Portal Europeo de la Juventud

Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

© fotolia.com - Kirill Kedrinski

Independizarte

Irse de casa por primera vez nunca es fácil. Te damos aquí algunos consejos básicos para evitar problemas.

Según una encuesta reciente de Eurostat, la mayoría (55,6%) de los europeos de entre 20 y 29 años viven aún con sus padres.

 

Buscar piso

Antes de irte, mientras aún vivas en casa, asegúrate de que el alquiler de tu nueva vivienda sea razonable. Los alquileres varían mucho en los distintos países (y ciudades). Puedes comparar los alquileres medios en Europa en Global Property Guide. Eurostat también tiene algunas estadísticas generales de la vivienda en Europa.

 

Cuando elijas barrio, piensa en la seguridad, el tiempo que tardarás en llegar al trabajo o a la universidad y los transportes. Si estás pensando en ir al extranjero, encontrarás más consejos en este otro artículo.

 

Si quieres compartir piso, busca compañeros que tengan un estilo de vida parecido al tuyo (¿te gustan las fiestas o te pasas el día estudiando?). Ve a saludar a tus vecinos. Te pueden ayudar si hay algún problema.

 

Compruébalo todo

Asegúrate de que tu dormitorio tenga buena calefacción y luz natural y esté bien aislado acústicamente. Comprueba que las puertas cierren bien y que los acabados sean de buena calidad (por ejemplo ventanas de doble cristal y de PVC) y estén en buen estado. Cuando entres en el piso, fíjate dónde está el interruptor general de la electricidad por si se te corta la corriente.

 

Lee atentamente el contrato, incluso la letra pequeña. Comprueba si el alquiler incluye los gastos, si te puedes ir antes de terminar el contrato y si los muebles (si se mencionan en el contrato) están en buenas condiciones. Si no entiendes el lenguaje jurídico, pide que te lo expliquen claramente o pregunta a alguien de tu confianza. Más información sobre tus derechos de consumidor.

 

Cuida de tu casa

El estado de tu casa puede afectar a tu salud. Limpia y aspira periódicamente para evitar problemas respiratorios y saca la basura por lo menos una vez a la semana (entérate de qué días la recogen).  Cierra todas las puertas y ventanas cuando salgas y contribuye a proteger el medio ambiente no desperdiciando electricidad o agua.