Vemos que estás utilizando una versión antigua de Microsoft Internet Explorer. Esta web se ha concebido para la versión 9 y posteriores de Internet Explorer. Si actualizas tu navegador podrás aprovechar mejor todas sus posibilidades. Visita la web de Microsoft http://www.microsoft.com para descargar una versión más reciente de Internet Explorer.

Portal Europeo de la Juventud

Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.


flag

Creación de empresas

Jóvenes emprendedores
Jóvenes emprendedores

En búsqueda de financiación

Entre los problemas más comunes a la hora de poner en marcha un negocio se encuentran los relacionados con la financiación: conseguir los recursos económicos para establecer una empresa se ha convertido en uno de los mayores obstáculos.

Los pasos que la administraciones están dando para apoyar a los emprendedores parecen insuficientes; en todo caso, no está de más consultar la Ley 4/2013 de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo. Aun contando con estas ayudas, resulta esencial el análisis del valor de mercado y comercial de nuestra propuesta. El éxito de un negocio depende de un buen modelo de negocio.

Plan de negocio: es la carta de presentación del emprendedor frente a los inversores externos. Por tanto, debe ser coherente y detallado, de manera que muestre nuestra capacidad para dirigir nuestra idea y llevarla a la práctica. Debe ofrecer una visión global y detallada de nuestro proyecto, analizar cada una de las áreas de gestión que tendría nuestra empresa (área de producción, recursos humanos, análisis económico-financiero) y programar la consecución de los objetivos de nuestra actividad. Se trata de diseñar un marco de referencia en el que vamos a trabajar y los objetivos que queremos alcanzar. Por otra parte, el plan de negocio debe especificar los fondos necesarios para la puesta en marcha de nuestra empresa y cómo vamos a conseguir el capital.

Podemos optar a varias formas de financiación:

 

Subvenciones: ayudas que puede recibir una empresa por parte de alguna institución pública o privada que pretende fomentar un tipo de actividad concreta. Existen ayudas para la inversión, ayudas financieras, para la puesta en marcha de empresas, a jóvenes emprendedores, a mujeres emprendedoras, al desarrollo tecnológico, a la promoción de la calidad y a la protección del medio ambiente. En la página web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, encontramos varias bases de datos que recogen programas de ayudas e incentivos de apoyo para la creación de una empresa. (http://www.ipyme.org/es-es/BBDD/Paginas/HomeBBDD.aspx)

 

Instituto de Crédito Oficial: ha creado la línea ICO Empresas y Emprendedores 2013, con capacidad para financiar hasta 10 millones de euros con destino a inversiones productivas, en la modalidad de préstamo/leasing con un tipo de interés fijo o variable, amortizable en varios años, con hasta 2 años de carencia. El crédito incluye comisiones de apertura y estudio.

 

Banco Europeo de Inversiones (BEI): es una institución de la Unión Europea que financia a largo plazo la realización de proyectos con viabilidad económica, técnica, medioambiental y financiera garantizada. Son préstamos y líneas de crédito en las que esta institución media entre la empresa y las entidades financieras, con el objetivo de que accedan a los recursos necesarios para lanzar una nueva línea de productos o que acometan un plan de internacionalización.

 

‘Business angel’ y fondos de capital-riesgo : son inversores que acceden a una participación en la compañía, que está en función de su aportación inicial y de la valoración de aquélla. Esto implica una negociación, que exige conocer en profundidad las condiciones de mercado del sector, la responsabilidad del emprendedor, el producto y su escalabilidad. Este tipo de inversores constituyen una fuente de financiación estable, que busca proyectos con grandes expectativas, a los que no sólo da apoyo financiero, sino que desempeña un papel activo en su evolución y control.

 

Créditos blandos: son créditos no sometidos a las exigencias de seguridad y prevención del riesgo impuestos en condiciones normales por las entidades de crédito, a tasas de interés y comisiones de mercado. El pago de un interés bajo (por debajo de mercado) o incluso inexistente puede ser una condición de este tipo de crédito. En ocasiones, se pueden pactar períodos de tiempo en los que no hay que pagar la mensualidad.

 

Micro-mecenazgo o financiación colectiva (crowdfunding): la financiación colectiva consiste en la puesta en marcha de proyectos mediante aportaciones económicas de un conjunto de personas. El colectivo puede ser todo lo grande que requiera el proyecto, y que permitan las leyes. Por lo general cada participante financia una pequeña parte del proyecto, servicio o producto. Ejemplos: Verkami (para proyectos culturales), Lánzanos (para proyectos culturales, tecnología y solidaridad), Kickstarter (para cualquier tipo de proyecto), y Goteo (para proyectos que potencian el dominio público).

Escrito por Raquel Prieto, Multiplicador Eurodesk Cantabria@Europa