Unión Europea

Países que utilizan el euro

Países que utilizan el euro

El euro es la prueba más palpable de la integración europea: alrededor de 341 millones de personas lo usan cada día, lo que la convierte en la segunda moneda más utilizada en todo el mundo. Los beneficios de la moneda común están a la vista para cualquiera que viaje al extranjero o compre en webs de otros países.

Países que utilizan el euro

Actualmente, el euro (€) es la moneda oficial de 19 de los 28 países miembros de la UE.

Países de la zona del euro

Aunque todos los países de la UE forman parte de la Unión Económica y Monetaria (UEM), solo 19 de ellos han sustituido sus monedas nacionales por la moneda única, el euro. Estos países componen la zona del euro, también denominada "eurozona".

Países no pertenecientes a la zona del euro

Son países que aún no adoptado la moneda única, pero que se incorporarán a la zona del euro cuando reúnan las condiciones necesarias. En su mayoría, se trata de países de los Estados miembros que se adhirieron a la Unión en 2004, 2007 y 2013, después de la introducción del euro en 2002.

Países que han decidido no adoptar el euro

Ocasionalmente, los Estados miembros pueden negociar una cláusula de exclusión voluntaria de la legislación o los tratados de la Unión Europea y decidir no participar en determinados ámbitos políticos. Es el caso del Reino Unido y de Dinamarca en lo que respecta a la moneda única. Estos dos países optaron por mantener su moneda nacional tras su adhesión a la UE.

Condiciones

Para incorporarse a la zona del euro, los Estados miembros de la UE deben cumplir los denominados "criterios de convergencia".

Esta serie de condiciones económicas y jurídicas de obligado cumplimiento se acordaron en 1992 a través del Tratado de Maastricht y también se conocen como "criterios de Maastricht". Todos los Estados miembros de la UE, excepto Dinamarca y el Reino Unido, deben adoptar el euro e incorporarse a la zona del euro una vez que cumplan los criterios.

El Tratado no especifica un calendario concreto para la incorporación a la zona del euro, sino que deja a los Estados miembros que desarrollen sus propias estrategias para cumplir las condiciones para la adopción de la moneda única.

La Comisión Europea y el Banco Central Europeo deciden conjuntamente si los países candidatos a pertenecer a la zona del euro cumplen las condiciones para adoptar esa moneda. Tras evaluar los avances alcanzados en relación con los criterios de convergencia, los dos organismos publican sus conclusiones en sendos informes. Estos serán después ratificados por el Consejo ECOFIN en consulta con el Parlamento y los Jefes de Estado. Si son favorables, puede comenzar el proceso de adopción.

Back to top