Recorrido de navegación

Compartir en 
	Compartir en Facebook
  
	Compartir en Twitter
  
	Compartir en google+
  
	Compartir en linkedIn

Encontrar trabajo en el extranjero

Actualizado : 20/06/2014

work

Transferencia de prestaciones de desempleo

Por lo general, para cobrar el subsidio de desempleo tienes que estar en el país que paga las prestaciones. No obstante, bajo determinadas condiciones puedes ir a otro país de la UE a buscar trabajo y seguir recibiendo las prestaciones de desempleo del país en el que te quedaste en paro.

Puedes permanecer en otro país hasta 3 meses, pero los servicios de empleo del país que paga las prestaciones pueden permitir que estés fuera hasta 6 meses si lo solicitas.

Pero solo puedes hacerlo si:

  • estás en situación de desempleo total (no parcial ni intermitente) y
  • tienes derecho a recibir prestaciones de desempleo en el país en el que te quedaste en paro.

Antes de emprender viaje, tienes que:

  • haber estado inscrito como desempleado en busca de empleo en los servicios de empleo del país en el que te quedaste en paro un mínimo de cuatro semanas (puede haber excepciones)
  • solicitar un formulario U2 (antiguo formulario E 303) (autorización para exportar tus prestaciones de desempleo) a tu servicio nacional de empleo.

Esta autorización solo es válida para un país. Si deseas exportar tus prestaciones de desempleo a otro país, tienes que solicitar otro formulario U2. Pregunta en tu oficina de empleo si tienes que volver a tu país para solicitar la nueva autorización o si puedes hacerlo a distancia.

Al llegar al nuevo país, tendrás que:

  • inscribirte como demandante de empleo en los servicios nacionales de empleo en un plazo de siete días a partir de la fecha en que dejaste de estar registrado en los servicios de empleo del país del que te marchas
  • presentar el formulario U2 (antiguo formulario E 303) al inscribirte
  • aceptar todos los controles que el nuevo país exija a quienes solicitan prestaciones de desempleo como si fuera ese país quien te las paga.

Te recomendamos informarte sobre tus derechos y obligaciones como demandante de empleo en tu nuevo país. Pueden ser muy diferentes de los que tenías en el país donde te quedaste en paro.

Se te ingresará el mismo importe que antes directamente en tu cuenta corriente del país en que te quedaste en paro.

Si deseas mantener tu derecho a las prestaciones de desempleo, asegúrate de que regresas al país que paga tus prestaciones de desempleo antes o el mismo día que tu derecho expira.

Ten en cuenta que si procedes de Croacia, puede haber normas que limiten temporalmente tu derecho a trabajar en algunos de los demás países de la UE.

Quedarse en el extranjero más de tres meses

Si quieres quedarte en el extranjero más de tres meses, tendrás que solicitar una prórroga al servicio nacional de empleo del país en el que te quedaste en paro explicando los motivos. Es importante que les convenzas de que tienes posibilidades reales de encontrar trabajo en el país anfitrión. De lo contrario, pueden denegarte la concesión de la prórroga.

Pide la prórroga cuanto antes. Tienes que solicitar la prórroga antes de que finalice el periodo inicial de 3 meses.

Igualdad de trato

Si estás buscando trabajo en el extranjero, tienes los mismos derechos que los ciudadanos del país anfitrión en cuanto a:

  • acceso al empleo
  • asistencia de los servicios de empleo
  • ayuda económica para encontrar trabajo

Es posible que el nuevo país espere hasta que hayas establecido un vínculo real con su mercado de trabajo antes de concederte determinados tipos de ayuda económica a la búsqueda de empleo, tales como préstamos con intereses bajos para desempleados que crean su propio negocio. Estar en el país buscando trabajo durante un periodo de tiempo razonable podría considerarse un vínculo real.

¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda?

¿No has encontrado la información que necesitas? ¿Tienes un problema?

Footnote

En este caso, los 27 países de la UE, además de Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Retour au texte en cours.