Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

PONTE EN MARCHA. EL MOMENTO ES AHORA.

“Mamá, he solicitado una beca para irme a Holanda” le dije. “¿Dónde vas? Si tienes todo aquí”, me respondió ella.

No se lo había tomado ni siquiera en serio, después de todo, ella tenía razón. Tenía todo en casa, ¿por qué me iba a ir a otro sitio? Siempre me gusta hacer hincapié en la diferencia entre ser un turista y ser un viajero, y como el viajero potencial que yo era, estaba seguro de querer vivirlo. Esa era la respuesta “querer vivir”, aunque por aquél entonces ni siquiera entendía el significado de ello.

 

 

 

Camino a través del control de seguridad del aeropuerto. Tengo ganas de llorar y mirar atrás no me ayuda, ya que mi familia se queda allí llorando. Me pregunto si estoy llevando esto demasiado lejos y si se me ha ido de las manos. Por supuesto que se me había ido de las manos, pero retomar el control por mí solo sería una de las lecciones más valiosas de mi vida.

 

Esta fue tan solo la primera experiencia. Una beca erasmus que existió para recordarme durante toda mi vida lo bien que pueden salir las cosas cuando corres el riesgo.

 

Cuando terminé mis estudios, me habría gustado encontrar un buen trabajo, y así, quizás, a día de hoy tendría mi propio coche, mi propia casa y a mi familia y amigos lo más cerca posible. Sin embargo, lo que encontré (dejemos a parte la paradoja del trabajo y la experiencia) fue una versión de mí mismo perdido.

 

 

Así es como llegué a pasar los siguientes 18 meses como au pair en el Reino Unido y actualmente trabajando como videógrafo en una compañía de cruceros. Durante mis últimos 8 meses he visitado 20 países diferentes. De alguna forma, sentí que ponerme a mí mismo bajo situaciones límites, me ayudaría a conocerme y quererme mucho más, algo que no sucede si no sales de tu zona de confort.

 

 

 

Hay muchas opciones para viajar. Cada viaje es una lección a aprender. Mi sugerencia es no preocuparse sobre lo que encontrarás sino de cubrir tus necesidades básicas para tus primeros pasos en la aventura. Luego, solo tienes que dejarte llevar.

 

Me encanta llegar a casas y sentir el mismo cariño de mis padres y mis amigos. Contarles una y otra vez mis historias y sentir que ven el mundo a través de mis palabras. Me alegro mucho de no tener un coche o una casa. Tengo muchas historias más valiosas que te animo a descubrir viajando. “Ahora, te escucho hablar y me siento muy orgullosa de haberte apoyado a que te fueras” Me dijo mi madre cuando vine de Holanda. No sabía que tan solo era el principio.

 

 

Escrito por Jorge Garcia-Casarrubios Castiblanque

 

Enviado por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Campo de Criptana

Publicado: Mie, 30/03/2016 - 11:52


Tweet Button: 


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos