Portal Europeo de la Juventud
Información y oportunidades para los jóvenes en Europa.

Derecho de libre circulación y residencia de los ciudadanos europeos

Geralt
Uno de los principales derechos de los ciudadanos de la Unión Europea es la libre circulación dentro de sus fronteras. Este derecho se expresa a través del espacio de libertad, seguridad y justicia exento de fronteras internas.

El concepto de la libre circulación de personas se recoge en el  Acuerdo de Schengen en 1985 y del posterior Convenio de Schengen de 1990, que fue el comienzo de la eliminación  de los controles fronterizos entre países participantes. La cooperación Schengen, como parte del marco jurídico e institucional de la UE, se ha expandido paulatinamente hasta incluir a la mayoría de los Estados miembros y a algunos países extracomunitarios.

La supresión de las fronteras internas implica una gestión reforzada de las fronteras externas de la Unión así como la regularización de la entrada y la residencia de personas de países extracomunitarios a través de medidas como la política común de asilo e inmigración.

Qué es el tratado Schengen
El Acuerdo de Schengen es un acuerdo por el que varios países de Europa han suprimido los controles en las fronteras interiores y han trasladado estos controles a las fronteras exteriores (con países terceros). El acuerdo se firmo en 1985 y entro en vigor en 1995.

Está formado por  Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Países Bajos, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Suecia y Suiza (esta última votó en referéndum en febrero de 2014 restringir la entrada de ciudadanos extranjeros lo que puede llevar a un abandono del espacio Schengen).

Nacionales de un país de Schengen
Los ciudadanos nacionales de un país que haya firmado el acuerdo Schengen y que viajen a otro que también forma parte de este tratado, no necesitan pasaporte ni visado.

Nacionales de otros países fuera de la UE
Algunos países que no son miembros de la Unión sí firmaron el Tratado que permite la libre circulación de ciudadanos europeos. Esto significa que si se viaja desde cualquier país de la zona Schengen a cualquier otro país de la UE o viceversa, se puede hacer solo con el documento de identidad nacional o el pasaporte.

Extranjeros residentes
Los extranjeros residentes en alguno de los países de Schengen y que viajen a otro país de Schengen, necesitan un pasaporte válido y la autorización de residencia en un país de Schengen. Los titulares de una autorización de residencia expedida por cualquiera de los Estados citados podrán circular por un período máximo de tres meses.

Extranjeros no residentes
Para los extranjeros que visiten alguno de los países del tratado, necesitarán un pasaporte válido y un visado Schengen. Este documento es igual para todos los países miembros, pero para conseguirlo deberán acreditar que tienen un seguro medico y legal.


Escrito por Multiplicador Cualificado Eurodesk, Ayuntamiento de Leganés

 

Publicado: Jue, 29/05/2014 - 13:03


Tweet Button: 

New!


Info for young people in the western balkans

¿Necesitas ayuda o asesoramiento de un experto?

Pregúntanos

Enlaces