Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Las modalidades de contrato de trabajo en España

En ocasiones, la dificultad para encontrar trabajo hace que, a la hora de firmar un contrato, se pasen por alto algunos de nuestros derechos como trabajadores.

Encontrar trabajo es un fin en sí mismo y es posible que se descuiden otros aspectos que, a la larga, pueden ocasionarnos muchos problemas como trabajadores. Para evitarlo, es muy importante informarse previamente de las diferentes modalidades de contrato, de nuestros derechos en cuanto a la formación, prácticas o situaciones especiales.
 

En España, las últimas reformas han simplificado las modalidades de contratación laboral a las siguientes:
 

  1. Contrato indefinido

Se celebrará sin establecer límites de tiempo en la prestación de los servicios, en cuanto a la duración del contrato. Además, dice la ley que “todos los contratos se presumirán celebrados por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios. Así mismo, se tendrán por indefinidos todos los contratos celebrados en fraude de ley, o los temporales cuando excedan del tiempo máximo de contratación temporal”1.
 

Es el principal modelo de contrato y el que más se quiere incentivar, aunque las estadísticas de empleo dicen que continúa siendo el menos utilizado.
 

Hay algunas modalidades específicas de contratos indefinidos, como las siguientes:

  • Fijos Discontinuos. De carácter indefinido (sin duración concreta) pero propios de aquellos servicios que, si bien se prestan con carácter fijo, no abarcan todo el periodo del año natural, por lo que durante unos meses del año la persona trabajadora presta sus servicios, pero durante otros no (por ejemplo trabajos de temporada).
     
  • Indefinido para trabajadores con discapacidad. Este tipo de contratación se incentiva en mayor grado para diferenciarla de la contratación de trabajadores que no tienen disminuida su capacidad funcional, y está previsto para trabajadores con grado mínimo reconocido de discapacidad igual o superior al 33 por 100.
     
  • Indefinido de apoyo a los emprendedores. Pensado para facilitar el empleo estable y potenciar la iniciativa empresarial de las empresas que tengan menos de 50 trabajadores. Siempre es por tiempo indefinido y a jornada completa. Tiene determinados incentivos fiscales para la empresa (deducciones de la cuota impositiva y de las cotizaciones a la Seguridad Social).

 

  1. Contrato para la formación y el aprendizaje

“Tiene por objeto la cualificación profesional de los trabajadores, mediante un sistema que combina de forma simultánea la actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo”2.
 

Se podrá realizar con trabajadores de entre dieciséis y veinticinco años que no posean las titulaciones establecidas para el contrato de prácticas y carezcan de la cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo.
 

El límite máximo de edad no se tendrá en cuenta cuando el contrato sea para personas con discapacidad o para colectivos en situación de exclusión social.
 

La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres, con alguna excepción. El trabajador no podrá volver a ser contratado bajo esta modalidad, excepto si el nuevo contrato tiene por objeto la obtención de distinta cualificación profesional.
 

El tiempo de trabajo efectivo no podrá ser superior al 75 por ciento durante el primer año, o al 85 por ciento, durante el segundo y tercer año al tiempo dedicado a las actividades formativas. El trabajador no podrá realizar horas extraordinarias, trabajos nocturnos ni trabajos a turnos.
 

La retribución dependerá del tiempo dedicado al trabajo, según lo establecido en el convenio colectivo, pero nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

 

  1. Contrato en prácticas

Se puede realizar a titulados universitarios o con titulación superior de formación profesional para facilitar la práctica profesional adecuada a los estudios realizados.
 

Para realizar este contrato no pueden haber pasado más de cinco años desde el fin de los estudios y debe de ser en un puesto de trabajo relacionado con tus estudios.
 

La duración del contrato no podrá ser inferior a seis meses, ni superior a dos años. El salario asignado no podrá ser inferior al 60 o al 75 por 100 durante el primer o el segundo año de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para alguien que realice el mismo puesto de trabajo o equivalente, no pudiendo ser nunca inferior al salario mínimo interprofesional.

 

  1. Contrato de obra o servicio determinado

Es el que se lleva a cabo para la realización de una obra o prestación de un servicio, que se debe de identificar con precisión en el contrato, ya que el trabajador solo deberá de ocuparse de las tareas dispuestas en el contrato.

 

La duración del contrato será la necesaria para el desarrollo de la obra o servicio, y no puede superar los tres años. Puede ser a tiempo completo o a tiempo parcial y, en cualquier caso, al finalizar el contrato, el trabajador recibirá una indemnización equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar doce días de salario por cada año de servicio.

 

  1. Contrato eventual por circunstancias de la producción

Este contrato se realiza para hacer frente al aumento no previsto de la actividad productiva causada por circunstancias del mercado, situación que no sea habitual y que sea temporal. También se puede realizar para sustituir a trabajadores que están de vacaciones.
 

Tiene una duración máxima de seis meses dentro de un período de doce meses, aunque se puede ampliar por convenio colectivo.
 

En el caso de que el contrato eventual se realice por un plazo inferior a la duración máxima establecida, podrá prorrogarse una sola vez, pero la duración total no podrá superar la duración máxima.
 

Se puede realizar a tiempo completo o a tiempo parcial y, en cualquier caso, a la finalización del contrato la persona trabajadora recibirá una indemnización equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar doce días de salario por cada año de servicio.
 

Además de los expuestos, que son los más habituales, existen otras modalidades para supuestos más específicos, como el Contrato de Relevo, el especial para Trabajadores en Riesgo de Exclusión o el de Interinidad.

 

1 RDL 1/1995 de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores.

2 Guía Laboral del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. http://www.empleo.gob.es/es/Guia/
 

Iván Sanz Burgos y Violeta Pérez Sobreviela

Asesoría Jurídica para Jóvenes del CIPAJ y de la Universidad de Zaragoza
 

Enviado por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Zaragoza

 

 

 

Publicado: Mar, 04/11/2014 - 14:39


Tweet Button: 

New!


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos