Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Alimentación y cáncer

Alimentación y cáncer
Alimentación y cáncer
Comer de forma saludable puede reducir la enfermedad entre un 30% y un 40%

Ciertos estudios nos dicen que los alimentos que ingerimos están compuestos de elementos tóxicos para el organismo y éstos pueden provocar una enfermedad. Hay mucha más relación de la que pensamos entre el cáncer y la alimentación. Comer de forma saludable puede reducir la enfermedad entre un 30% y un 40% y por el contrario, una mala alimentación puede provocar la aparición de esta horrible enfermedad.

Algunas causas

Por un  lado, comer de forma inadecuada puede ser causante de la obesidad, un factor de riesgo para desarrollar un cáncer, especialmente de mama, colon y endometrio.
Al engordar, las personas producimos una célula llamada “lipocitos” y éste puede provocar lesiones iniciales que luego pueden derivar en un cáncer de mama por ejemplo.
El sobrepeso, puede aumentar en un 30% las muertes por cáncer, según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La alimentación es un vehículo para la entrada de tóxicos en el organismo que pueden provocar cáncer. El cáncer de colon, de endometrio y de próstata son algunos de los que tienen relación directa con la alimentación.


Comer inadecuadamente, hace que  se inflame el intestino, otro factor de riesgo para desarrollar un cáncer. Lo que ocurre es que ante una inflamación intestinal, el sistema inmunológico hace todo lo posible para protegernos pero nuestras defensas se pueden debilitar con el control que ejercen en otras partes de nuestro organismo, provocando que surjan otras enfermedades.

Para reducir el riesgo de que el cáncer se manifieste, se debe disminuir el consumo de sal, que reducen un 14% la posibilidad de sufrir cáncer estomacal, según indica el Foro Mundial para la Investigación de Cáncer (WCRF).
El uso del aceite recalentado también puede generar la aparición de algún cáncer ya que
cuando se recalienta, cambia su composición y se convierte en un agente altamente tóxico  y cancerígeno.

Por otro lado, los tumores también pueden ser producidos por la multiplicación y crecimiento de las células que hay en las grasas y productos con hormonas.
Pero también hay que destacar que existen alimentos que pueden favorecer en la prevención  del cáncer. Los probióticos protegen a la flora bacteriana al igual que el consumo de fibra en abundantes cantidades favorece la prevención.

 Las frutas y verduras, ya que son ricas en vitaminas, ayudan a formar los antioxidantes quienes favorecen a las células ante una agresión.

 

Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Ayuntamiento de Alicante

Publicado: Jue, 25/04/2013 - 10:43


Tweet Button: 

Enlaces


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos