Herramientas de servicio

Selección de idiomas

Bandera de la UE

Recorrido de navegación

Menú

Actualizado : 02/05/2017

Créditos al consumo y préstamos

Cuando suscribas un crédito al consumo, recuerda que existen normas en la UE que te protegen antes de firmar el contrato y te permiten dar marcha atrás en caso necesario.

Información importante para poder comparar ofertas

Si decides pedir un crédito para comprar un producto, compara las ofertas antes de tomar una decisión. Antes de firmar un contrato, el proveedor del crédito debe proporcionarte un documento denominado Información normalizada europea sobre el crédito al consumoDeutschčeštinaEnglish. En él encontrarás el mejor análisis posible de las condiciones del contrato que estés pensando suscribir. El documento incluye:

  • las principales características del contrato
  • el importe del crédito y su coste
  • la tasa anual equivalente (TAE, una cifra única que equivale al coste total del crédito: intereses, comisiones, impuestos y cualquier otro tipo de gastos)
  • el número, la periodicidad y el importe de todos los pagos
  • una nota sobre los aspectos jurídicos importantes.

De este modo puedes comparar las ofertas de los diferentes proveedores de crédito y elegir la que te parezca más adecuada. Si el proveedor de crédito no te ha facilitado ese documento, puedes pedírselo.

Rescisión de un contrato de crédito

Si tienes dudas sobre el contrato que has firmado o te das cuenta después de que no necesitas el crédito, puedes rescindirlo en un plazo de 14 días naturales a partir de la fecha de la firma. No tienes que dar ninguna explicación, pero tendrás que devolver el dinero prestado, más los intereses y todas las comisiones no reembolsables que el proveedor del crédito ya haya abonado.

Ejemplo

Paolo, italiano, suscribió un préstamo de 1.000 euros ante un proveedor no bancario para comprar una lavadora nueva. Antes de firmar el contrato recibió muy escasa información sobre el crédito, y no recibió el documento informativo previo (la Información normalizada europea sobre el crédito al consumoDeutschčeštinaEnglish) Le dijeron que tenía dos años para devolverlo, a un tipo de interés moderado.

Después de firmar el contrato, se dio cuenta de que la tasa anual equivalente (el coste total del crédito) era muy elevada. De modo que decidió no suscribir el crédito y buscar otra alternativa mejor. Al ponerse en contacto con la organización de consumidores locales, se enteró de que podía desistir del contrato en un plazo de 14 días simplemente mediante una carta al acreedor y tras reembolsar el dinero que había recibido.

Reembolso anticipado del préstamo

Si deseas reembolsar tu crédito antes de lo estipulado en el contrato, tienes derecho a hacerlo. Pero debes saber que es posible que tengas que compensar al proveedor de créditos por su pérdida de ingresos. En cualquier caso, la compensación no puede ser mayor que el importe total de intereses que habrías pagado.

Estas normas se aplican a los créditos al consumo de 200 euros hasta 75.000 euros, con excepción de los préstamos:

  • garantizados con una hipoteca
  • celebrados para adquirir terrenos o bienes inmuebles
  • relativos a un arrendamiento sin obligación de compra o un arrendamiento financiero
  • concedidos libres de intereses, sin gastos o en forma de prestación de descubierto reembolsable en un plazo de un mes
  • resultado de una resolución judicial
  • relativos a préstamos concedidos a un público restringido.

Suscribir un crédito o un préstamo en otro país de la UE

Si deseas contratar un crédito o un préstamo en otro país de la UE, ten en cuenta que los bancos pueden ser reacios a conceder préstamos a residentes en otros países e incluso a conceder préstamos a residentes del mismo país que trabajen en otro país de la UE.

Aunque los bancos son libres de poner este tipo de límites a los préstamos que conceden, deben atenerse al principio general de no discriminación por motivos de nacionalidad y, por lo tanto, no pueden discriminar a los ciudadanos de la UE debido a su nacionalidad.

Si consideras que un banco ha incurrido en una discriminación contra tí, puedes:

  • ponerte en contacto con el banco (o con su oficina de reclamaciones) para obtener por escrito una respuesta en la que se expongan las razones exactas de la denegación del crédito;
  • en función de la respuesta escrita del banco, solicitar asesoramiento y ayuda en FIN-NETEnglish (la red de denuncias en el ámbito de los servicios financieros), que hace de mediador en los conflictos financieros entre consumidores y proveedores de servicios financieros, como bancos.
¿Necesitas recurrir a los servicios de asistencia?
Ayuda y consejos