Unión Europea

Energía

Invertir en un futuro energético sostenible para Europa

La UE fomenta activamente la evolución de Europa hacia una sociedad con bajas emisiones de carbono y actualiza su normativa para facilitar las inversiones públicas y privadas que requiere la transición hacia las energías limpias. Este proceso no solo debe ser positivo para el planeta, sino que también debe resultar beneficioso para la economía y los consumidores.

La transición hacia un modelo bajo en emisiones de carbono tiene como objetivo crear un sector energético sostenible que estimule el crecimiento, la innovación y el empleo, al tiempo que mejora la calidad de vida, amplía las opciones disponibles, refuerza los derechos de los consumidores y propicia, en última instancia, el ahorro en las facturas domésticas.

Un enfoque racionalizado y coordinado de la UE garantiza un verdadero impacto a escala continental en la lucha contra el cambio climático. Las actuaciones para fomentar las energías renovables y mejorar la eficiencia energética resultan fundamentales a la hora de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y dar cumplimiento a los compromisos del Acuerdo de París.

Gracias a la Unión Europea de la Energía, la UE garantiza mayor coherencia en todos los ámbitos de actuación para cumplir los objetivos generales de creación de un sistema energético fiable, asequible y sostenible.

La UE también proporciona diversas oportunidades de financiación y regímenes de préstamos con el fin de ayudar a empresas y regiones en la realización de proyectos energéticos.

La UE desempeña un importante papel en la escena mundial, colaborando con otros países, regiones y organizaciones internacionales para hacer frente a los problemas energéticos y garantizar un mercado de la energía fiable y competitivo en Europa.

Back to top