Herramientas de servicio

Selección de idiomas

Bandera de la UE

Recorrido de navegación

Menú

Actualizado : 16/03/2017

Matriculación e impuestos

Estancias temporales

Si mantienes tu residencia habitual en tu Estado miembro pero pasas menos de seis meses en otro país de la UE, no estás obligado a matricular tu vehículo ni a pagar el impuesto de matriculación allí: el vehículo seguirá matriculado en tu país de residencia. Ahora bien, es posible que tengas que pagar otros impuestos relacionados con el uso del vehículo en ese país (impuesto de circulación).

Si tu estancia en otro país de la UE es inferior a seis meses y no has matriculado el vehículo allí, legalmente no puedes ni prestarlo ni alquilarlo a residentes de ese país, que podrán conducirlo solo si vas tú también en el vehículo.

En cambio, sí puedes prestárselo a amigos o familiares que vengan a visitarte, siempre y cuando no sean residentes del nuevo país.

Si estás pensando en permanecer en otro país durante más de seis meses, lo normal es que debas establecer tu residencia en el nuevo país y tengas que matricular el vehículo allí a la mayor brevedad.

Traslado a otro país

Si te trasladas a otro país de la UE (con la intención de permanecer allí más de seis meses) y te llevas el coche, tendrás que matricularlo y pagar los impuestos y tasas aplicables en el nuevo país.

Tienes que matricular el coche lo antes posible y en cualquier caso antes de que transcurran seis meses desde la fecha de tu llegada. Te conviene informarte también sobre los trámites y documentos exigidos como justificantes para matricular el coche.

En algunos países, si te trasladas desde otro país de la UE puedes tener derecho a una exención del impuesto de matriculación si cumples una serie de requisitos y plazos. Antes de trasladarte a otro país, infórmate sobre las normas nacionales que se aplican allí.

Ejemplo

Si quieres ahorrar dinero, infórmate de las normas de antemano

Cristina, ciudadana española, ha encontrado trabajo en Portugal y se ha trasladado a ese país. Pero, como no sabía que había un plazo de seis meses, fue a matricular el coche ocho meses después de su llegada.

Le dijeron entonces que, si hubiera ido antes a matricular el coche, no habría tenido que pagar el impuesto de matriculación. Además, en Portugal el plazo empieza a correr cuando se abandona el país de origen, no cuando se llega a territorio portugués.

 

Excepciones al plazo obligatorio de seis meses

Estudiantes

Si estás en otro país solo para estudiar, puedes conducir tu coche sin necesidad de matricularlo o de pagar impuestos... mientras estés matriculado en un centro educativo del país. Pero estás obligado a matricular el coche si, como estudiante, empiezas a a trabajar durante tu residencia allí.

Antes de trasladarte, te conviene informarte de las normas aplicables en el país donde vas a estudiar  y comprobar si tienes que hacer algún trámite administrativo (por ejemplo, en algunos países hay que obtener un certificado de matriculación de la universidad o el centro educativo, que hay que llevar consigo al conducir) o cumplir determinadas condiciones para evitar problemas en los controles policiales.

En Dinamarca, que aplica normas especiales, como estudiante de la UE debes matricular tu vehículo, a menos que vivas allí menos de 365 días en un período de dos años. En ese caso, puedes solicitar el permiso de las autoridades danesas para conducir tu coche matriculado en otro país de la UE.

Ejemplo

Mathieu es francés y vive en Bélgica, donde hace un curso de posgrado de dos años de duración. Su coche sufre daños y acude a la policía para que levanten el atestado que tiene que presentar al seguro. Cuando la policía se da cuenta de que Mathieu lleva más de un año viviendo en Bélgica sin matricular el coche en el país, le comunican que su situación es irregular y que tendrá que pagar una multa.

Pero Mathieu puede demostrar que está matriculado en la Universidad de Amberes y que, como estudiante de otro país de la UE, no tiene obligación de pagar el impuesto de matriculación ni el de circulación en Bélgica.

Trabajadores transfronterizos

Eres trabajador transfronterizo (por cuenta propia o ajena) si trabajas a un lado de una frontera nacional pero vives al otro y vuelves a casa como mínimo una vez a la semana.

Si utilizas tu propio vehículo para desplazarte periódicamente entre tu país de residencia y tu país de trabajo, debes matricularlo y pagar los impuestos correspondientes en el país donde vives, pero no en el país donde trabajas.

Si utilizas un vehículo de empresa matriculado en el país donde trabajas, también podrás utilizarlo en el país donde vives sin necesidad de matricularlo allí. Consulta las condiciones que se aplican a la utilización de vehículos de empresa en la UE.

 

Más información sobre la matriculación de vehículos y los impuestos correspondientes y enlaces a las webs de las administraciones nacionales en:

La Comisión Europea no se hace responsable del contenido de webs externas.

Consultas públicas
    ¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
    Ayuda y consejos