Recorrido de navegación

Compartir en 
	Compartir en Facebook
  
	Compartir en Twitter
  
	Compartir en google+
  
	Compartir en linkedIn

Asistencia sanitaria programada

Actualizado : 25/10/2013

Gastos y reembolso

Los costes se pueden cubrir de dos maneras:

1. Tu seguro médico corre con todos los costes directamente.

  • Esta modalidad se aplica a los sistemas públicos de asistencia sanitaria, pero es posible que no cubra los tratamientos prestados por médicos o clínicas privados.
  • Debes obtener la autorización previa de tu seguro médico antes de emprender el viaje para recibir un tratamiento. Si te la conceden, te darán el formulario correspondiente (el llamado formulario S2)
  • Tu seguro correrá con el coste completo del tratamiento.
  • Generalmente los organismos afectados se ponen de acuerdo entre ellos para el reembolso, por lo que no tendrás que pagar por el tratamiento.

Sin embargo, si el tratamiento lo recibes en un país en el que los pacientes pagan normalmente por el tratamiento y son reembolsados posteriormente por su seguro médico, es posible que tengas que hacer frente a algunos gastos. En ese caso debes solicitar el reembolso a las autoridades del país en el que te hayan tratado. Te reembolsarán directamente aplicando el mismo baremo que a sus residentes. También puedes solicitar el reembolso a tu seguro médico cuando regreses a casa.

Si en el país donde estás asegurado se reembolsa por ese tratamiento un importe superior al pagado en el país donde lo recibiste, tienes derecho a un reembolso complementario de tu seguro médico que cubra la diferencia.

2. Abonas tú el coste del tratamiento y solicitas el reembolso después.

  • Esta opción es válida para todos los sistemas de asistencia sanitaria, tanto públicos como privados.
  • Te reembolsarán el coste del tratamiento en tu país de residencia, pero solo si allí tienes derecho a recibir ese tratamiento.

De todas maneras, es posible que sigas teniendo que solicitar la autorización previa. Consúltalo a tu Punto de Contacto Nacional.

Ejemplo 1

Xavier quiere recibir un tratamiento dental básico (cubierto por su seguro médico) en el Estado miembro Y, pero el coste del tratamiento en ese Estado miembro es superior al de su país. Xavier quiere que todos los gastos queden cubiertos, por lo que debe solicitar la autorización previa a su seguro médico. Una vez que la reciba, no tendrá que pagar por el tratamiento médico en el extranjero, ya que los organismos afectados se pondrán de acuerdo directamente entre ellos para los trámites del reembolso.

Yvonne quiere recibir lo antes posible ese mismo tratamiento dental en el Estado miembro X. Se dirige al Punto de Contacto Nacional para averiguar si tiene que solicitar autorización previa y allí le comunican que no hace falta. A continuación se va al extranjero y recibe el tratamiento. Lo paga ella misma y a su regreso solicita el reembolso.

Ejemplo 2

Agata precisa cirugía compleja y quiere que la operen en el Estado miembro Y, en una clínica concertada con el sistema de sanidad público. Como este tipo de cirugía requiere la autorización previa —independientemente de que se opte por el pago directo o por el reembolso posterior— solicita la autorización previa y su seguro médico corre directamente con el coste de la operación o la paga ella misma y solicita el reembolso cuando esté en casa de vuelta.

Bernard precisa también el mismo tipo de cirugía y también quiere que le operen en el Estado miembro Y, pero en una clínica privada. En ese caso tiene que solicitar la autorización, pero no puede optar por el pago directo por parte de su seguro médico. Bernard tiene que abonar el coste del tratamiento y solicitar el reembolso posteriormente. Generalmente le darán el importe que le hubieran reembolsado en su país por el mismo tipo de tratamiento.

Sea cual sea la opción que elijas, tu seguro médico no te puede denegar la solicitud de autorización previa, si:

  • el tratamiento que necesitas no está disponible en tu país de origen, pero está cubierto por tu seguro médico obligatorio
  • el tiempo de espera para dispensarte el tratamiento que necesitas en tu país es razonablemente excesivo.

Puedes obtener más información sobre los gastos y el reembolso dirigiéndote directamente a tu seguro médico o al Punto de Contacto Nacional del país de la UE en el que quieras recibir el tratamiento.

Direcciones y webs nacionales de utilidad:

Elige un país:

¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda?

¿No has encontrado la información que necesitas? ¿Tienes un problema?

Pide asesoramiento sobre tus derechos en la UE

Problemas con las administraciones públicas