Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Simbiosis intergeneracional: jóvenes y mayores conectan

Simbiosis intergeneracional: jóvenes y mayores conectan
Los programas intergeneracionales rompen prejuicios. Los jóvenes se benefician de la experiencia de los mayores. Los mayores que contactan con jóvenes comprenden mejor los nuevos tiempos de un mundo que a veces ya no sienten como suyo.

Jóvenes y mayores:  cara y cruz de un mismo problema.

¿Qué tienen en común un joven y una persona jubilada? Un riesgo real de exclusión social. En la actualidad,sólo quien forma parte  del mundo del trabajo cuenta.

La opinión de jóvenes y mayores no  tiene suficiente impacto: los jóvenes  por ”inmadurez”;  los mayores  por "no estar conectados al  mundo". Este es el argumento dominante que relegar a ambos grupos.

Las familias extensas (que reunían en un mismo techo a abuelos, padres y nietos)  tienen menos  peso que antes. Debilitándose así  los beneficios que aportaban  a todos sus miembros: la sabiduría que los abuelos aportan, la capacidad de adaptarse a los nuevos tiempos con la ayuda de los nietos, y para todos, la superación de prejuicios mediante el contacto directo y el diálogo y cuidado mutuo.

Los programas intergeneracionales:  una respuesta socioeducativa  para conseguir una sociedad de todas las edades.

Desde la educación no formal  se están dando repuestas socioeducativas para  romper barreras entre generaciones. ¿Qué mejoras personales y sociales suponen?
 

Para las personas mayores:

  • Aumento de la vitalidad y mejora de la capacidad para hacer frente a la enfermedad.
  •  Incremento en el sentimiento de valía personal y de la motivación.
  • Oportunidades de aprender.
  • Huida del aislamiento.
  • Renovado aprecio por las propias experiencias de la vida pasada.
  • Reintegración en la familia y en la vida comunitaria.
  • Compartir experiencias y tener una audiencia que aprecia los logros.
  • Respeto, honor y reconocimiento de su contribución a la comunidad.
  • Aprender acerca de la gente joven.
  • Desarrollo de habilidades, y en particular de habilidades sociales y uso de nuevas tecnologías.
  • Transmitir tradiciones, cultura y lenguaje.
  • Pasarlo bien e implicarse en actividades físicas.
  • Exponerse a la diferencia.
  • Fortalecerse frente a la adversidad.

 

Para los jóvenes:

  • Incremento del sentimiento de valía, autoestima y confianza en uno mismo.
  • Menor soledad y aislamiento.
  • Tener acceso al apoyo de adultos durante momentos de dificultad.
  • Aumento del sentimiento de responsabilidad social.
  • Percepción más positiva de las personas mayores y de sus logros.
  • Mayor conocimiento de la heterogeneidad de las personas mayores.
  • Dotarse de habilidades prácticas.
  • Mejora de los resultados en la escuela.
  • Mejora de las habilidades lectoras.
  • Menor implicación en actos violentos y menor uso de drogas.
  • Estar más saludable.
  • Aumento del optimismo.
  • Fortalecerse frente a la adversidad.
  • Incremento del sentido cívico y de la responsabilidad hacia la comunidad.
  • Aprender sobre la historia y los orígenes y sobre las historias de los otros.
  • Construir la propia historia de vida.
  • Recibir apoyo en la construcción de la propia carrera profesional.

 

Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Ayuntamiento de Jaca