Recorrido de navegación

Compartir en 
	Compartir en Facebook
  
	Compartir en Twitter
  
	Compartir en google+
  
	Compartir en linkedIn

Parejas

Actualizado : 18/06/2014

family

Matrimonio

El matrimonio (matrimonio civil, es decir, el celebrado con arreglo a la ley pero sin confesión religiosa) es un estado civil reconocido en todos los países de la UE.

Varían en cambio las normas que regulan uniones distintas del matrimonio, tales como las uniones registradas y las uniones de hecho.

Las normas nacionales y las prácticas relacionadas con el matrimonio varían de un país a otro, sobre todo en lo que respecta a:

  • Los derechos y obligaciones de las parejas casadas: por ejemplo, sus bienes, sus obligaciones como padres o los apellidos.
  • La relación entre el matrimonio civil y el religioso: algunos países consideran el religioso equivalente al civil, otros no. Si vuestro matrimonio es únicamente religioso y os vais a vivir a otro país, es importante informarse sobre las consecuencias que eso tiene para vuestro estado civil.
  • Los requisitos para contraer matrimonio: la diferencia más significativa es el derecho o no a casarse de las parejas del mismo sexo. Hoy en día, conceden ese derecho los siguientes países de la UE: Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Países Bajos, Portugal, Suecia y el Reino Unido excepto Escocia e Irlanda del Norte.

Trámites: antes de la boda

Si intervienen distintos países de la UE —por ejemplo, porque la boda es entre personas de diferente nacionalidad o porque te vas a trasladar a otro país después de casarte— infórmate sobre cuál es el país cuya legislación se aplica a tu boda y a tu régimen matrimonial de propiedad. Este aspecto tendrá importantes consecuencias para tus derechos y obligaciones como cónyuge.

Si te vas a casar en un país de la UE distinto del país en que vives, consulta con la administración de ambos los trámites necesarios para que tu boda sea vigente y tenga efecto en ambos países. Es posible que haya requisitos de registro o publicación.

Trámites: después de la boda

En teoría, el reconocimiento de tu matrimonio está asegurado en todos los demás países de la UE; sin embargo no siempre ocurre en el caso de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Si os casáis en un país de la UE que no es vuestro país de origen, no es mala idea inscribir el matrimonio en el consulado de vuestro país de origen en vuestro país de residencia.

Si te vas a vivir a otro país de la UE por motivos de trabajo, tu esposo o esposa tiene derecho a ir contigo si también tiene la nacionalidad de un país de la UE. Para los esposos o esposas sin ciudadanía de la UE se aplican normas diferentes.

Ejemplo

Matrimonio entre personas del mismo sexo: prácticas diferentes según el país

Emma, de nacionalidad belga, se casó en Bélgica con Carine, de nacionalidad francesa. Cuando Emma se trasladó a Alemania por motivos de trabajo, Carine la acompañó... pero la administración alemana no las consideraba casadas al no estar reconocido en este país el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ahora bien: como sí es posible la unión registrada entre parejas del mismo sexo, Alemania reconoce a Emma y Carine los mismos derechos que a las parejas registradas según la legislación alemana.

¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda?

¿No has encontrado la información que necesitas? ¿Tienes un problema?

Pide asesoramiento sobre tus derechos en la UE

Problemas con las administraciones públicas