Skip to main content
European Climate Pact

Cambio climático

El cambio climático supone una amenaza urgente para nuestro mundo, pero todos podemos hacer algo para ayudar a combatirlo y construir un futuro mejor.

¿Qué es el cambio climático?

La actividad humana está influyendo gradualmente en el clima de la Tierra al añadir enormes cantidades de gases de efecto invernadero a las que se producen de forma natural en la atmósfera.

Estos gases de efecto invernadero adicionales proceden principalmente de la quema de combustibles fósiles para producir energía, así como de otras actividades humanas, como la tala de las selvas tropicales, la agricultura, la ganadería y la fabricación de productos químicos. El dióxido de carbono (CO2) es el gas de efecto invernadero más frecuentemente producido por las actividades humanas.

Estos gases adicionales amplifican el «efecto invernadero» en la atmósfera de nuestro planeta, lo que hace que la temperatura de la Tierra aumente a un ritmo extraordinario y provoque cambios importantes en el clima.

Véase también:

¿En qué situación nos encontramos?

Ya hemos calentado el planeta más de 1 °C en comparación con el nivel de temperaturas que mantuvimos antes de la era industrial.

Científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático han advertido de que un calentamiento global de 1,5 °C tendrá consecuencias graves e incluso irreversibles para nuestro medio ambiente y nuestras sociedades.

Cuanto más perturbemos el clima, mayores serán los riesgos para nuestra sociedad y nuestro medio ambiente.

Véase también:

¿Qué efectos tiene el cambio climático?

Los efectos del cambio climático ya se perciben en todo el mundo y se prevé que sean más frecuentes e intensos en las próximas décadas.

Si no se toman medidas en relación con el cambio climático, a lo largo de la vida de nuestros hijos la UE podría ver:

  • 400 000 muertes prematuras al año debidas a la contaminación atmosférica
  • 90 000 muertes al año debidas a olas de calor
  • 40 % de disminución del agua disponible en las regiones meridionales de Europa
  • 2,2 millones de personas expuestas cada año a inundaciones costeras
  • 190 000 millones de euros en pérdidas económicas anuales

Estos cambios en el clima tienen el poder de transformar nuestro planeta y de afectar al suministro de alimentos y agua y a nuestra salud. Aunque todo el mundo está en riesgo, las repercusiones afectan con mayor dureza a las poblaciones pobres y vulnerables.

Cuanto mayores sean los problemas, más difícil y más costoso será resolverlos: por eso la mejor opción es adoptar medidas cuanto antes para hacer frente al cambio climático.

Véase también:

¿Qué está haciendo la UE en relación con el cambio climático?

La UE es líder mundial en la lucha contra el cambio climático desde hace mucho tiempo.

Nuestros esfuerzos se concretan en políticas internas ambiciosas y en una estrecha cooperación con los socios internacionales.

Ya estamos en vías de cumplir nuestro objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2020 y hemos presentado un plan para seguir reduciendo las emisiones hasta un 55 %, como mínimo, de aquí a 2030.

Europa se ha fijado de aquí a 2050 el objetivo de ser el primer continente climáticamente neutro. Esto significa reducir nuestras emisiones en la medida de lo posible y aumentar las absorciones de gases de efecto invernadero de la atmósfera para alcanzar un nivel de cero emisiones netas.

Este objetivo forma parte del Pacto Verde Europeo: un ambicioso paquete de medidas para reducir a cero nuestras emisiones netas de gases de efecto invernadero, garantizando al mismo tiempo una sociedad justa, sana y próspera para las generaciones futuras.

Además de reducir las emisiones, debemos adaptarnos a los cambios que se están produciendo ahora y a los que se producirán en el futuro. La UE está ayudando a mejorar la preparación y la capacidad de respuesta a los efectos del cambio climático a nivel nacional, regional y local.

La UE colabora con otros países y regiones para impulsar la acción mundial por el clima y apoyar a los países socios en sus esfuerzos, en particular a los más vulnerables.

La UE también está trabajando para garantizar que la recuperación de la pandemia de coronavirus vaya acompañada de la transición hacia una Europa más ecológica, más digital y más resiliente.

Véase también:

¿Qué beneficios tiene la acción por el clima?

La transición a una sociedad climáticamente neutra es a la vez un desafío urgente y una oportunidad para construir un futuro mejor para todos.

Al actuar en favor del clima y el medio ambiente, cada uno de nosotros puede contribuir a preservar y proteger el planeta ahora mismo y para las generaciones futuras.

Algunos de los beneficios para la sociedad son:

  • nuevos empleos ecológicos
  • mayor competitividad
  • crecimiento económico
  • aire más limpio y transporte público más eficiente en las ciudades
  • nuevas tecnologías, como vehículos eléctricos o híbridos enchufables, casas eficientes desde el punto de vista energético o edificios con sistemas inteligentes de calefacción y aire acondicionado
  • suministro seguro de energía y otros recursos, y lograr que Europa sea menos dependiente de las importaciones.

Los estudios demuestran que la transformación hacia una sociedad ecológica y digital es viable y asequible. Los costes del cambio climático para la economía y la sociedad serán mucho mayores que los de combatirlo ahora.

¿Qué puedo hacer?

Todos los grupos de la sociedad y todos los sectores económicos tienen algún papel que desempeñar, desde el sector de la energía hasta el de la industria, pasando por los del transporte, los edificios, la agricultura y la silvicultura. Muchos de los conocimientos necesarios ya existen y se han probado muchas soluciones.

Nuestras decisiones cotidianas también son importantes. Muchos de los cambios que hagamos mejorarán la forma en que vivimos, nos movemos, refrigeramos o calentamos nuestras casas, producimos y consumimos.

Todos podemos contribuir y ninguna acción es demasiado pequeña.