Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Participar en el Servicio Voluntario Europeo desde los Balcanes Occidentales

Jela Radovic fue voluntaria europea en Italia hace unos años. Ahora dirige una de las cinco organizaciones acreditadas del Servicio Voluntario Europeo (SVE) en Montenegro. Así se llega a ser voluntario europeo.

¿Cómo se relaciona tu organización con el SVE?

Jela.- Nuestra asociación, el Centar za obrazovanje i odgoj Don Bosko de Podgorica (Montenegro), envía jóvenes al extranjero dentro del SVE y acoge a jóvenes de otros países. Por ejemplo, uno de nuestros voluntarios montenegrinos está ahora en España con el SVE y aquí tenemos un joven voluntario que viene de Francia. También enviamos a personas que quieren participar en programas de Erasmus+, como seminarios, actividades de formación o intercambios juveniles, y promovemos el programa en la Universidad o en escuelas de idiomas.

 

¿Qué tiene que hacer un joven que quiera participar en el SVE?

Jela.- Las organizaciones que envían gente, como la nuestra, tienen un punto de contacto. Quienes quieran participar pueden ponerse en contacto con nosotros, o con cualquiera de las organizaciones del país, para concertar un encuentro e informarse mejor del programa. Otra posibilidad es buscar los proyectos y las organizaciones acreditadas del SVE por internet, en la base de datos de voluntariado, y ponerse en contacto con las que les interese. Pueden mandar su currículum y una carta de motivación y esperar la respuesta de la organización. Pero aconsejaría a los voluntarios que tengan paciencia e insistan, ya que a veces el proceso puede llevar varios meses. Una vez encuentren un proyecto, pueden ponerse en contacto con nosotros, o con otra organización que envíe voluntarios en el país, para rellenar la solicitud.

 

¿Cómo se obtiene el visado para un SVE de larga duración?

Jela.- Las organizaciones de origen y de destino se ocupan de ello junto con el voluntario. La organización de destino nos envía todos los documentos del acuerdo de voluntariado, los traducimos a nuestra lengua y el voluntario debe presentarlos en la embajada correspondiente. Todo ello lleva un tiempo y hay que coordinar a varias personas, pero al final todo sale bien.

 

Uno que no hable bien inglés, ¿puede participar en el SVE?

Jela.- Sí. Precisamente enviamos a los Países Bajos, para un SVE de corta duración (enlace), a dos personas que tenían dificultades con los idiomas: nunca habían estado en el extranjero ni habían tenido la oportunidad de aprender inglés. De todas formas, su experiencia fue muy positiva: no solo mejoraron su inglés sino que adquirieron autoestima y volvieron con muchas ideas para colaborar con nuestra organización a escala local. También se puede pedir ayuda para aprender idiomas antes de empezar el SVE.

 

¿Cómo cambió tu vida el SVE?

Jela.- En el aspecto personal, vivir en un país con gente que no conoces es un reto y, al mismo tiempo, una experiencia increíble. A veces la gente es reacia a hacer una labor de voluntariado, pero no todo es cuestión de dinero. El SVE te aporta cantidad de beneficios. Decidí ir a Italia porque había estudiado italiano en la Universidad. Me motivaba mucho ir a un sitio donde pudiera hablar la lengua que había aprendido. Estuve en una organización que se ocupaba de información para jóvenes. Colaborando en las tareas diarias de la asociación aprendí muchas cosas: por ejemplo a redactar proyectos europeos o a organizar actividades para jóvenes.  Antes de participar en el programa trabajaba en un hotel y no sabía nada del sector de las ONG, y el SVE cambió mi vida profesional. Cuando volví empecé a trabajar en una organización redactando proyectos infantiles y ahora soy coordinadora de esta ONG y ayudo a los demás a participar en el SVE. 

Publicado: Jue, 23/06/2016 - 10:30


Tweet Button: 

Enlaces


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos