Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Los comisarios Miguel Arias Cañete, Karmenu Vella y Carlos Moedas acogen favorablemente el informe de las Naciones Unidas sobre los océanos y el cambio climático

Bruselas, 25 de septiembre de 2019

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha hecho público hoy su informe especial sobre el impacto del cambio climático en los océanos y la criosfera (las partes congeladas de nuestro planeta). El informe proporciona a los responsables políticos de todo el mundo una base científica sólida para sus esfuerzos por modernizar la economía, hacer frente al cambio climático y abordar su impacto en los océanos, fomentar el desarrollo sostenible y erradicar la pobreza.

Los comisarios Miguel Arias Cañete, de Acción por el Clima y Energía, Karmenu Vella, de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca y Carlos Moedas, de Investigación, Ciencia e Innovación, han acogido favorablemente el informe, por considerarlo una llamada de atención a la comunidad internacional para luchar cuanto antes contra el cambio climático y sus efectos en los océanos.

«Las conclusiones de este nuevo informe son claras: el calentamiento global provocado por la actividad humana nos está cambiando radicalmente los océanos, que se recalientan, se acidifican y contienen menos oxígeno. El nivel del mar sube mucho más rápido de lo previsto.

Los efectos de este entorno cambiante son devastadores para los ecosistemas marinos frágiles como los arrecifes de coral, las praderas submarinas o los bosques de algas. Está en peligro la seguridad alimentaria de las personas que viven de la pesca. Las comunidades costeras tendrán que enfrentarse con más frecuencia a fenómenos extremos, como olas de calor marinas e inundaciones.

En cambio, unos océanos saludables también pueden aportar soluciones al cambio climático, absorbiendo la mayor parte del calor y el CO2 excesivos que nuestra sociedad moderna produce, así como proporcionando alimentos sostenibles y energías renovables.

Y los océanos solo pueden seguir siendo saludables si limitamos el calentamiento global a 1.5°C. Por todo ello, la Unión sigue abogando encarecidamente por una aplicación ambiciosa del Acuerdo de París. Ya en noviembre de 2018 presentó la UE su estrategia para convertirse, antes de 2050, en una economía con cero emisiones netas de carbono; el presente informe es otro llamamiento urgente para actuar, que subraya lo importante que es actuar por esta vía sin vacilaciones.

La UE actúa también para abordar el vínculo existente entre el cambio climático y los océanos a través de su estrategia para la gobernanza de los océanos. La Comisión ha puesto en marcha asimismo una misión de investigación e innovación sobre océanos saludables que encuentre soluciones para preservar estos valiosos ecosistemas.

El informe del IPCC nos presenta los hechos innegables, los datos probatorios científicos, de cómo está cambiando el clima y cómo nos afecta a todos. Ahora nosotros, como políticos, tenemos que plasmar estos hechos en acción».

 

Contexto

La UE, el cambio climático y los océanos

En el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático, la UE se ha comprometido a reducir al menos un 40 % las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030. Se trata de una inversión en nuestra prosperidad y en la sostenibilidad de la economía europea. La Unión ha creado un marco reglamentario moderno y avanzado que siente las bases para la transición hacia una energía limpia, persiguiendo el objetivo de la Comisión Juncker de convertirse en un líder mundial en el ámbito de las energías renovables y de priorizar la eficiencia energética. Por ejemplo, de aquí a 2030, el 32 % del consumo energético de la UE procederá de fuentes renovables. Con las medidas actualmente en vigor, puede incluso ser que la Unión supere ese objetivo y consiga reducir sus emisiones en un 45 %. De ellas forma parte la energía oceánica, ya sea eólica, undimotriz o mareomotriz. La Unión es el líder mundial en tecnologías de energía oceánica.

Entre otras medidas relacionadas con el clima y los océanos figura la creación de zonas marinas protegidas (ZMP). Las ZMP favorecen la adaptación al cambio climático y su mitigación, al tiempo que prestan otros servicios al ecosistema. Protegen los hábitats costeros (arrecifes de coral, manglares, humedales), reducen la exposición humana a los riesgos del cambio climático y actúan como infraestructuras naturales (por ejemplo, protección contra las tormentas). En 2018, la Unión alcanzó el objetivo de las Naciones Unidas de proteger el 10 % de sus aguas como ZMP, dos años antes de la fecha límite de 2020.

El IPCC

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es el organismo de las Naciones Unidas responsable de evaluar la ciencia relacionada con el cambio climático. Cientos de destacados expertos de todo el mundo elaboran sus informes, que se basan principalmente en bibliografía científico-técnica publicada con revisión científica externa.

Más información

Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC)

Enlace al informe

Un planeta limpio para todos: estrategia a largo plazo en el sitio Europa, que incluye el texto de la Comunicación de la Comisión

Estrategia para la gobernanza de los océanos

Más información sobre la investigación y el clima en la UE

IP/19/5869

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar