Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Bullying o acoso escolar

bullying
@fotolia.com
En general las palabras bullying o acoso escolar se oyen mucho más que antes. ¿Qué es bullying o acoso escolar exactamente? ¿Cómo puedes enfrentarlo?

¿Qué es bullying o acoso escolar?

Bullying es una forma de maltratar a alguien. En muchos casos los métodos son intimidación, tiranización, aislamiento, amenaza e insultos. Depende del tipo del acoso pero también pueden ser peleas. Es una manera de intimidar o dominar al otro. Normalmente se hace daño físico o emocional y el resultado para la víctima es baja autoestima, ansiedad, depresión, dificultades en su integración y concentración en la clase o problemas en el aprendizaje. La forma de violencia puede proseguir durante meses o años sin que nadie lo note. Normalmente la víctima se queda callado porque tiene miedo de sus agresores.

 

Tipos de bullying

  • Bullying físico: significa que el daño que hacen es corporal p. e. golpes, empujones, abuso sexual, …
  • Bullying verbal: son acciones no corporales p. e. insultar, amenazar, difundir chismes, bromas, …
  • Bullying psicológico: pueden ser agresiones o exclusiones
  • Cyberbullying: se realiza a través de correos, blogs, páginas, chats, mensajes, …

 

Bullying en los colegios

Según un informe de UNICEF de Bienestar infantil en los países ricos, un panorama comparativo  el porcentaje de bullying de niños de 11, 13 y 15 años es del 15%. Comparado con el porcentaje de niños que se pelean es bastante alto porque han peleado 55 % de los niños en los últimos 12 meses al menos una vez.

 

Los indicadores de acoso escolar de los niños son: falta de ganas a ir a la escuela además otros pueden ser: faltar en clase, falta de apetito o depresiones. Los efectos del acoso pueden ser tan graves que el niño tiene dolor de cabeza, pesadillas u otras enfermedades.

 

¿Hay soluciones por el acoso escolar?

Como maestro/a intentar ofrecer un entorno seguro y vigilar los comportamientos de los estudiantes. Si se nota un abuso se habla con los niños/as afectados/as y se intenta a mejorar la situación.  
Los padres tienen que observar la actitud de sus hijos para encontrar señales de acoso que hemos mencionado antes. Si los estudiantes distinguen un acoso deberían informar a los padres, los maestros o a un adulto de confianza que pueden ayudarles o hacer algo contra la violencia. Las victimas deberían estar acompañados siempre y evitan las situaciones críticas.

 

Fuente: http://www.unicef.es/actualidad-documentacion/publicaciones/report-card-n%C2%BA-11-bienestar-infantil-en-los-paises-ricos

Escrito por el Multiplicador Eurodesk, Europa Joven Madrid

Publicado: Vie, 24/05/2013 - 13:30


Tweet Button: 


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos