You are here

flag

Publicado: 25/04/2013 16:20

¡La ciencia también es cosa de chicas!

Las chicas todavía no están lo suficientemente representadas en las áreas de la ciencia, la tecnología y la investigación en Europa, a pesar de que en la escuela obtienen los mismos resultados que los chicos en ciencias y matemáticas. Chicas, no malgastéis vuestro talento: ¡la ciencia os necesita!

A picture

© fotolia.com - Alexander Raths

Si estás haciendo una carrera científica, tecnológica o de ingeniería, puede que seas tú la responsable del próximo gran descubrimiento científico. Para ayudarte a encontrar el trabajo científico de tus sueños, la Comisión Europea ha lanzado la campaña ¡La ciencia es cosa de chicas!

 

¿Qué lugar ocupas en la ciencia?

Responde a este cuestionario para descubrir el trabajo de tus sueños. Si quieres saber más, averigua cuáles son las próximas actividades que esta campaña organiza en tu país. Rompe los estereotipos y muestra al mundo que la ciencia es de verdad una cosa de chicas.

Si trabajas en el campo científico puedes mejorar la vida de las personas. ¿Te imaginas lo que supondría proteger el medio ambiente, mejorar la producción de alimentos o combatir la pobreza? Con la ciencia puedes usar tu imaginación y tu creatividad para pensar en algo en lo que nadie haya pensado todavía, hacer preguntas y seguir aumentando los conocimientos.

La ciencia, en todas sus disciplinas, puede representar una gran oportunidad para tu futuro. Una carrera dedicada a la investigación puede incluso darte la posibilidad de viajar por todo el mundo y trabajar con un equipo internacional.

 

 

 

Información general

A pesar de que existe una gran reserva de talento femenino en Europa y de que la mayoría de los jóvenes que salen de la universidad son mujeres, la proporción de mujeres en los primeros puestos científicos de Europa es muy baja. En los campos de la ingeniería, fabricación, construcción, ciencia, matemáticas e informática la representación de las mujeres licenciadas o graduadas es extremadamente baja. Esto se debe a que, aunque chicos y chicas muestran el mismo interés hacia los temas científicos en la escuela, un gran número de chicas dan la espalda a la ciencia, la ingeniería y la tecnología para dedicarse a otros estudios.