Skip to main content

Frutas y verduras

Las frutas y verduras de la Unión Europea les ofrecen a los consumidores mexicanos la oportunidad de disfrutar productos saludables y deliciosos durante todo el año.

Las frutas y verduras forman parte fundamental de cualquier dieta saludable. Con las frutas y verduras de la Unión Europea, los amantes de la cocina en México podrán disfrutar de productos saludables y deliciosos durante todo el año, confiando en que no solo obtienen los minerales y vitaminas que necesitan, sino también en que las frutas y verduras que consumen han sido cultivadas y procesadas bajo los más altos estándares de calidad.

Una espléndida diversidad de deliciosos ingredientes

Las tierras de cultivo de Europa son muy diversas, desde las soleadas tierras altas de Grecia hasta los verdes campos de Irlanda. Esta diversidad de suelos y condiciones climáticas dan como resultado que las frutas y verduras cultivadas tengan una amplia variedad de sabores y texturas, de tal manera que, además de saludables, pueden usarse en una amplia gama de platillos mexicanos. ¿Por qué no, por ejemplo, utilizar sabrosos jitomates europeos para agregar un verdadero sabor de Europa a cualquier salsa picante?

El logotipo de la hoja orgánica de la Unión Europea significa que los productos se cultivaron bajo los más altos estándares ambientales, de salud y seguridad. Actualmente hay casi 300,000 hectáreas de huertos frutales orgánicos en la Unión Europea que producen fruta de alta calidad. El cultivo europeo de frutas ofrece una amplia variedad de manzanas, peras, duraznos, ciruelas, naranjas, limones, sandías y mucho, mucho más. Todas estas frutas pueden disfrutarse frescas o usarse como ingredientes para mermeladas y salsas.

Una espléndida diversidad de deliciosos ingredientes Una espléndida diversidad de deliciosos ingredientes

Cocina mexicana con sabor europeo: una combinación ideal

Gracias a sus propiedades saludables, se dice que "una manzana al día aleja al médico de tu vida”. Las manzanas de Europa son saludables y deliciosas. Por ejemplo, las crujientes y jugosas manzanas polacas se pueden disfrutar frescas o pueden usarse como ingrediente de pasteles y panqueques; también son la manera perfecta de agregar un sabor de Europa a una manzana con chile. Del mismo modo, las peras Bambinella de Malta son jugosas y fragantes, perfectas en postres y otros platillos. ¿Por qué no probarlas como parte de tu receta favorita de manchamanteles?

Y no nos olvidemos de las verduras. Nuevamente, la gama es enorme: desde papas cultivadas en casi todos los países de la Unión Europea, como Bélgica, Alemania y Polonia, hasta deliciosos chícharos de Letonia o los Países Bajos. La cornucopia vegetal de Europa incluye pimientos, berenjenas, calabacines, pepinos y pepinillos, zanahorias, rábanos, cebollas y echalotes o vegetales de hojas como lechuga, espinacas, achicoria, endivias, espárragos y alcachofas. ¿Por qué no incluir crudités de zanahoria de Polonia, el principal productor de zanahorias de Europa, en la lonchera de tus hijos para que disfruten de un delicioso almuerzo?

El ajo, el pimentón y el azafrán son ingredientes populares en la cocina mexicana y también son grandes favoritos en Europa. Son una forma ideal de agregar un poco de sabor europeo a cualquier platillo mexicano. Prueba el Ail rose de Lautrec (DOP), un ajo rosado que ha sido popular en la región de Lautrec, Francia, desde la Edad Media, el pimentón húngaro o el azafrán Krokos Kozanis (DOP) de Grecia para darles un toque europeo a los platillos.

Cocina mexicana con sabor europeo: una combinación ideal Cocina mexicana con sabor europeo: una combinación ideal

Salud y seguridad respaldadas

En toda Europa, desde la granja hasta la mesa, se implementan las mejores prácticas y procesos de seguridad que aseguran que las frutas y verduras producidas sean de la más alta calidad. El uso de pesticidas y herbicidas está estrictamente controlado e, impulsado por la demanda pública, el sector de frutas y verduras orgánicas en Europa está en auge. Asimismo, los agricultores no orgánicos están tomando medidas para reducir el uso de productos químicos para la protección de cultivos.

En total, 459 frutas y verduras de la Unión Europea cuentan con protección de indicación geográfica y de denominación de origen y 21 están cubiertas por el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea. Esta vasta gama se utiliza como ingredientes en muchas de las recetas que hacen que el patrimonio culinario de Europa sea único, pero además se pueden utilizar para darles un toque europeo a muchos platillos mexicanos. Por esta razón, son un punto de partida ideal para hacer un viaje de sabor por Europa desde tu mesa. ¡Buen viaje!