Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Pensamiento global: Un mundo verde, preservación de la naturaleza

El proyecto europeo "LIFE+ Iberlince" tiene como objetivo principal la recuperación del lince ibérico en España y Portugal.

Cuando hablamos de especies en extinción, casi inmediatamente se dibuja en la memoria el perfil de un dinosario. Acompañan a esta primera impresión imágenes de glaciaciones y otros desastres naturales con los que se ha explicado la desaparición de los grandes animales. El escenario, desde nuestro observatoria del S.XXI, se ve como remoto y lejano; asociado a lo que se puede considerar " los orígenes del mundo".

 

Pero no queda tan lejos esa realidad. Actualmente hay muchos otros animales que pasan por una situación parecida. Especies amenazadas y que están protegidas por organismos internacionales como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. De forma análoga a lo que pasó con los grandes predadores, cambios en sus hábitats naturales han llevado a la minoración de muchos ejemplares. Estas modificaciones sustanciales pueden afectar tanto a las condiciones ambientales como a la forma de sustento de las poblaciones. Como resultado, grupos autóctonos se ven diezmados incluso hasta llegar al borde de la extinción. Un ejemplo que es bien conocido en España, y por proximidad geográfica,  en Andalucía, es el del lince ibérico.

 

LIFE es el programa de la Union Europea para el Medio Ambiente y el Clima. Mediante la cofinanciación de proyectos dentro del marco comunitario se ponen en marcha iniciativas orientadas a la conservación y sostenibilidad del planeta.  LIFE+ Iberlince se encuadra en esta línea y en ella colaboran administraciones e instituciones autonómicas, nacionales e internacionales como la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio o el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Devolver el lince a su habitat tradicional es el objetivo específico del proyecto. Para ello se trabaja en la creación de nuevas poblaciones de lince mediante la selección de áreas bien conservadas en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, para su reintroducción.

 

 

El proyecto  LIFE+Iberlince tiene ya un largo recorrido. El actual es el cuarto  aprobado por la Comisión Europea para la conservación de la especie. Desde 1994 se han sucecido:  “Actuaciones para la conservación del Lince ibérico (Lynx pardina)” (1994-1999);  “Recuperación de las poblaciones de Lince ibérico (Lynx pardinus) en Andalucía” (2002-2006); “Conservación y reintroducción del lince ibérico (Lynx pardinus) en Andalucía (2006-2011)” y el último “Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal” (1 de sept.2011-31 de agosto 2016) . El que ahora está en vigor tiene un carácter transnacional y transautonómico con la participación de Portugal  y de cuatro comunidades autónomas españolas (Castilla – La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía), así como el Organismo Autónomo de Parques Nacionales. Se han unido también una decena de organizaciones no gubernamentales, asociaciones relacionadas con el sector cinegético y tres empresas privadas que han apostado por la conservación de esta especie emblemática y su hábitat. Su coste total supera los 34.000.000 euros, que se financian en gran parte a través de fondos comunitarios, y las aportaciones del  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente;  y como “socio beneficiario coordinador” la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

 

Según recoge el proyecto, el objetivo general es conseguir un número de linces y de poblaciones que permita proponer a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) pasar al lince ibérico de la categoría de amenaza de “en peligro crítico” a “en peligro“.  Entre los específicos hay que destacar:  incrementar el número de ejemplares al menos a 70 hembras territoriales en Sierra Morena (50 en Andújar-Cardeña, 10 en Guadalmellato y 10 en Guarrizas) y 25 en Doñana-Aljarafe; identificar y preparar nuevas áreas de reintroducción en Portugal, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía, con capacidad suficiente para conseguir poblaciones de lince ibérico autosostenibles; y por último, establecer 4 nuevas poblaciones de lince ibérico con 5 hembras territoriales por área en estos mismos territorios. El éxito del proyecto depende en gran medida de la implicación de los distintos grupos sociales. Para conseguir esto, se han establecido acuerdos de cooperación con los propietarios de tierras y de las sociedades de caza locales.

 

El lince ibérico es una de las especies más amenazadas del planeta. Es un especialista de hábitat y presa, por lo que alteraciones de éstos le afectan directamente. De hecho, una de las causas más importantes que ha llevado al lince ibérico al borde de la extinción ha sido la disminución de su principal presa, el conejo de monte, afectado por la introducción de dos enfermedades víricas: la mixomatosis en los años 50 y la enfermedad vírica hemorrágica del conejo en los años 80, que provocaron un descenso drástico superior al 80% de sus poblaciones.

 

Por otra parte, la transformación y destrucción de su hábitat -el monte mediterráneo-, que acoge una elevada biodiversidad y cuya alteración afecta por extensión a las poblaciones del conejo de monte, ha sido otro de los factores determinantes de su minoración. También el hombre es una amenaza directa para el lince, ya sea de forma involuntaria, como los atropellos; o intencionada, como la caza furtiva y otras técnicas ilegales (uso de venenos por ej.). En los últimos años, otro peligro para estas poblaciones son las enfermedades. Esta especie tiene un gran riesgo sanitario al contar con escasos efectivos y poseer una alta densidad de individuos. Cualquier brote infeccioso se puede extender con facilidad y llevar a la desaparición de la población local. A esto se le une la baja variabilidad genética del lince que, entre otros efectos negativos, se asocia a una pérdida de respuesta del sistema inmune.

 

Dentro de la conservación, se considera una especie paraguas -"umbrella species"-, es decir, su conservación implica indirectamente la protección de su hábitat -el monte mediterráneo-, y de las especies que existen a su vez dentro del mismo y que son menos conocidas. El trabajo desarrollado en los proyectos LIFE Lince ha permitido sacar a la especie de un escenario de pre-extinción, partiendo de los 94 ejemplares en 2002 y pasar a los 326, repartidos en cuatro poblaciones: Doñana-Aljarafe (Huelva-Sevilla), Guadalmellato (Córdoba), Guarrizas (Jaén) y Andújar-Cardeña (Jaén-Córdoba) con un aceptable intercambio de individuos. El objetivo final de reducir su riesgo de extinción  aumentando tanto el tamaño como el número de poblaciones se ha ido consiguiendo. De hecho, en el año 2012, la Unión Europea concede el premio "Best of the Best" al proyecto.

 

Brezo, Brecina y Brisa celebran su 10º cumpleaños

 

El 28 de marzo se celebro el 10º cumpleaños de la primera camada en cautividad de lince ibérico. El nacimiento de Brezo, Brecina y Brisa en 2005, marcaría el punto de partida de un proyecto que ha logrado el nacimiento de un total de 188 ejemplares hasta el 2014. Los centros de cría se pusieron en marcha allá por 2004. La primera fase del programa de cría se desarrolló en el Centro de Cría del Acebuche, ubicado en el Espacio Natural de Doñana, en la provincia de Huelva. Progresivamente se fueron creando los otros centros adscritos al programa: La Olivilla (Jaén), Silves (Portugal), Granadilla (Cáceres) y, como centro colaborador, el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (Cádiz).

 

Dados los buenos resultados de la cría en cautividad, en el año 2008 los responsables del proyecto acuerdan dar prioridad a la preparación de cachorros para la reintroducción. De ahí, que en este momento de la cría en dichos centros sea de donde procede el mayor aporte de ejemplares para su puesta en libertad en las áreas elegidas de Extremadura, Castilla La Mancha, Andalucía y Portugal. Asimismo, desde el programa se han iniciado cesiones de animales que ya no son reproductores a diversos centros para que establezcan acciones de divulgación y sensibilización en torno al Programa de Conservación Ex-situ, como por ejemplo el zoo de Lisboa.

Otros de los grandes avances de esta experiencia ha sido conseguir la primera adopción de un cachorro en un centro de cría en cautividad en 2011. Desde entonces, se han logrado seis adopciones exitosas con hembras diferentes a las madres biológicas. Asimismo, a lo largo de estos años se ha investigado en torno a las posibilidades de la crianza artificial.

 

El lince ibérico es parte de nuestro patrimonio natural, igual que los monumentos históricos de ciudades y pueblos. Hay que  protegerlo pues todavía es una especie "en peligro". Y el hombre, que  ha contribuido a esta situación,  ahora tiene la oportunidad de cambiarla,  gracias a iniciativas como  LIFE+ Iberlince. O lo que es lo mismo: "Trabajando por un mundo justo que valore y conserve la naturaleza", según  el lema de la  Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

 

Más información:

 

http://www.lifelince.org/

 

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/

 

*Los datos que aparecen en este reportaje han sido facilitados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (Junta de Andalucía): Proyecto Life+IBERLINCE Recuperación de la distribución histórica del Lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal. (LIFE10NAT/ES/570)

 

Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Instituto Andaluz de la Juventud

Publicado: Lun, 15/06/2015 - 13:34


Tweet Button: 

New!


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos