el país dos años seguidos
  • estás en situación de incapacidad para trabajar debido a un accidente de trabajo o a una enfermedad profesional (en este caso, podrías quedarte en el país con independencia del tiempo que hubieras vivido en él).

Documento de residencia permanente

Cómo obtener un documento de residencia permanente que certifique tu derecho a residir sin condiciones.

Igualdad de trato

Durante tu estancia permanente debes disfrutar de los mismos derechos, prestaciones y ventajas que tienen los ciudadanos del país de acogida.

Expulsión

En casos excepcionales, las autoridades del país en el que resides pueden decidir tu expulsión por razones de orden público o de seguridad pública, pero solo después de demostrar que representas una amenaza muy grave.

La decisión de expulsión debe notificarse por escrito, explicando todos los motivos que la justifican, cómo recurrir y en qué plazo.

¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda?

¿No has encontrado la información que necesitas? ¿Tienes un problema?

Pide asesoramiento sobre tus derechos en la UE

Problemas con las administraciones públicas

Footnote

o de Islandia, Liechtenstein o Noruega

Retour au texte en cours.

En este caso, los 27 Estados miembros de la UE + Islandia, Liechtenstein y Noruega

Retour au texte en cours.

En este caso, los 27 Estados miembros de la UE + Islandia, Liechtenstein y Noruega

Retour au texte en cours.

En este caso, los 27 Estados miembros de la UE + Islandia, Liechtenstein y Noruega

Retour au texte en cours.