Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Las ventajas de participar en una asociación juvenil

Si buscamos el concepto de participación en diferentes diccionarios, encontramos una definición común: es el hecho de tomar parte en algo, compartir, tener las mismas opiniones, ideas, etc., que otras personas.

Participar es tener, integrarse, intervenir, implicarse en pro de un objetivo común, en el que un grupo de individuos se organizan, estableciendo prioridades según sus necesidades.
 

Si bien, esto no significa que la participación sea cosa sólo de un público adulto. Todos los ciudadanos sabemos la importancia que tiene la participación activa de la juventud en la sociedad.
 

Es cierto que los jóvenes poseemos valores y hábitos diferentes, distintos tiempos y estilos de comunicación, distintos niveles y tipos de experiencia en cuanto a los adultos, pero hay que destacar las habilidades, el talento y el potencial y sobre todo, las ganas de aprender.
 

Para que la participación activa juvenil sea posible, debemos tener el derecho, los medios, el espacio, la oportunidad y, cuando sea necesario, el apoyo para participar e influir en las decisiones, y para tomar parte en acciones y actividades encaminadas a construir una sociedad mejor. Así lo recoge el Preámbulo de la Carta Europea sobre la participación de los jóvenes en la vida local y regional.
 

Así, una manera de llevar a cabo la participación juvenil es a través del asociacionismo.  Crear una asociación, por ejemplo en el instituto, lleva a los jóvenes a crear lazos y a crear una estructura desde la que ellos mismos pueden intervenir. Es una manera de poder ejercer de manera activa su condición de ciudadanos y ciudadanas, de intervenir en la vida social, económica y cultural de su entorno, en este caso dentro del instituto.
 


El asociacionismo juvenil fomenta la cultura participativa, provocando una implicación activa y responsable, adquiriendo los participantes un compromiso social en pro del objetivo que les une. Asimismo, son múltiples las ventajas que conlleva el asociacionismo juvenil. En primer lugar, permite que los y las jóvenes sean escuchados/as, estimulando así sus enfoques e ideas. Permite también desarrollar nuevas capacidades y a responsabilizarse de sus propios actos y decisiones. Mediante las asociaciones, pueden hacer llegar sus sugerencias, reivindicaciones y colaborar en distintos ámbitos.
 

En general, permite ganar más confianza en los jóvenes y estimular su participación en la sociedad. De esta manera, los adultos aprenden a reconocer el talento y el potencial de la juventud, creándose oportunidades de compartir experiencias y conocimientos.
 

Escrito por Ana J. García

Multiplicador Cualificado Eurodek, Villa del Río

Publicado: Lun, 12/01/2015 - 10:17


Tweet Button: 


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos