Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Declaración

Movilidad laboral justa: la Comisión acoge con satisfacción el acuerdo sobre la Autoridad Laboral Europea

Estrasburgo, 14 de febrero de 2019

La Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo han alcanzado hoy un acuerdo provisional sobre la propuesta de la Comisión de crear una Autoridad Laboral Europea (ALE). El presidente Juncker anunció por primera vez la creación de una Autoridad Laboral Europea en septiembre de 2017. Este nuevo organismo de la UE apoyará una movilidad laboral justa en el seno de la UE, de forma que los ciudadanos y las empresas puedan aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado único, al tiempo que apoyará la cooperación entre las autoridades nacionales, en particular para prevenir y combatir el fraude social y los abusos. El presidente Juncker acogió con satisfacción el acuerdo con la siguiente declaración:

«Con el Pilar europeo de Derechos Sociales, enraizamos una fuerte dimensión social en el futuro de la Unión Europea. Hoy damos otro gran paso adelante en el cumplimiento de nuestro compromiso en pro de una Europa más social. Con 17 millones de europeos que hoy viven o trabajan en otro Estado miembro de la UE, ha llegado el momento de que la Autoridad Laboral Europea apoye a los ciudadanos que se desplazan, facilite el trabajo de nuestros Estados miembros y garantice la equidad y la confianza en nuestro mercado único. En los últimos años hemos avanzado mucho en cuanto a normas más justas en materia de movilidad laboral. La nueva Autoridad nos ayudará a hacer que funcionen en la práctica.» 

Marianne Thyssen, comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, ha añadido:

«Siempre he dicho que necesitamos normas de movilidad laboral claras, justas y que puedan hacerse cumplir. El acuerdo alcanzado hoy sobre la Autoridad Laboral Europea es la guinda del pastel de un mercado laboral europeo justo. Servirá a la doble misión de ayudar a las autoridades nacionales a luchar contra el fraude y los abusos y de facilitar la movilidad a los ciudadanos.

El acuerdo de hoy es el resultado de negociaciones muy rápidas y constructivas, que muestran que Europa puede tomar decisiones y actuar con celeridad para abordar los problemas. Desearía dar las gracias a Jeroen Lenaers, ponente del Parlamento Europeo, y a la Presidencia rumana, que actúa en nombre del Consejo. Ahora este acuerdo debe confirmarse rápidamente para garantizar que la Autoridad Laboral Europea pueda iniciar sus actividades este año y sea plenamente operativa pronto. Se trata de un paso crucial en pro de una Europa más social y justa».

Próximas etapas

El acuerdo se someterá a la aprobación del Comité de Representantes Permanentes (Coreper) del Consejo. Una vez que los Representantes Permanentes de los Estados miembros confirmen el acuerdo, este se someterá a una votación final en el pleno del Parlamento Europeo.

Contexto

El presidente Juncker propuso por primera vez crear una Autoridad Laboral Europea en su Discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento Europeo de 13 de septiembre de 2017: «Debemos asegurarnos de que todas las normas de la UE sobre movilidad laboral se apliquen de forma equitativa, sencilla y eficaz mediante un nuevo organismo europeo de inspección y control del cumplimiento. Es absurdo tener una Autoridad Bancaria para vigilar las normas bancarias y, en cambio, no tener una autoridad laboral común para garantizar la equidad en nuestro mercado único».

En la actualidad, unos diecisiete millones de ciudadanos europeos viven o trabajan en otro Estado miembro, el doble que hace una década. La UE ha desarrollado un corpus legislativo importante que regula diferentes aspectos de la movilidad, y en particular el desplazamiento de trabajadores y la coordinación de la seguridad social. Sin embargo, hacer que se cumplan de forma efectiva las normas de la UE en todos los Estados miembros es una tarea compleja que requiere que las autoridades nacionales cooperen e intercambien información entre sí de forma estructurada, y que exige también contar con recursos para la realización de actividades comunes, como organizar inspecciones conjuntas o formar personal nacional para hacer frente a asuntos de ámbito transfronterizo. 

Para abordar estas cuestiones, la Autoridad Laboral Europea (ALE), propuesta por la Comisión en marzo de 2018, llevará a cabo las siguientes actividades:

· ayudar a los Estados miembros a proporcionar información y servicios a los ciudadanos y a las empresas;

· facilitar la cooperación y el intercambio de información entre los Estados miembros y prestarles apoyo mediante inspecciones concertadas y conjuntas, a fin de luchar contra el fraude, los abusos y el trabajo no declarado;

· mediar entre los Estados miembros en caso de litigio.

La Autoridad Laboral tendrá la responsabilidad de dar apoyo a la red europea de servicios de empleo (Eures) y asumirá y reforzará las actividades de la plataforma europea para intensificar la cooperación en la lucha contra el trabajo no declarado.

Sus actividades estarán relacionadas con la legislación sobre movilidad laboral y desplazamiento de trabajadores, con la coordinación de la seguridad social y con la normativa específica en el sector del transporte por carretera.

No se crearán nuevas competencias a nivel de la UE, y los Estados miembros seguirán siendo plenamente responsables de hacer cumplir la normativa en los ámbitos laboral y de la seguridad social. El valor añadido de la Autoridad consiste en facilitar la cooperación entre los Estados miembros, racionalizar las estructuras existentes y proporcionar apoyo operativo, a fin de garantizar una aplicación más eficiente de la normativa, en beneficio de los ciudadanos, las empresas y las autoridades nacionales. 

Este ejercicio de racionalización también aportará ventajas financieras, ya que la racionalización de los organismos existentes a nivel de la UE permitirá economizar recursos. Por otra parte, con el apoyo de la Autoridad Laboral, los Estados miembros podrán recaudar las cotizaciones a la seguridad social de manera íntegra y de forma más eficiente que hasta ahora. Por último, al prestar apoyo técnico y logístico, la Autoridad reducirá la carga de los Estados miembros. A este respecto, se prevé que los beneficios financieros compensen muchos de los costes de funcionamiento de la Autoridad, cuyo presupuesto anual estimado será de unos 50 millones de euros. Su plantilla será de unas ciento cuarenta personas, de las cuales sesenta serán expertos enviados en comisión de servicios por sus Estados miembros, en particular para la función de funcionarios de enlace nacionales.

Información complementaria

Ficha informativa: Pilar europeo de derechos sociales: hacia una movilidad laboral justa: La creación de una Autoridad Laboral Europea

NOTA INFORMATIVA: Preguntas y respuestas sobre la Autoridad Laboral Europea (tras el acuerdo provisional de 5 de febrero de 2019)

Comunicado de prensa: La Comisión adopta propuestas relativas a la Autoridad Laboral Europea y al acceso a la protección social

Siga a Marianne Thyssen en Facebook y Twitter.

Suscríbase al boletín gratuito por correo electrónico de la Comisión Europea sobre empleo, asuntos sociales e inclusión.

 

STATEMENT/19/844

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar