Recorrido de navegación

Actualizado : 03/10/2014

travel

Viajes combinados

Se llama viaje combinado aquel en que el interesado adquiere una combinación de servicios de viaje o vacacionales que:

  • duran más de 24 horas, o
  • incluyen una noche de estancia.

El viaje combinado debe estar organizado previamente e incluir al menos dos de los servicios siguientes:

  • transporte
  • alojamiento
  • otros servicios que sean una parte significativa del viaje (por ejemplo, forfaits de esquí o visitas en autobús turístico).

Además, deben venderse a un precio todo incluido.

Las normas sobre viajes combinados se aplican también cuando los componentes del viaje se facturan por separado.

Comprueba con el mayorista o la agencia de viajes si existen normas nacionales sobre viajes y vacaciones de menos de 24 horas o que no incluyan una noche de estancia.

De acuerdo con la normativa de la UE, tienes derechos tanto al hacer la reserva como durante las propias vacaciones. Los más importantes son:

  • Te deben dar información clara y precisa sobre todos los aspectos de las vacaciones antes de firmar el contrato (incluso información sobre seguros de viaje opcionales, pasaportes, visados y requisitos sanitarios).
  • Aunque haya servicios individuales prestados por empresas distintas, como mínimo hay una parte responsable del viaje combinado en su totalidad. Según el país, esa parte responsable puede ser el mayorista (operador turístico), el minorista (agencia de viajes) o ambos. Deben darte los datos de contacto del responsable por si tienes que poner una queja durante las vacaciones o reclamar una indemnización a la vuelta.
  • Si te encuentras con dificultades, tienes derecho a asistencia. Por eso te deben facilitar un teléfono de urgencia del mayorista o la agencia de viajes.
  • Si el organizador o la agencia de viajes quiebra, tienen que devolverte el dinero y, si ya has empezado las vacaciones, repatriarte. El modo de hacerlo en la práctica depende de las normas nacionales y de la entidad con la que el mayorista o la agencia haya acordado la protección.
  • Si te es imposible ir a un viaje combinado que ya hubieras reservado, puedes traspasárselo a otra persona. En ese caso te pueden cobrar gastos derivados del traspaso.
  • El precio estipulado en el contrato solo puede aumentarse en determinadas condiciones específicas (por ejemplo si suben los costes de transporte, las tasas o los tipos de cambio) y en ningún caso en una fecha posterior a 20 días antes del comienzo del viaje combinado.
  • Si el organizador o la agencia cambia significativamente el contenido (incluido el precio) del viaje combinado y decides anularlo, puedes optar por que te devuelvan el dinero o por un viaje alternativo. Lo mismo ocurre si el organizador cancela el viaje. En algunos casos puedes tener derecho a una indemnización.

Estas normas NO son aplicables si organizas las vacaciones por tu cuenta y compras los distintos componentes a vendedores o webs que no están relacionados entre sí de ninguna manera.

Si durante las vacaciones algo va mal por causas ajenas a ti (por ejemplo, si se anula una visita o si el hotel no corresponde a la descripción del folleto), debes ponerte en contacto lo antes posible con:

  • el organizador o, en su caso
  • el representante local

que deben hacer inmediatamente lo posible por resolver el problema.

Si el problema persiste, recoge todas las pruebas que puedas (fotos, por ejemplo) y presenta una queja en cuanto vuelvas.

Según en qué país, tu primer punto de contacto puede ser la agencia a la que hayas comprado el viaje. En algunos países, hay plazos para presentar quejas en relación con las vacaciones.

Si, a pesar de todo, el problema no se resuelve, pide ayuda a tu Centro Europeo del Consumidor , especialmente si el organizador tiene su sede en otro país de la UE.

Ejemplo

Cambio importante de un elemento esencial de un viaje combinado

Michel es belga y reservó unas vacaciones combinadas de tres semanas en Grecia a través de un mayorista griego. El viaje tenía que empezar con una excursión guiada de catorce días y terminar con una semana en un centro turístico de playa. Unos días antes de la salida programada le dijeron que la excursión no se iba a hacer y le ofrecieron empezar con la estancia de una semana en la playa y después una excursión de diez días. A Michel no le gustó la idea, ya que la nueva excursión, más corta, no incluía todos los lugares que le interesaban, y además no quería empezar las vacaciones con la semana de playa. Le aconsejaron que se pusiera en contacto con su Centro Europeo del Consumidor, donde le dijeron que tenía tres posibilidades:

  • aceptar la oferta si el organizador le ofrecía también una reducción del precio adecuada
  • pedir al organizador que le ofreciera otro viaje
  • cancelar todo el viaje y reclamar la devolución del dinero y, posiblemente, una indemnización.

Michel se dirigió al organizador con esta información. Finalmente eligió la primera opción y obtuvo una reducción del 50% del precio original.

Ayuda y asesoramiento

Ayuda y asesoramiento

Ponte en contacto con los servicios de asistencia especializados