Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Tribus urbanas: el grafiti de El niño de las pinturas

dr zoidberg
Las tribus urbanas nacen como una forma de expresión urbana juvenil, y unas de sus mejores manifestaciones es el grafiti. En Granada encontramos a uno de sus mejores representantes: el niño de las pinturas

El término grafiti procede de Italia, aunque tiene raíces más añejas: nada menos que en la necesidad de comunicación de los humanos desde su aparición en la Tierra.
 

Los grafitis cobran protagonismo en los años 60, cuando comienzan a utilizarse como propaganda política en un mundo convulsionado por la Guerra Fría. Pero el fenómeno posterior del bombing en Filadelfia (EE UU) −el de pintar paredes con el nombre o apodo de cada uno− le dio características menos reivindicativas. 
 

Poco a poco, el grafiti fue convirtiéndose en arte: inmensos murales hechos por auténticos artistas empezaron a llamar la atención.
 

Pese a ello, las autoridades neoyorkinas iniciaron una dura política de tolerancia cero con los escritores de grafiti, como se reconoce a los verdaderos artistas.
 

A finales de los 80, y ayudado por el boom del hip hop, la cultura de la calle recobra vida.
 

En España se nota con bajo la conocida como «movida madrileña»: los jóvenes, libres de la dictadura que azotó al país, salen dispuestos a comerse el mundo y expresar sus sentimientos.
 

Es España uno de sus máximos referentes –requeridos hasta por las instituciones públicas- es Raúl Ruiz, el niño de las pinturas. Este artista reside en el barrio del Realejo (Granada), donde muchas paredes reflejan su creatividad.
 

Sus obras van unidas a frases o poemas, con mensajes que invitan a la reflexión. Siempre la figura humana aparece en primer lugar, sobresaliendo las expresiones de los rostros: miedo, felicidad, asombro, ternura.
 

Sus creaciones son verdadero street art. Su firma se encuentra también en Argentina, Portugal, Francia, Venezuela, Holanda, México, Italia, Hungría y Bélgica.
 

En su web, el niño de las pinturas resume así su historia:
 

 “Érase una vez un pequeño niño perdido. Buscaba bajo las piedras y tras su sombra pero nunca se encontraba. Jugaba con las estrellas y susurraba a las nubes secretos que guardaba el viento. Preguntaba a las montañas más altas y a los viejos más viejos, pero nadie le daba respuesta.
 

Un día saltaba de planeta en planeta recogiendo sueños cuando tropezó con una lata que sonaba a cascabel. La cogió y pulsó su cabeza y una gran llama de color lo inundó todo y ya el suelo no era suelo ni el cielo, cielo, todo era color, el color era todo. Lo miró y perdió su vista en él. El niño estaba maravillado (…)”.
 

Si te animas a ser el nuevo “Niño de las Pinturas”, puedes encontrar escuelas que te ayudarán a aprender y perfeccionar, en Granada o en toda España.
 

También puedes participar en alguno de los muchos concursos que se celebran en toda España o en uno de los safaris urbanos para no perderte ni un detalle de otros grafiteros, por ejemplo, en Madrid.
 

Y si lo tuyo es la exhibición de manera generalizada, ¡atrévete a subir tu obra!
 

¡Muéstrate!


 

Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Maracena

Publicado: Mar, 05/08/2014 - 10:59


Tweet Button: 

New!


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos

Enlaces