Herramientas de servicio

Selección de idiomas

Bandera de la UE

Recorrido de navegación

Menú

Actualizado : 28/07/2017

Tu cónyuge y tus hijos de países de la UE

Si eres ciudadano de la UE y te trasladas a otro país de la UE para vivir o trabajar allí, las normas de la UE facilitan que tu familia se reúna contigo. En esta página podrás averiguar cómo pueden reunirse contigo tu cónyuge, tus hijos y tus nietos si son ciudadanos de la UE.

Ahora bien, si eres ciudadano de la UE y nunca has vivido en otro país miembro, únicamente se aplican las normas nacionales.

Estancia por derecho propio

Al ser ciudadanos de la UE, tu cónyuge, tus hijos y tus nietos pueden permanecer en otro país de la UE como trabajadores, demandantes de empleo, pensionistas o estudiantes en las mismas condiciones que se te aplican a ti.

Requisitos y trámites que deben cumplir:

Estancia como personas a tu cargo

¿Tu cónyuge, hijos o nietos no tienen previsto estudiar, trabajar o buscar empleo ni perciben ninguna pensión?

Aún así, pueden reunirse contigo como personas a tu cargo.

Estancias de hasta tres meses

Como ciudadanos de la UE, tu cónyuge, tus hijos y tus nietos pueden vivir en el país de la UE al que te hayas trasladado en las mismas condiciones que se aplican a los demás ciudadanos de la UE.

Estancias de más de tres meses

Si eres trabajador

Si trabajas en otro país de la UE como empleado, autónomo o trabajador desplazado, tu cónyuge y los hijos y nietos que tengas a tu cargo pueden vivir contigo sin necesidad de cumplir ningún otro requisito.

Si eres pensionista

Si eres pensionista y vives en otro país de la UE, tu cónyuge y los hijos y nietos que tengas a tu cargo pueden vivir contigo a condición de que tanto tú como los tuyos tengáis:

  • ingresos suficientes para vivir sin necesitar ayudas económicas
  • seguro médico completo en el país de acogida.

Si eres estudiante

Si eres estudiante y vives en otro país de la UE, tu cónyuge y los hijos y nietos que tengas a tu cargo pueden vivir contigo siempre y cuando:

  • te hayas matriculado en un centro educativo reconocido
  • tengas ingresos suficientes para que toda la familia viva sin necesitar ayudas económicas
  • tengas seguro médico completo para toda tu familia en el país de acogida.

Registro

Averigua cómo obtener un certificado de registro para los miembros de tu familia que viven contigo

Orden de salida del país y expulsión

Mientras cumplan los requisitos de residencia, tu cónyuge, tus hijos y tus nietos pueden permanecer contigo en tu país de acogida. Si dejan de cumplirlos, las autoridades nacionales pueden ordenar su salida.

En casos excepcionales, el país de acogida puede expulsarlos por motivos de orden público o seguridad pública, pero solo si demuestra que representan una amenaza grave.

Tanto la decisión de expulsión como la orden de salida del país se les deben notificar por escrito y explicar todos los motivos que las justifican, cómo recurrirlas y en qué plazo.

Residencia permanente

Como ciudadanos de la UE, y en las mismas condiciones que se te aplican a ti, tu cónyuge y tus hijos y nietos pueden obtener el derecho a la residencia permanente si han vivido legalmente en el país de acogida cinco años seguidos.

Eso significa que pueden permanecer en su territorio todo el tiempo que quieran, aun en caso de no trabajar o necesitar ayuda económica. Además, deben disfrutar de los mismos derechos, prestaciones y ventajas que los ciudadanos del país de acogida.

Averigua cómo obtener un documento de residencia permanente que certifique su derecho incondicional a permanecer en el territorio.

Fallecimiento

Si trabajas por cuenta ajena o como autónomo en otro país de la UE y falleces antes de obtener la residencia permanente, tu cónyuge, tus hijos y tus nietos que vivan contigo como miembros de tu familia pueden tener derecho a un trato especial. Por ejemplo, pueden obtener autorización para residir permanentemente:

  • si tu fallecimiento se debe a un accidente de trabajo o enfermedad profesional
  • si al fallecer has vivido en el país un mínimo de dos años seguidos.
Consultas públicas
    ¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
    Ayuda y consejos