Herramientas de servicio

Selección de idiomas

Bandera de la UE

Recorrido de navegación

Menú

Actualizado : 19/09/2017

Vehículos de empresa

Los vehículos de empresa deben estar matriculados en el país donde esté establecida la empresa.

Esta norma se aplica tanto si eres el propietario de la empresa o si trabajas para ella siempre que el vehículo se haya comprado en nombre de la empresa.  

Conducir un vehículo de empresa en el extranjero

Menos de 6 meses

Si tu trabajo implica viajar frecuentemente entre diferentes países de la UE, ten en cuenta que la policía te puede parar en un control.

Puede pedirte una copia del contrato de trabajo o un prueba de la actividad que desempeñas en ese país de la UE, sobre todo si conduces por la noche o durante los fines de semana.

Ejemplo

Andrea trabaja de vendedor en una empresa italiana. Parte de su trabajo consiste en promocionar los productos de la empresa en Hungría, Bulgaria y Rumanía y por esa razón va frecuentemente a esos países con el coche de la empresa. La policía rumana le suele parar para comprobar que conduce legalmente en Rumanía un vehículo matriculado en Italia.

Por eso siempre lleva en el coche su contrato de trabajo y la autorización de su empresa para conducir el vehículo con fines profesionales fuera de Italia.

Más de 6 meses

En algunos países puedes solicitar una excepción a la norma de matriculación que te permita conducir un vehículo de empresa en el país correspondiente durante más de seis meses. Comprueba antes si es posible informándote en la administración nacional competente.

Ejemplo

Marco trabaja para una empresa finlandesa. La empresa decide destinarle a Portugal por un periodo de un año y durante ese tiempo tendrá que utilizar el coche de la empresa finlandesa. Para poder conducir el vehículo en Portugal con las placas de matriculación finlandesas durante más de 6 meses, tiene que solicitar a la administración portuguesa una autorización especial ("Guia de Circulação").

Una vez obtenida, podrá conducir el vehículo de empresa matriculado en Finlandia hasta que finalice su estancia en Portugal.

Trabajador transfronterizo en la UE

Si eres un trabajador transfronterizo (trabajas en un país pero vives en un país limítrofe y vuelves a tu casa al menos una vez a la semana), puedes conducir el vehículo de empresa en tu país de residencia sin tener que matricularlo ahí, si lo conduces:

  • entre tu lugar de trabajo y tu domicilio O
  • principalmente por motivos de trabajo

Ejemplo

Jacob se ha trasladado a los Países Bajos donde vive desde hace un año pero sigue dirigiendo su clínica dental en Bélgica. En un control rutinario de carretera la policía neerlandesa descubre que lleva un tiempo viviendo en los Países Bajos, por lo que le multa y le ordena matricular el automóvil allí.

Jacob recurre la decisión de la policía y explica que el automóvil, adquirido específicamente para su actividad empresarial (lo cual demuestra aportando facturas), está matriculado en Bélgica a nombre de su empresa y, además, lo utiliza en los Países Bajos con fines predominantemente profesionales.

Cuando las autoridades neerlandesas verifican los documentos, retiran la multa.

Trabajador transfronterizo fuera de la UE

Si la sede de la empresa se encuentra en un país que no pertenece a la UE, no se aplica ninguna flexibilidad en lo que respecta a la utilización del vehículo de empresa para desplazamientos privados.

Solo puedes utilizar tu vehículo de empresa matriculado fuera de la UE para conducir entre tu domicilio y tu lugar de trabajo y para llevar a cabo actividades profesionales dentro de la UE.

En tu contrato de trabajo deben constar todas las actividades que debas realizar dentro de la UE.

En todos los demás casos, es posible que la empresa tenga que pagar los derechos de importación del vehículo.

Ejemplo

Diana reside en Francia, pero trabaja en Suiza para una empresa suiza. Un domingo, la policía francesa la paró cuando conducía su automóvil. La policía le explicó que solo podía utilizar su coche de empresa suizo en Francia para acudir a su trabajo y volver a su domicilio, o para realizar actividades relacionadas con el trabajo en Francia.

Como Suiza no forma parte de la UE, Diana debe demostrar que utiliza su vehículo de empresa con fines profesionales en Francia. En caso contrario, es posible que su empresa tenga que pagar los derechos de importación del vehículo.

Uso privado de un vehículo de empresa

Si quieres utilizar tu vehículo de empresa con fines privados y profesionales, esta circunstancia debe quedar claramente reflejada en tu contrato de trabajo.

Ten en cuenta que un vehículo de empresa debe utilizarse principalmente con fines profesionales y solo ocasionalmente con fines privados.

Ejemplo

Magda vive en la República Checa y trabaja en Eslovaquia. Conduce un coche de empresa matriculado en Eslovaquia principalmente en ese país y para desplazarse de su lugar de trabajo a su ciudad de residencia.

Ha llegado a un acuerdo con su empresa y puede conducir también el vehículo ocasionalmente para asuntos personales en la República Checa. Puede hacerlo siempre que este acuerdo se indique claramente en su contrato de trabajo. Así evitará problemas con la policía de la República Checa. 

Prestar el vehículo de empresa

No puedes prestar o alquilar tu vehículo de empresa a otra persona (por ejemplo, tu cónyuge o tus hijos) cuando lo utilices temporalmente en otro país de la UE.

En algunos países es posible que existan excepciones a esta norma, si la utilización del vehículo por parte de otra persona se menciona en el contrato de trabajo. Infórmate antes en la administración nacional encargada de la matriculación.

Información específica por países

Comprueba las condiciones para conducir tu vehículo de empresa en los distintos países de la UE

 

Consultas públicas
    ¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
    Ayuda y consejos

    Ayuda y consejos