Portal Europeo de la Juventud

Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Huertos urbanos: del campo a la ciudad
Huertos urbanos: del campo a la ciudad

Huertos urbanos: del campo a la ciudad

Cultivar los propios alimentos ya está al alcance de todos. Los modernos “huertos urbanos” han traído el campo a la ciudad. Si te estas planteando esta opción de vida y alimentación, puedes seguir leyendo; te damos algunas claves.

Los huertos han existido desde que el hombre es hombre. Vinculados desde su origen al medio rural, en los últimos años se han trasladado a la ciudad. Son los llamados "huertos urbanos". Este sistema aprovecha técnicas de cultivo tradicionales para concentrar toda la riqueza de una cosecha en una azotea, un patio interior o incluso un solar degradado que si no se convertiría en vertedero. Bien como iniciativa privada, pública o desde un colectivo vecinal, el resultado siempre mejora el paisaje urbano a través de la participación de los ciudadanos. Plantar un huerto urbano es además de una forma de acercarnos a la naturaleza, una alternativa de ocio sostenible, saludable y también familiar. Todos pueden hacerlo y de hecho hay numerosas iniciativas de este tipo que parten desde la escuela. Los niños de las ciudades aprenden de esta forma que las frutas y verduras tienen vida antes de llegar a los grandes hipermercados.
 

 Recomendaciones básicas para plantar un huerto urbano:
 

- En principio, se necesita un mínimo de 5 ó 6 horas de luz directa al día, tomando como referencia la estación de verano.

- Una orientación hacia el sur será, además, la ideal.

- Es recomendable tener un grifo cerca para facilitar el riego.
 

El desembolso económico inicial es bajo para la producción que se puede conseguir;  de esta forma se consigue ahorrar en la cesta de la compra. La calidad de las verduras y las hortalizas cultivadas en casa mejora la de los productos que  se encuentran en la mayoría de nuestros mercados ya que desde casa, se pueden dejar madurar en el huerto hasta que estén en su punto.
 

El contacto con la naturaleza y el trabajo en un huerto ecológico puede suponer una buena oportunidad para relacionarse con otras personas. La asociación Limam ha puesto en marcha con la colaboración de la Obra Social La Caixa el proyecto «Naturaleza y autoestima: Un proyecto para el desarrollo personal». La iniciativa se lleva a cabo en el huerto urbano de Bellavista con el fin de desarrollar las habilidades sociales y personales, y facilitar el acceso al mercado laboral de las familias con dificultades económicas del barrio.
 

Huerto El Caminito, en Málaga, de propiedad municipal es gestionado por la asociación El Caminito a través de asambleas abiertas.
 

La Huerta del Cole es una iniciativa personal a la que se han sumado niños, padres y profesores del colegio Miguel de Cervantes de Tres Cantos (Madrid). Después de mucho trabajo cultivando habas, tomates, lechugas, ajos, cebollas, pepinos, fresas..., han logrado también involucrar a sus vecinos.
 

Es también interesante la iniciativa de la  Red de Huertos Escolares Agroecológicos de Zaragoza; constituida en el curso 2010-2011, forman parte de esta red 100 huertos ubicados en los patios de recreo de los centros educativos.
 

-En Cantabria, se puede consultar otra iniciativa de vida alternativa.
 

La HuertAula comunitaria de agroecología Cantarranas, iniciativa de estudiantes y profesores de la Universidad Complutense de Madrid, organiza actividades para inculcar y difundir la agroecología en forma de talleres y cursos en su Aula Rural, Jornadas Hortelanas o Sábados Verdes en los viveros de la UCM. En verano hay campamentos para dar a conocer la agricultura ecológica a los más pequeños.
 

En esta misma línea, también hay que destacar la celebración en 2014 del Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF).  En la 66ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas se declaró oficialmente así. Se trata de una iniciativa promovida por el Foro Rural Mundial y respaldada por más de 360 organizaciones civiles y campesinas de todo el mundo. El objetivo del AIAF es poner en valor la agricultura familiar y pequeña. También centrar la atención mundial sobre el papel que tiene este tipo de agricultura en la lucha contra la erradicación de la pobreza.
 

Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Instituto Andaluz de la Juventud.