Portal Europeo de la Juventud

Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

REGALOS DE LA NATURALEZA PARTE II (ESPÁRRAGOS)

REGALOS DE LA NATURALEZA PARTE II (ESPÁRRAGOS)

Como continuación del último artículo sobre los regalos de la naturaleza, en el que tratamos la recolecta y reconocimiento de setas y boletus. En esta ocasión trataremos la Recogida del espárrago silvestre en nuestros campos.

Antes de comenzar deberéis investigar sobre la legislación vigente en la Comunidad en donde vayáis a realizar la recolecta. En general la recogida del espárrago es libre salvo en zonas protegidas.

 

Los espárragos tienen forma de lanza, que bien podría simbolizar sus cualidades para combatir el envejecimiento y luchar contra las enfermedades.

El espárrago está repleto de vitaminas y nutrientes, y es que el espárrago tiene vitamina A, C, E y K, y de cromo, un mineral que aumenta la capacidad de la insulina para llevar glucosa a las células.

 

Para la recogida de los espárragos silvestres los mejores meses son febrero y marzo, que es cuando  comienza la campaña de recogida, que puede durar dependiendo de cómo haya sido la climatología de ese año hasta principios de mayo. En estas fechas se puede ver por los campos, sobre todos mediterráneos, a numerosas personas rebuscando entre las matas los preciados brotes de espárragos.

 

La esparraguera es una planta herbácea con pequeñísimas hojas, que tiene una raíz tuberosa que aguanta de un año para otro incluso tras la desaparición de su follaje. Es por ello, que los esparragueros intentan tratar de la mejor forma posible a la planta ya que saben que esta es agradecida y al año siguiente dará de nuevo su fruto para el disfrute de todos.

La manera correcta para recolectar este producto es cortar con una navaja (si puede ser navaja de Albacete mejor) el espárrago por su base.

 

Creo que es una actividad saludable, en el cual los jóvenes que decidan aficionarse a la recogida del espárrago disfrutarán en primer lugar de un día de ejercicio por el campo y aire puro y más tarde un placer gastronómico.

 

Uso culinario:

Los espárragos se pueden preparar de diversas maneras y aquí os dejo algunas formas sencillas de cocinarlos:

  • A la plancha: Es la forma más fácil de preparar y consiste en preparar los espárragos en una plancha, con unas gotas de aceite y sal a gusto.
  • En tortilla: Se cortan los espárragos con un tamaño de un cm, se fríen con poco aceite y más tarde se mezclan con los huevos y se cuaja todo en una sartén.
  • Cocidos: De manera similar a la plancha, pero primero se cuecen para que el espárrago se ablande y luego se les pasa por la sartén con una gota de aceite.

 

Escrito por Multiplicador Cualificado, Castilla la Mancha