Recorrido de navegación

Actualizado : 05/08/2014

health

Cobertura de tu seguro médico

En la UE, el país responsable de tu seguridad social y tu seguro médico depende de tu situación económica y tu lugar de residencia, no de tu nacionalidad. Cerciórate bien de qué seguridad social te cubre. No es algo que puedas decidir tú.

Si tienes dudas sobre tus derechos a la seguridad social y quieres comprobarlos antes de ir al médico, en cada país de la UE hay por lo menos un punto nacional de contacto que te puede informar de si tienes o no derecho al reembolso y si hay topes.

Se aplican condiciones especiales a:

Personas que trabajan en un país y residen en otro

Si trabajas en un país de la UE y vives en otro, tienes derecho a tratamiento médico en ambos.

Primero tienes que darte de alta en el país donde trabajas y pedir un formulario S1 (equivalente al antiguo formulario E 106) en el seguro médico. Con ese formulario tú y las personas a tu cargo podréis daros de alta en el país donde vives. Eso significa que tú tendrás dos tarjetas sanitarias: una para cada país.

Los familiares a tu cargo tienen los mismos derechos que tú si vives y trabajas en:

 

Austria

Alemania

Portugal

Bélgica

Grecia

Rumanía

Bulgaria

Letonia

Eslovaquia

Chipre

Luxemburgo

Eslovenia

Chequia

Malta

 

Francia

Polonia

 

Si vives o trabajas en Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, los Países Bajos, el Reino Unido o Suecia, las personas a tu cargo no pueden tener dos tarjetas sanitarias. Solo podrán recibir atención médica en el país donde trabajas si se cumple alguna de estas condiciones:

  • si durante su estancia en ese país resulta necesario desde el punto de vista médico, teniendo en cuenta el tipo de tratamiento y la duración prevista de la estancia
  • si existe un acuerdo entre los países/administraciones interesados
  • la autoridad sanitaria del país donde vives ha dado su consentimiento previo mediante un formulario S2 (antiguo formulario E 112).

Cuidados a niños enfermos: como trabajador pendular transfronterizo, si debes ausentarte del trabajo por enfermedad de tu hijo, comprueba en tu seguro médico a qué prestaciones tienes derecho. Puedes no tener ningún derecho si tu hijo está asegurado con tu pareja en el país donde vives.

Personas destinadas en el extranjero por periodos breves (menos de dos años)

Como trabajador destinado en el extranjero por un periodo breve (menos de dos años), puedes optar por mantener el seguro en tu país de origen (aquel a partir del cual te han dado ese destino y que es el responsable de tu cobertura de seguridad social).

Pide al organismo de seguro médico de tu país de origen un formulario S1 (antiguo E 106). Con él tu familia y tú podréis recibir asistencia médica mientras estéis en el nuevo país. Entrega el formulario S1 al organismo de seguro médico del país de destino a tu llegada.

Funcionarios en comisión de servicios en el extranjero

Si eres funcionario en comisión de servicios en el extranjero, tienes derecho a tratamiento médico en el país donde vives. Para ello deberás pedir al seguro médico del país donde tienes tu plaza un formulario S1 (antiguo E 106, certificado de seguro médico para ti y las personas a tu cargo mientras no vivas en el país en que estás asegurado) y presentarlo a un seguro médico del país donde has ido a trabajar.

Estudiantes, investigadores o becarios en el extranjero

Si vas a otro país de la UE por estudios, trabajos de investigación, prácticas profesionales o formación profesional, debes tener un seguro médico completo en ese país.

  • Si eres asalariado en el país al que vas, debes darte de alta en un seguro médico allí.

    Algunos estudiantes de doctorado pueden considerarse trabajadores residentes y se les puede exigir que se den de alta en un seguro médico público o privado.

  • Si no eres asalariado, y a condición de cumplir los requisitos, puedes solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea.
  • Si tu universidad o centro de investigación te envía temporalmente a los de otro país de la UE, sigues cubierto por el seguro médico de tu país de origen a lo largo de tu estancia. Solicita la TSE, o un formulario S1, antes de marcharte.

    Comprueba en el seguro médico o en el punto nacional de contacto de tu país de origen si te cubre durante todo el tiempo que vas a estar en el extranjero.

Mientras el seguro médico de tu país de origen te cubra, si tienes la Tarjeta Sanitaria Europea los trámites administrativos pueden resultar más fáciles.

Pero algunos seguros nacionales solo cubren la asistencia sanitaria en otro país durante un periodo limitado: suele ser el caso de los estudiantes mayores (de más de 28 o 30 años) y los trabajadores en formación en el extranjero. Si estás en ese caso, deberás darte de alta en el sistema de sanidad pública del país adonde vas o contratar un seguro médico privado.

Ejemplo

Infórmate de las normas nacionales de seguridad social

Wim, ciudadano belga, se traslada a los Países Bajos para hacer estudios universitarios. Lleva su Tarjeta Sanitaria Europea. Además de estudiar, Wim quiere trabajar a media jornada. Pero resulta que, en los Países Bajos, todo trabajador, aunque tenga la Tarjeta Sanitaria Europea, debe darse de alta en la seguridad social para recibir prestaciones básicas, lo que cuesta unos 1.100 euros al año. Compaginar trabajo y estudios le va a salir a Wim más caro de lo que pensaba.

Pensionistas

Cobertura sanitaria en el país donde vives

Si cobras una pensión del país donde vives, el sistema de seguro médico de ese país os cubre a ti y a tu familia, recibas o no pensiones de otros países.

Ejemplo

Infórmate sobre la seguridad social en tu nuevo país

Nicolas ha vivido y trabajado la mayor parte del tiempo en Francia, menos unos años que estuvo de camarero en Italia cuando era joven.

Al jubilarse se va a vivir a Italia. Su pensión constará de dos partes: una pensión italiana, por los años que trabajó en aquel país, y otra francesa, por el tiempo que trabajó en Francia.

Como Nicolas vive en Italia Y ADEMÁS cobra una pensión de jubilación de la seguridad social italiana, le cubre el seguro médico italiano. Ya no está incluido en el sistema francés.

Si no recibes ni pensión ni ningún otro tipo de ingresos del país donde vives, pueden darse dos situaciones:

  • si cobras pensión de otro país de la UE, te cubre su sistema de seguro médico
  • si cobras pensión de varios países de la UE, te cubre el sistema de seguro médico del país donde hayas estado asegurado más tiempo.

En ambos casos tendrás que solicitar un justificante del derecho a asistencia sanitaria —formulario S1, antiguo formulario E 121— a la administración de seguro médico del país donde estés asegurado.

Este documento demuestra tu derecho a asistencia sanitaria completa en tu país de residencia. Debes presentarlo a su administración sanitaria.

En principio, tu familia y tú solo tenéis pleno derecho a recibir atención médica en el país donde vivís. Sin embargo, algunos países (ver lista más abajo) ofrecen cobertura sanitaria completa en su territorio a los pensionistas que viven en el extranjero pero están incluidos en su sistema de seguridad social.

Cobertura sanitaria en el país donde trabajabas

Si el país que te paga la pensión es uno de los siguientes, tú y tu familia tenéis derecho a cobertura sanitaria completa tanto en ese país como en aquel donde vivís:

 

Austria

Francia

Países Bajos

Bélgica

Alemania

Polonia

Bulgaria

Grecia

Eslovenia

Chipre

Hungría

España

Chequia

Luxemburgo

Suecia

Si has cotizado en un país que no figura en esta lista, solo tienes derecho a asistencia sanitaria completa en el país donde vives.

Antiguos trabajadores transfronterizos

Si en tu último empleo fuiste trabajador transfronterizo, es decir, vivías en un país pero para trabajar te desplazabas a otro, se te aplica lo siguiente:

Continuar un tratamiento

Incluso después de jubilarte puedes seguir recibiendo un tratamiento que hayas empezado en el país donde trabajabas antes. Lo mismo vale para las personas que tengas a tu cargo si su tratamiento ha empezado en:

 

Austria

Alemania

Portugal

Bélgica

Grecia

Rumanía

Bulgaria

Letonia

Eslovaquia

Chipre

Luxemburgo

Eslovenia

Chequia

Malta

 

Francia

Polonia

 

A partir del 1 de mayo de 2014 eso también será posible para tratamientos que hayan empezado en:

 

Estonia

Italia

Países Bajos

Hungría

Lituania

España

Para seguir recibiendo un tratamiento que empezaste en el país donde trabajabas antes, debes presentar a su administración sanitaria un formulario S3.

Cobertura en el país donde trabajabas antes y en el país donde vives ahora

Si has sido trabajador transfronterizo durante al menos dos de los cinco años anteriores a tu jubilación, tienes derecho a asistencia sanitaria tanto en tu país de residencia como en tu antiguo país de empleo.

Lo mismo vale para las personas que tengas a tu cargo si tanto el país donde vives ahora como el país donde trabajabas antes están entre los siguientes:

 

Austria

Alemania

España

Bélgica

Luxemburgo

 

Francia

Portugal

 

Para tener acceso a tratamiento médico tanto en tu país de residencia como en tu antiguo país de empleo, debes presentar a su administración sanitaria un formulario S3.

En Europa los sistemas nacionales de seguro médico son muy diferentes.

Los países de la UE son libres a la hora de establecer sus propias normas sobre derechos a prestaciones y servicios. Por ejemplo, si pides tratamiento médico en el país donde vives, es probable que no tengas derecho a los mismos servicios que podías recibir por el mismo precio en tu país de origen.

Para evitar malentendidos y problemas que pueden llegar a ser graves, infórmate sobre el sistema de seguridad social del país adonde vas o pregunta en el punto nacional de contacto.

Ejemplo

Infórmate sobre el sistema de seguridad social en tu nuevo país

Susanne, que siempre ha trabajado en Alemania, se jubila en España. Allí, al ponerse enferma, contrata un sistema de asistencia a domicilio con una empresa privada, pues la seguridad social española no ofrece seguro de asistencia a domicilio.

Aunque su seguro alemán de asistencia a domicilio le cubre parte del coste, ella tiene que pagar de su bolsillo mucho más que si se hubiera quedado en Alemania. Esto se debe a las diferencias entre los sistemas de prestaciones alemán y español.

Diferencias al evaluar el grado de incapacidad

Si solicitas una pensión o prestación de incapacidad, puede ser que cada uno de los países donde hayas trabajado quiera antes hacerte una revisión médica. Entonces uno puede considerar que tienes una incapacidad grave y otro que no hay tal incapacidad.

Más información sobre pensiones de incapacidad en Europa.

Ayuda y asesoramiento

Ayuda y asesoramiento

Ponte en contacto con los servicios de asistencia especializados

Pide asesoramiento sobre tus derechos en la UE / Problemas con las administraciones públicas