Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

El estudio sobre la evolución social y del empleo en Europa refleja más empleo, menos pobreza y un mundo del trabajo cambiante

Bruselas, 20 de diciembre de 2016

Los resultados que arroja el último estudio anual sobre la Evolución Social y del Empleo en Europa (ESDE), que se publica hoy, son alentadores.

Se han creado alrededor de tres millones de puestos de trabajo, y el aumento del empleo ha hecho retroceder a la pobreza. No obstante, las cifras de desempleo siguen siendo altas y presentan grandes disparidades entre los Estados miembros. Los mercados laborales y la sociedad tienen que adaptarse a las nuevas formas de trabajo.

Los principales temas que aborda el estudio ESDE de este año son el empleo como instrumento de lucha contra la pobreza, la digitalización y los cambios en el mundo laboral, el papel del diálogo social, las disparidades entre los distintos Estados miembros y la integración de los refugiados en el mercado de trabajo.

Marianne Thyssen, Comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, ha manifestado: «Este estudio anual muestra que nuestros esfuerzos de los últimos años están dando frutos. Nuestras economías siguen creando puestos de trabajo y la renta disponible de los hogares va en aumento. Sin embargo, hay muchas personas que son pobres aunque trabajen, lo que demuestra que no solo es cuestión de crear empleo, sino de crear empleo de calidad. Además, la sociedad y los mercados laborales están cambiando, debido a la llegada de nuevas tecnologías y formas de trabajo novedosas. Esto brinda nuevas oportunidades, pero también nuevos retos, y hemos de cuidar de que nadie se quede atrás. Con el pilar europeo de derechos sociales y con las nuevas iniciativas en el marco de nuestra Nueva Agenda de Capacidades, vamos a hacer frente a estos retos con decisión.»

Avanza el empleo y retrocede la pobreza

El número de europeos con trabajo fue el más alto que jamás se haya medido, pues alcanzó los 232 millones. En el último año se han creado tres millones de puestos de trabajo, la mayoría de ellos permanentes. Por regla general, el empleo a tiempo completo protege eficazmente a las personas contra la pobreza. El porcentaje de la población de la UE que se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social (23,7 %) es el más bajo de los últimos cinco años.

Sin embargo, un 8,3 % de los europeos todavía están desempleados (según datos de octubre de 2016), y el estudio pone de relieve lo difícil que era volver a trabajar en los años posteriores a la crisis (2008-2013): solo una de cada ocho personas desempleadas consiguió encontrar un empleo permanente a tiempo completo en un plazo de tres años. El desempleo juvenil, que aún supera el 20 %, sigue siendo una grave preocupación.

Cambios en el mundo laboral

La futura evolución del trabajo está marcada por la creciente digitalización de la economía, en particular por la aparición de plataformas digitales y de la economía colaborativa, que ofrecerán nuevas oportunidades de trabajo, principalmente en forma de actividades por cuenta propia. La inversión en TIC puede haber sido responsable de un tercio del crecimiento económico de la UE entre 2005 y 2010, aunque en el sector de las TIC siguen sin cubrirse muchas vacantes. Para aprovechar plenamente los beneficios de la digitalización es fundamental invertir en las capacidades.

Convergencia y divergencia en la UE

Hay signos alentadores de una convergencia renovada, después de que las disparidades aumentaran considerablemente tras la profunda recesión de 2009. Sin embargo, persisten diferencias muy importantes, y tanto los mercados de trabajo como las políticas e instituciones de protección social de la UE han tenido reacciones muy diferentes ante las perturbaciones económicas.

La integración de los refugiados en la sociedad y en los mercados de trabajo

Durante el año 2015 y los nueve primeros meses de 2016, los Estados miembros recibieron cerca de 2,2 millones de solicitudes de asilo. Pero, a la hora de integrarse en nuestros mercados laborales, los refugiados se enfrentan a obstáculos, como bajos niveles educativos o capacidades lingüísticas insuficientes. Invertir en la educación de los refugiados y en sus capacidades lingüísticas y facilitar el reconocimiento de sus capacidades será esencial para facilitar su integración en el mercado laboral. De este modo se contribuirá a reforzar el capital humano de la UE en un contexto de envejecimiento de la sociedad.

El desarrollo de capacidades para el diálogo social

Como estas nuevas formas de empleo pueden difuminar los límites entre empleadores y trabajadores, los interlocutores sociales y el diálogo social van a tener un nuevo papel a la hora de abordar los retos del mercado de trabajo actual. El estudio ESDE señala cómo pueden los interlocutores sociales responder eficazmente a estos retos, representando a estos nuevos tipos de trabajadores y empleadores y colaborando con las autoridades públicas. Por ejemplo, en varios Estados miembros, las nuevas formas de empresas digitales, como Uber y sus trabajadores asociados, tienen una presencia cada vez mayor entre los interlocutores sociales.

Contexto

En el estudio ESDE se analizan las últimas tendencias en materia social y de empleo y se reflexiona sobre los retos futuros y las posibles respuestas políticas. Es el principal informe de la Comisión en el que se aportan datos y análisis y se pasa revista a las tendencias y los retos futuros.

Hay muchos ejemplos concretos de cómo la Comisión intenta responder a los retos planteados en los informes anuales ESDE. Una iniciativa emblemática es el pilar europeo de derechos sociales, en relación con el cual se presentará una propuesta definitiva a principios del próximo año, tras la amplia consulta iniciada en marzo de 2016. Sus principales objetivos son maximizar las posibilidades de conseguir empleo, hacer que los mercados de trabajo y las sociedades sean inclusivos y apoyar una nueva convergencia al alza en la zona del euro, así como en el conjunto de la EU-28.

Vamos a intensificar los esfuerzos en el marco de la nueva agenda de competencias, que presentamos en junio de 2016, con el fin de seguir invirtiendo en las capacidades de las personas para que puedan responder a las exigencias del mercado laboral. Ello incluye la puesta en marcha de un proyecto de cooperación sectorial sobre las capacidades está prevista para principios del próximo año. También en este contexto, en el primer semestre de 2017 se presentará una herramienta para los perfiles de capacidades de los nacionales de terceros países, que contribuirá a la detección temprana, la visibilidad y el reconocimiento de las capacidades y cualificaciones de los solicitantes de asilo, refugiados y otros migrantes.

Por último, los esfuerzos desplegados por la Comisión para reducir el desempleo en general, y el desempleo juvenil en particular, están dando fruto. Desde 2013 hay 1,6 millones menos de jóvenes desempleados, y 900 000 jóvenes menos sin estudios, trabajo ni formación. Con la prórroga de la Garantía Juvenil, la garantía financiera complementaria de la Iniciativa de Empleo Juvenil y la iniciativa presentada recientemente para seguir invirtiendo en la juventud europea, la Comisión pretende maximizar las posibilidades de los jóvenes en el mercado laboral.

Más información

MEMO/16/4428

Noticias en el sitio web de la Dirección General de Empleo

Estudio sobre la evolución social y del empleo en Europa en 2016

Análisis del empleo y la situación social

Siga a Marianne Thyssen en twitter y facebook

#ESDE2016

Suscríbase al boletín electrónico gratuito sobre empleo, asuntos sociales e inclusión de la Comisión Europea.

IP/16/4429

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar