Recorrido de navegación

Actualizado : 08/07/2016

health

Utilizar una receta en el extranjero

Las recetas extendidas por los médicos de tu país son válidas en todos los países de la UE. Ahora bien, los medicamentos recetados en un país pueden no estar disponibles en otro o pueden llamarse de otra manera.

Pídele al médico que te haga una receta que se pueda utilizar en otro país de la UE (es lo que se conoce como "receta transfronteriza").

Determinados medicamentos pueden no estar autorizados o no existir en otros países, aunque pertenezcan a la UE.

Una receta con todos los datos

No existe un formato o modelo específico de receta utilizable en otro país de la UE. En la mayoría de los casos, las recetas que se usan habitualmente en tu país ya contienen la información necesaria para que puedas utilizarlas en otros países de la UE. Estos son los datos obligatorios:

  • Datos del paciente: apellidos y nombre completos y fecha de nacimiento
  • Fecha de emisión de la receta
  • Datos del médico prescriptor: apellidos y nombre completos, cualificación profesional, datos de contacto directo, dirección (incluido el país) y firma (escrita o digital)
  • Datos del medicamento prescrito: denominación común (en lugar de la marca comercial, que puede ser diferente en otro país), forma farmacéutica (comprimidos, solución, etc.), cantidad, dosis y pauta posológica.

Comprueba que figuren todos esos datos cuando le pidas al médico una receta para el extranjero o te receten en otro país un medicamento que vayas a comprar cuando vuelvas a casa. De ese modo, el farmacéutico del otro país de la UE podrá comprender fácilmente la receta e identificar correctamente el medicamento que necesitas y la dosis prescrita.

Las recetas están sujetas a la normativa del país en el que se sirven. Eso quiere decir que el farmacéutico debe aplicar las normas de su país a la hora de dispensar el medicamento (lo que puede afectar, por ejemplo, a la duración de la dosis autorizada).

Receta electrónica

Cuando el médico te extienda una receta electrónica que vayas a utilizar en otro país de la UE, debes pedirle un ejemplar en papel, ya que las recetas electrónicas pueden no estar reconocidas fuera de tu país de origen.

 

Ejemplo

Comprar medicamentos en el extranjero con recetas de tu país

Anna es alemana y va a pasar seis meses en Suecia por motivos de trabajo. Como tendrá que seguir tomando su medicación mientras esté en el extranjero, le pide al médico que le haga una receta utilizable en otro país de la UE. La receta del médico alemán le servirá para obtener sus medicamentos en la farmacia mientras esté en el extranjero.

Consultas públicas
¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
Ayuda y consejos

En este caso, los 28 Estados miembros de la UE, más Islandia, Liechtenstein y Noruega

Retour au texte en cours.