Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

¡Plant(é)atelo!

¿Somos conscientes de hasta qué punto nos puede ayudar la presencia de una planta en nuestro día a día? En este artículo os contamos qué beneficios nos proporcionan las plantas para combatir ciertos malestares cotidianos.

Es un pensamiento que a todos nos ha cruzado por la mente alguna vez. Pudo ser mientras pasábamos junto a un puesto callejero de flores de camino al trabajo o de visita en casa de unos amigos mientras jugueteamos con la miniatura de un buda bajo la sombra de sus preciosos bonsáis... “Tengo que poner más plantas en casa.”

La mera presencia —o el simple pensamiento—de plantas cercanas ya nos provoca un sentimiento inconsciente de bienestar. En este artículo descubriremos que ese sentimiento no está vinculado sólo al regalo estético que una orquídea, un ficus, un helecho o un palo de santo otorga a nuestro hogar. La presencia de plantas en nuestra vivienda también nos ofrece indudables beneficios para nuestra salud.

Estos son sólo unos pocos:
 

  1. Las plantas pueden limpiar contaminantes del aire: en nuestros hogares respiramos el mismo aire una y otra vez inhalando potencialmente sustancias dañinas que  estan suspendidas en el ambiente. Las plantas de interior ayudan a limpiar sustancias contaminantes, incluyendo compuestos orgánicos volátiles, causantes, muchos de ellos, de dolores de cabeza, naúseas y otros trastornos;
     
  2. las plantas pueden ayudar a combatir los procesos gripales: se ha demostrado que las plantas de interior pueden reducir los procesos gripales en más de un 30%. Esto se debe a que incrementan los niveles de humedad y reducen el polvo en el aire;
     
  3. las plantas pueden prevenir alergias: exponer a los niños desde edades tempranas a alergénicos como las plantas pueden ayudarles a una mayor tolerancia e inmunidad a distintos tipos de alergias de forma completamente natural;
     
  4. las plantas son humidificadores naturales: en lugar de comprar un humidificador para suavizar el aire, simplemente trae a casa un par de plantas. Esto nos beneficia porque contribuye a que mantengamos nuestras mucosas, la garganta y la piel bien hidratadas. Un estudio ha demostrado que la Raphis Marantha aumenta hasta un 5% el nivel de humedad en el aire;
     
  5. las plantas disminuyen las presión arterial: se ha comprobado que la gente con plantas en casa padecen menos estrés y se sabe que las plantas contribuyen a rebajar la presión arterial;
     
  6. las plantas producen aire limpio: además de filtrar elementos químicos, las plantas limpian el aire, mejorando la calidad del mismo a su alrededor. Una de las principales actividades que realizan las plantas, es la filtración del aire a través de un proceso vital llamado fotosíntesis: el dióxido de carbono es absorbido y transformado en oxígeno que, de nuevo, será expulsado al exterior, renovando así la calidad del aire;
     
  7. y más importante...las plantas pueden hacerte feliz: las plantas de interior pueden contribuir a un sentimiento de bienestar relajándote y haciéndote más optimista. Diversos estudios han demostrado que los pacientes de hospitales cuyas ventanas de habitación dan a un jardín se recuperan más rápidamente que aquellos que no disponen de dichas vistas. Incrementa el nivel de concentración y comprensión, y atenúa sentimientos negativos como son el miedo o el enfado. Además, está comprobado que un enfermo se recupera más rápido y mejor en presencia de flores y plantas.


    Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk,  Lorca

 

 

Publicado: Mie, 23/07/2014 - 12:34


Tweet Button: 

New!


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos