Recorrido de navegación

Actualizado : 24/06/2014

shopping

Devolución de productos

14 días para retractarse de una compra

A partir del 13 de junio de 2014, en los contratos celebrados en la UE, tienes derecho a retractarte de una compra online o de compras efectuadas fuera de una tienda (por ejemplo, a un vendedor a domicilio, por teléfono o por correspondencia) en un plazo de 14 días.

Este "periodo de reflexión" finaliza 14 días después de la fecha de recepción de los productos. No obstante, si el periodo finaliza un día no laborable, el plazo se amplía hasta el día laborable siguiente.

Dentro de ese plazo puedes renunciar al pedido por cualquier motivo, aunque solo sea porque te lo has pensado mejor.

Para ejercer ese derecho, debes informar al vendedor claramente de tu decisión de anular la compra. Puedes adjuntar, por ejemplo, una declaración escrita a los productos que devuelvas por correo, o enviar un fax o un correo electrónico: no basta con devolver los productos. El vendedor debe proporcionarte un modelo de formulario de retractación que puedes utilizar (de manera optativa) para informarle de tu decisión.

El vendedor debe reembolsarte el dinero en un plazo de 14 días a partir de la recepción de tu notificación de retractación, pero puede aplazar la devolución si todavía no ha recibido los productos o la prueba de que los has devuelto. El reembolso debe incluir todos los gastos de envío que hayas abonado al hacer la compra. No obstante, el vendedor podrá cobrarte gastos de envío adicionales en caso de una modalidad de envío no habitual o entrega urgente. Tendrás que pagar los gastos de devolución de los productos.

Cuando se trate de productos voluminosos (como electrodomésticos grandes), el vendedor debe darte al menos una estimación del coste de la devolución. Dispones de un plazo de 14 días para devolver los productos, tras haber comunicado al vendedor tu intención de retractarte de la compra.

Comprueba si el vendedor te ha informado de que los gastos de devolución corren por tu cuenta durante el periodo de reflexión. Si no lo ha hecho, es él quien deberá asumirlos. En el caso de los productos voluminosos que se compran a domicilio y se reciben inmediatamente, el vendedor debe recogerlos y correr con los gastos.

¡Atención!

No olvides que no puedes utilizar los productos antes de renunciar a la compra. El derecho de retractación existe para permitirte examinar los productos de la misma forma en que lo harías en una tienda, no para que los utilices gratis durante 14 días.

Ten en cuenta también que se aplican normas específicas al contenido digital (como la descarga o la emisión en directo de música o vídeos).

Algunos productos están excluidos

El periodo de reflexión de 14 días no se aplica a determinados artículos, como:

  • billetes de avión y tren, entradas de conciertos y reservas de hotel para fechas específicas
  • alimentos y bebidas servidos habitualmente a domicilio (reparto de supermercados, por ejemplo)
  • artículos fabricados a medida o personalizados (un traje, un mueble, etc.)
  • soportes de datos precintados (como DVD) que se hayan abierto.

 

Ejemplo

No todas las compras pueden ser anuladas

Jane compró por internet una entrada para un concierto de U2 en Irlanda. Pero al día siguiente se dio cuenta de que no iba a estar en el país el día del concierto e intentó anular la compra. Sin embargo, el vendedor online se negó a anularla y devolverle el dinero.

Las leyes de la UE te permiten renunciar a las compras realizadas por internet o a través de otros métodos de venta a distancia, como el teléfono o la correspondencia, en un plazo máximo de 14 días. Sin embargo, algunos "contratos a distancia" no te autorizan a retractarte de la compra.

 

Es el caso de las reservas de vacaciones, alojamiento y ocio para fechas específicas.

 

Las ventas entre particulares también están excluidas

Si compras un producto a un particular en lugar de a una empresa, la operación no está sujeta a la misma legislación de protección de consumidores y no existe el derecho legal a renunciar a la compra en un plazo de 14 días.

Contratos de servicios

También puedes retractarte de un contrato de servicios (con una compañía telefónica, por ejemplo) contraído por internet o con un vendedor a domicilio. Dispones para ello de un plazo de 14 días tras la celebración del contrato.

Si deseas que la empresa empiece en ese momento a prestar el servicio (conectar el teléfono, por ejemplo), sin esperar que finalice el plazo de 14 días, deberás solicitarlo expresamente. Si, a pesar de todo, decides retractarte después de haber empezado a recibir el servicio, debes pagar por el tiempo que lo hayas utilizado. Por el contrario, si el contrato de servicios ha sido ejecutado en su totalidad (por ejemplo, para pintar una habitación) antes de finalizar el plazo de 14 días, ya no tienes derecho a la retractación.

Reparaciones urgentes: no hay posibilidad de retractación

Se aplican normas específicas a las pequeñas empresas y a los trabajadores manuales (fontaneros, etc.). No tienes derecho a retractarte si has contratado reparaciones o trabajos de mantenimiento urgentes. Por ejemplo, si llamas a un fontanero para que repare un grifo que pierde agua, no podrás anular el trabajo una vez acordado el precio del servicio.

Ayuda y asesoramiento

Ayuda y asesoramiento

¿No has encontrado la información que necesitas? ¿Tienes un problema?

Footnote

en este caso, los 28 Estados miembros de la UE + Islandia, Liechtenstein y Noruega

Retour au texte en cours.