Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT

IP/07/1023

Bruselas, 5 de julio de 2007

Fusiones: La Comisión aprueba el proyecto de adquisición de Endesa por Enel y Acciona

La Comisión Europea ha aprobado con arreglo al Reglamento comunitario de concentraciones la adquisición del control exclusivo, mediante una oferta pública de adquisición, de Endesa S.A., empresa energética española que opera principalmente en el sector de la electricidad, por parte de la italiana ENEL S.p.A. y la española Acciona S.A. Tras examinar la operación propuesta, la Comisión ha llegado a la conclusión de que no obstaculizará en una medida significativa la competencia efectiva en el Espacio Económico Europeo (EEE) ni en una parte sustancial de él.

ENEL es una eléctrica italiana que se dedica a la generación, distribución y suministro de electricidad, principalmente en Italia, donde es el principal proveedor tanto a usuarios domésticos como industriales, y también en España, Bulgaria, Rumanía, Eslovaquia, Rusia, Francia, así como en Norteamérica y Sudamérica. Entre sus actividades figura también la compraventa de gas natural para generación de electricidad nacional y transacciones de gas en Italia.

Acciona es un grupo de empresas con sede principal en España cuyas principales líneas de negocio son el desarrollo y la gestión de infraestructuras y proyectos inmobiliarios, la prestación de servicios de transporte, urbanos y medioambientales, y el desarrollo y la explotación de energías renovables.

Endesa es una eléctrica española cuyas actividades se extienden también en cierta medida a otros países europeos, concretamente Portugal, Francia, Italia, Alemania y Polonia, así como a Sudamérica y Norte de África. En España, Endesa opera también en el sector del gas. Sus acciones cotizan en las bolsas de Madrid y Nueva York.

El 26 de marzo de 2007, ENEL y Acciona acordaron adquirir el control conjunto de Endesa lanzando una oferta pública de adquisición de las acciones de la compañía que no eran aún de su propiedad ni estaban bajo su control. En una operación paralela que no entra en el ámbito del Reglamento comunitario de concentraciones y, por tanto, será examinada por las autoridades nacionales de competencia, Acciona tiene previsto adquirir el control exclusivo del negocio de energías renovables de Endesa.

El 2 de abril de 2007, ENEL, Acciona y E.on acordaron que ENEL y Endesa transferirían una serie de derechos y activos a E.ON, empresa energética alemana cuyas principales actividades son la generación, la transmisión y el suministro de electricidad y gas en Europa y en los EE.UU. Entre estos derechos y activos figura el negocio de generación, distribución y suministro de electricidad de ENEL en España (a excepción de su participación en EUFER), algunos otros activos de Endesa situados en España, así como el negocio actual de esta compañía en Italia y sus negocios conexos en Francia, Polonia y Turquía. Estos negocios no entran en el ámbito de la concentración notificada, ya que no está previsto que ENEL y Acciona adquieran el control duradero de ellos.

La operación prevista se centra en el sector de la electricidad. Las actividades de las partes se solapan en una medida muy limitada en los mercados eléctricos de Portugal, Alemania y Grecia. No obstante, teniendo en cuenta la venta a E.ON de una parte de las actividades de Endesa, los únicos mercados afectados por la transacción prevista serían los de la generación y el suministro mayorista y minorista de electricidad en España.

La investigación de la Comisión ha revelado que la transacción propuesta no fortalecería de manera considerable la posición de Endesa en ninguno de estos mercados. En particular, supondría un incremento muy limitado de la cuota combinada de capacidad instalada e incluso una reducción de las cuotas de mercado en los mercados de la generación y el suministro mayorista de electricidad. Por otra parte, no es probable que la desaparición de Acciona como operador independiente surta importantes efectos no coordinados en el mercado, máxime si se tiene en cuenta el fortalecimiento correspondiente del operador independiente Viesgo, antes bajo control de Enel y que pasará a ser controlado por E.ON. La transacción propuesta produciría un incremento tanto de la capacidad de generación de Viesgo como de sus cuotas de mercado. Además, algunos otros competidores como Iberdrola, Unión Fenosa y Gas Natural permanecerán en este mercado. La investigación de la Comisión ha revelado asimismo que la fusión no aumentaría en una medida significativa la capacidad y los incentivos de los principales proveedores eléctricos en España para coordinar sus actividades en el mercado.

En el mercado del suministro minorista, la operación no suscita preocupación desde la perspectiva de la competencia, ya que el solapamiento de las actividades de las partes es mínimo.

Asimismo, no es probable que la operación surta efectos negativos en alguno de los mercados verticales conexos (infraestructuras de gas, distribución de gas, suministro mayorista y minorista, industria del carbón, así como comercio de derechos de emisión de CO2 y electricidad "financiera"), dada la poco destacada posición de las partes y el distinto ámbito geográfico de sus actividades en estos mercados.

Podrán encontrar más información sobre el asunto en:
http://ec.europa.eu/comm/competition/mergers/cases/index/m90.html#m_4685


Side Bar