Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL IT PT EL

Mediante esta decisión,  la Comisión Europea concedió una ayuda humanitaria
de  50 millones  de  ecus [1]  en  favor  de  las poblaciones  ruandesas  y
burundesas en Ruanda, Burundi, Tanzania, el Zaire y Uganda.

Se  han concedido  45  millones  de ecus  con  cargo  al Fondo  Europeo  de
Desarrollo Regional  (artículo 254 del  Convenio de Lomé).  Forman parte de
la dotación  de 150  millones de  ecus concedida  por el  Consejo en  julio
pasado (véase  IP/94/693)  para  la  ayuda  humanitaria  en  favor  de  las
víctimas del conflicto, dotación ésta de la que la Comisión ya ha  asignado
80 millones de ecus [2].

Esta decisión  servirá para continuar  durante seis meses  el plan regional
en favor de las poblaciones  refugiadas y repatriadas, y para continuar  la
asistencia humanitaria a las poblaciones desplazadas.

Los  5 restantes  millones de  ecus se  conceden  con cargo  al presupuesto
general comunitario y servirán para financiar las acciones  humanitarias en
favor de las personas desplazadas de Burundi.

Número  y  localización  de  las  personas  a  las  que se  deberá  prestar
asistencia

En Ruanda,  de los 1,8 millones  de personas desplazadas, 400.000  viven en
campamentos  en el  sudoeste del  país, en  las prefecturas de  Gikongoro y
Cyangugu. Pocas  de ellas desean regresar actualmente  a su región debido a
la inseguridad y a las difíciles condiciones de vida que temen encontrar.

La rápida  aplicación  de un  programa  de  acciones de  rehabilitación  en
Ruanda de  67 millones de ecus, tal  como lo recomendó el  Consejo de 25 de
noviembre  de 1994, programa  éste que incluye el  envío de observadores de
derechos humanos,  un apoyo a los sectores  de la salud y  la enseñanza y a
las   estructuras   productivas  (exportación,   transporte,  importación),
debería permitir reactivar el regreso de las personas desplazadas.

Por  otra  parte,  450.000  refugiados  ruandeses han  regresado  al  país,
350.000 de los cuales (tutsi) eran refugiados desde hacía mucho tiempo.

En  Burundi,  el número  de  refugiados  ruandeses asciende  actualmente  a
250.000,  el de  repatriados burundeses  a 450.000  y  el de  desplazados a
560.000,  lo que  eleva a  1.260.000 el  número  de personas  a las  que se
deberá prestar asistencia en este país.

El  Zaire cuenta  con 120.000 refugiados  burundeses y 1.150.000 refugiados
ruandeses (de ellos 850.000 en Goma y 300.000 en Bukavu).

En  Tanzania   hay  500.000  refugiados   ruandeses  y   60.000  refugiados
burundeses, mientras que Uganda cuenta con 10.000 refugiados.

En total, más de 5 millones de personas requieren asistencia humanitaria.

Naturaleza de la acción humanitaria emprendida

Por lo que respecta a  los refugiados que viven en campamentos, se prestará
asistencia básica y  se atenderá a  la cobertura básica de  las necesidades
prioritarias  en los  campos  de la  alimentación,  el agua,  la salud,  el
saneamiento y los servicios comunitarios.

Se  emprenderá una  acción relativa a  las infraestructuras a  fin de hacer
frente a los  problemas vinculados a una  gran concentración de  refugiados
durante un  largo período, que  tendrá por  objetivo abastecer de  agua los
campamentos de  Tanzania y descongestionar los campamentos superpoblados de
Goma y Ngara.

En  cuanto a los desplazados, la  ayuda contempla continuar la asistencia a
los que viven  en campamentos mediante una  ayuda alimentaria, sanitaria  y
médica. Por lo  que respecta a los menores no  acompañados y los huérfanos,
la ayuda permitirá la creación de centros de acogida  que se harán cargo de
ellos.

El   restablecimiento   del   funcionamiento   de    las   infraestructuras
comunitarias (agua, saneamiento, salud) estimula a las familias  a volver a
sus hogares y  reemprender una vida normal.  Al reinstalarse, las  familias
reciben bienes de primera necesidad, herramientas agrícolas y semillas.

Distribución de la ayuda

La ayuda  de 45  millones de ecus  con arreglo al  artículo 254  del Cuarto
Convenio de Lomé se distribuye del siguiente modo:

- 25 millones de  ecus asignados por  el Alto Comisionado  de las Naciones
  Unidas para  los Refugiados a las operaciones  humanitarias destinadas a
  los refugiados y los repatriados;

- 3 millones  de ecus asignados por la Federación Internacional de la Cruz
  Roja  a  las  acciones  emprendidas  en  la  región  por  las sociedades
  nacionales de los Estados miembros;

- 15,5 millones de  ecus para  las Organizaciones  No Gubernamentales  que
  trabajan en Ruanda;

- 1,5 millones de ecus para la evaluación y la asistencia técnica.

Los 5 millones de  ecus de  ayuda con cargo  al presupuesto anual  servirán
para la  realización de las  acciones emprendidas por  las ONG en favor  de
las personas desplazadas en Burundi.

Si nos remontamos a  la crisis burundesa desencadenada el 21  de octubre de
1993, tras  el asesinato del  presidente burundés N'Dadaye,  la Comisión ha
concedido 248.430.000  ecus (alrededor  de 305  millones de  USD) de  ayuda
humanitaria  en   favor  de  las   poblaciones  burundesas  y   ruandesesas
(refugiadas, repatriadas y desplazadas) en la región.

[1]    1 ecu = aprox. 1,24 USD

[2]    En  julio de 1994,  la Comisión había concedido  75 millones de ecus
       de ayuda para  la aplicación  del plan  global regional,  coordinado
       por el Alto  Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.
       En septiembre  de 1994 se  concedieron 5  millones de  ecus para  la
       rehabilitación urgente del agua y de la electricidad en Ruanda.

* * *

Side Bar