Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Excedentes de comida: alimentos para la población mundial

Cada año en el mundo se desperdician 40 millones de toneladas de alimentos. Con la comida que tiramos a la basura en los países de Europa y en Estados Unidos, se podría alimentar al resto de la población mundial.

T

La línea de producción de una fábrica de alimentos precocinados, los pasillos de un supermercado, la nevera de una casa particular, la cocina de un restaurante o la sala de un comedor escolar, son escenarios de una rutina diaria que provoca que más de 9 millones de toneladas de comida al año, solo en España, sean desperdiciadas a pesar de ser viable su consumo. Los numerosos estudios y publicaciones sobre este tema coinciden en un dato que lleva a la reflexión: con la comida que tiramos a la basura en los países de Europa y en Estados Unidos, se podría alimentar al resto de la población mundial. 


En el caso de las grandes cadenas de supermercados, viene provocado por la decisión de no tener en sus estantes comida cercana a su fecha de caducidad y la decisión de que las verduras, frutas, carne y pescado que venden sean atractivas desde el punto de vista estético. Un yogur con “fecha de consumo preferente” cercana, una zanahoria con forma desigual o un paquete de rúcola y canónigos que no están en su máximo esplendor, son objetivos claros de un proceso de deseche que hace que cada año en el mundo se desperdicien 40 millones de toneladas de alimentos. 

Aunque generalmente el dedo acusador de este malgaste se centra en los supermercados y restaurantes, la mayor cantidad de comida desperdiciada procede de los hogares particulares. Abogar por un uso racional de los alimentos sin aplicar estos conceptos a nuestra cocina, supone una clara falta de compromiso y una actuación insolidaria. Un estudio de la universidad de Cardiff indica que el 5% de los recursos alimentarios se despilfarran en el sector de la agricultura, el 7% en el procesado y distribución, el 10% en los minoristas y el 33% en los consumidores. Está claro entonces cuál es la parte clave de este problema. 

Son ya muchos los movimientos de todo tipo que apuestan por la mesura y la lógica en la gestión de los procesos alimenticios. Además de diferentes campañas (ejemplo CRECE de Intermon Oxfam), o publicaciones y acuerdos de diferentes gobiernos, poco a poco toma fuerza el movimiento freeganismo. Promueven un estilo de vida libre de consumismo y despilfarro. Su versión más radical propone el “dumpster diving” con el que sus partidarios buscan en contenedores de supermercados comida con la que alimentarse. 

Otra de las vertientes de este problema tiene que ver con los efectos negativos en el planeta del sobreconsumo de alimentos. Abusamos de los animales y plantas para nuestro beneficio, por encima de nuestras necesidades. Provocamos un cambio en los métodos tradicionales y lógicos de producción agrícola y ganadera, al tener que adaptarse al ritmo de consumo exagerado de la población. 

Y por último, la necesidad de que los alimentos “entren por la vista” provoca que más de la mitad de los recursos alimentarios producidos se desechen antes incluso de llegar a los consumidores. Así, los nuevos movimientos ciudadanos en los que se defienden que la calidad es más necesaria que la cantidad y el aspecto, luchan para evitar la destrucción de esos alimentos considerados “inadecuados” para llenar los viales comerciales que son víctimas del llamado “descarte cosmético”. Entre un 20% y un 40% de la fruta y la verdura en la UE se descarta debido a su aspecto. Igualmente, entre el 40% y el 60% de los peces capturados en la UE son descargados antes de llegar a tierra debido a su tamaño. Los agricultores, conocedores de esos descartes, han caído en una trampa que poco a poco tiene efectos medioambientales: la siembra por encima de la cantidad destinada a la venta para cumplir esos criterios cosméticos. 

¿Posibles soluciones? Además de una compra consciente y lógica y de una gestión responsable de sus existencias por parte de los negocios, para disminuir poco a poco las cifras de alimentos tirados a la basura, los compromisos concretos de empresas provocan un efecto concienciador en la población. 
Tristram Stuart autor de “Despilfarro”, obra que denuncia el mal funcionamiento del sistema alimentario mundial, propone tres R como solución: Reducir (ajustar la producción al consumo), Redistribuir (donar aquellos excedentes de comida para que sean consumidos) y Reciclar (nuevos usos para los excedentes, como alimento para ganado o fuente de calor, energía, y compost). 

Apuestas como la del restaurante Rub & Stub es ejemplo de las cada vez más frecuentes propuestas que surgen para responder a este problema. Se trata de un restaurante danés que se dedica a combatir el derroche alimentario usando los excedentes de la industria como ingrediente para sus platos. O los supermercados Wefood abiertos en marzo de este año también en Dinamarca, en la que los productos a la venta están caducados y se venden entre un 30% y un 50% más baratos que su precios habitual. Las colas desde su apertura son continuas. 


A estas acciones se suman diversas peticiones en plataformas para solicitar la gestión lógica de alimentos o para pedir implicación de los supermercados en este problema. O la puesta en marcha de legislaciones como la francesa, en la que se prohíbe a los supermercados deshacerse de los alimentos y se les obliga a donarlos. 

http://www.oxfamintermon.org/es/editorial/entrevista/se-desperdicia-mas-comida-en-mundo-de-que-podrian-consumir-todas-personas-hambr
http://www.guiaongs.org/peticion/firma-por-la-donacion-de-los-excedentes-de-comida-de-los-supermercados/
http://www.ladyverd.com/rub-stub-la-comida-es-basura/
 http://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/comida-que-tira-europa-eeuu-puede-alimentar-todo-planeta_2012120900094.html
http://www.vivalebio.com/de/consumo-rebelde/298-despilfarro.html
http://www.tristramstuart.co.uk/
 http://www.toastale.com/
http://feedbackglobal.org/
http://wastenofood.org/
 https://www.change.org/p/no-al-despilfarro-de-alimentos-en-comedores-escolares-la-comida-no-es-basura
 http://www.diarioinformacion.com/alicante/2016/02/14/comida-basura/1727628.html
http://www.innatia.com/s/c-dietas-especiales/a-freegans-reciclaje-comida.html
 http://freegan.info/what-is-a-freegan/translations/que-es-un-freegan/
https://es.wikipedia.org/wiki/Friganismo
 https://comidabasurablog.wordpress.com/
http://www.directoalpaladar.com//nuevas-tendencias/comprarias-en-un-supermercado-que-solo-vendiera-productos-caducados?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=14_Mar_2016+Directo+al+Paladar&utm_term=CLICK+ON+TITLE

Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Instituto de la Juventud de Extremadura

 

 

Publicado: Mie, 27/07/2016 - 10:13


Tweet Button: 


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos