Recorrido de navegación

Actualizado : 30/03/2016

shopping

Préstamos hipotecarios

Un préstamo hipotecario te permite comprar una casa. Las hipotecas son un servicio ofrecido por bancos, entidades de crédito inmobiliario y otras sociedades de préstamo, y suelen estar avaladas por el propio bien inmobiliario.

Un préstamo hipotecario suele tener un tipo de interés más bajo y un periodo de reembolso más largo en comparación con un crédito al consumo. No obstante, si no cumples con tus obligaciones de reembolso y tu hipoteca ha sido avalada por bienes de tu propiedad, los prestamistas pueden embargarlos y volver a vender tu casa para liquidar el préstamo.

Los bancos tienen libertad para aceptar o no tu solicitud de hipoteca. Antes de ofrecerte una hipoteca, el prestamista tiene que evaluar tu solvencia, es decir, si puedes hacer frente a los gastos que supone.

También puedes conseguir una hipoteca de entidades cuya sede esté en otros países de la UE; sin embargo, el país donde residas, trabajes o se encuentre el inmueble puede influir en la manera de evaluar tu solicitud por parte del prestamista.

Comprender cómo se evalúa tu solvencia es esencial.

Evaluación de la solvencia

Antes de ofrecerte un préstamo, las entidades deben evaluar tu solvencia. Harán una valoración basada en distintos criterios, entre ellos:

  • tu situación financiera (activos, deudas, etc.)
  • el valor del bien que avala el préstamo

Por lo tanto, te pedirán que comuniques tus ingresos para que la entidad pueda comprobar si tienes capacidad para devolver el préstamo.

El prestamista solo puede ofrecerte un crédito hipotecario si la evaluación demuestra que eres capaz de devolver el préstamo.

Las entidades de préstamo deniegan a menudo la concesión de hipotecas para bienes situados en otros países o dirigidos a personas cuyas fuentes de ingresos o lugar de residencia se encuentran en países distintos de aquél donde el banco tiene su sede. Sin embargo, no pueden discriminar entre ciudadanos de la UE únicamente por motivos de nacionalidad.

Si consideras que un banco ha incurrido en una discriminación contra ti debido a tu nacionalidad, puedes:

  • ponerte en contacto con el banco (o con su «oficina de reclamaciones») para obtener por escrito una declaración oficial en la que se expongan las razones de la denegación del crédito;
  • si la denegación se basa únicamente en tu nacionalidad, solicitar asesoramiento y ayuda en FIN-NET English (la red de denuncias en el ámbito de los servicios financieros), que hace de mediador en los conflictos financieros entre consumidores y proveedores de servicios financieros, como bancos.

Información importante para poder evaluar y comparar ofertas

Es recomendable comparar ofertas de diferentes prestamistas antes de tomar una decisión sobre un préstamo hipotecario. Antes de hacer una oferta vinculante, la entidad de crédito debe también proporcionarte la ficha europea de información normalizada (FEIN). Se trata de un modelo de documento en el que encontrarás el mejor análisis posible de las condiciones de la oferta de crédito hipotecario.

La FEIN proporciona la siguiente información:

  • el importe del préstamo
  • la duración del préstamo
  • el tipo de interés
  • el importe total a reembolsar
  • la tasa anual equivalente (TAE): una cifra única que equivale al coste total del préstamo, expresado en forma de porcentaje anual; la TAE sirve para ayudarte a comparar las diferentes ofertas
  • todos los costes que deben abonarse, periódicamente o una sola vez
  • el número, la periodicidad y el importe de los pagos
  • información sobre las condiciones del reembolso anticipado y los gastos que tendrás si decides reembolsar el crédito antes de lo estipulado
  • si contratas un préstamo en moneda extranjera: ejemplos de los posibles efectos de las variaciones del tipo de cambio en tu crédito hipotecario.

La FEIN te permite comparar las ofertas de los diferentes proveedores de crédito y elegir la que te parezca más adecuada. Si tu entidad de préstamo no te ha facilitado esa ficha, puedes pedírsela.

Siete días como mínimo para estudiar una oferta o rescindir un crédito

De acuerdo con las normas de la UE, el prestamista o el intermediario de crédito debe darte un plazo mínimo de siete días para estudiar la oferta; las legislaciones nacionales de algunos países de la UE conceden más tiempo.

En función del país donde solicitas su préstamo, puedes disponer de:

  • un periodo de reflexión para valorar si la oferta te conviene
  • un periodo durante el cual puedes rescindir el contrato de crédito ya firmado
  • una combinación de los dos.

Amortizar anticipadamente la hipoteca

Por lo general se puede devolver una parte o la totalidad de la deuda anticipadamente. Eso permite dejar de pagar intereses sobre las deudas pendientes, o cambiar a otra oferta hipotecaria más favorable, incluso de un entidad distinta.

Las normas nacionales son las que determinan en este caso si la entidad de crédito puede pedirte el pago de una compensación al reembolsar el préstamo hipotecario antes de lo previsto.

En cualquier caso, la compensación no puede ser mayor que la pérdida de ingresos del prestamista.

Seguros de crédito hipotecario, otros servicios

El seguro de crédito hipotecario entra en juego si tienes que hacer frente a circunstancias que te impiden la devolución de la deuda (fallecimiento, enfermedad o pérdida del puesto de trabajo).

Los proveedores de crédito pueden exigir que suscribas una póliza de seguro hipotecario.

Es posible que te propongan una póliza junto con el contrato de crédito hipotecario, pero nunca puede constituir una condición para obtener el crédito.

Siempre tienes libertad para buscar mejores condiciones en otras compañías de seguros, mientras el nivel de garantía ofrecido por las diferentes pólizas sea equivalente al exigido por el prestamista.

Este puede, no obstante, obligarte a abrir una cuenta corriente o de ahorro en su entidad, a partir de la cual deberás pagar el préstamo.

Consultas públicas
    ¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
    Ayuda y consejos

    En este caso, los 28 Estados miembros de la UE, más Islandia, Liechtenstein y Noruega

    Retour au texte en cours.