Recorrido de navegación

Normativa medioambiental

Actualizado 07/2011

Las empresas tienen un efecto considerable sobre el medio ambiente y deben cumplir las normas medioambientales de la UE en toda una serie de áreas tales como la calidad del aire, los productos químicos o la gestión de residuos.

En su VI Programa de Acción en materia de Medio Ambiente, la UE señala como prioridades la reducción de la contaminación, la lucha contra el cambio climático, el mantenimiento de la biodiversidad y el uso adecuado de los recursos naturales, aspectos todos que se engloban en la responsabilidad ambiental de las empresas.

Contribuir al desarrollo sostenible puede considerarse una inversión que a largo plazo rendirá beneficios a la empresa. Y cumplir las normas medioambientales ayuda a crear nuevos mercados de productos respetuosos del medio ambiente y estimula la investigación y la innovación.

La política ambiental de la UE se basa en dos principios fundamentales:

  • el principio de precaución, según el cual cuando una actividad o política implica un riesgo para el medio ambiente o la salud humana, se toman medidas urgentes
  • el principio de que quien contamina paga, según el cual el contaminador corre con los gastos de evitar y remediar los daños al medio ambiente.

Las empresas de la UE deben cumplir, entre otros, los siguientes requisitos ambientales:

Régimen de comercio de derechos de emisión

La UE ha creado un régimen de comercio de derechos de emisión para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de manera económicamente eficaz. Incluye instalaciones tales como las centrales eléctricas, instalaciones de combustión, refinerías de petróleo y acerías o fábricas de cemento, vidrio, cal, ladrillos, cerámica, pasta de papel, papel y cartón.

Las empresas que explotan este tipo de instalaciones tienen la obligación de supervisar y comunicar sus emisiones de gases de efecto invernadero. Por cada tonelada emitida deben entregar un "derecho" (permiso). El total de derechos de este régimen (el "tope") es fijo y va bajándose poco a poco para garantizar que disminuya el total de emisiones de gases de efecto invernadero.

Aunque hay una cuota de derechos que se distribuye gratuitamente, los operadores también pueden comprarlos en subastas o a otros emisores. Los operadores tienen dos alternativas:

  • utilizar sus derechos para cumplir la obligación de entrega (es decir, para cubrir sus emisiones), o bien
  • tomar medidas para reducir sus emisiones.

En ese caso, pueden vender los derechos que les sobren a otros participantes en el mercado que prefieran comprar derechos adicionales en lugar de reducir sus emisiones. De este modo, las emisiones se reducen de la manera más barata posible.

En 2009, los legisladores europeos decidieron introducir una serie de mejoras:

  • se centralizó el establecimiento del tope máximo de emisiones
  • la subasta pasó a ser el método por defecto de asignación de derechos
  • se introdujeron normas válidas en toda la UE para la asignación gratuita de derechos
  • se incluyeron en el régimen otros gases de efecto invernadero y sectores económicos.

Gestión de residuos

Las empresas deben cumplir la normativa sobre prevención, reciclado y reutilización de residuos.

Diseño ecológico de productos que utilizan energía

El aspecto de la eficiencia energética debe tenerse en cuenta al inicio de la fase de diseño de un producto. La UE ha aprobado normas que obligan a que los productos que utilizan energía (sobre todo los que tienen un alto potencial de ahorro energético, como los dispositivos eléctricos y electrónicos y los aparatos de calefacción) se diseñen para ser más eficientes en su consumo de energía.

REACH

El objetivo de REACH es garantizar que las sustancias más peligrosas se sustituyan por otras más seguras. Las empresas deben demostrar que las sustancias que fabrican o utilizan sean seguras.

REACH establece obligaciones para todas las empresas que producen o utilizan sustancias químicas.

Prevención y control integrados de la contaminación (IPPC)

La IPPC se aplica a las industrias y empresas más contaminantes de los sectores energético, metalúrgico, mineral, químico, ganadero y de gestión de residuos.

Las instalaciones de estos sectores que superen determinadas dimensiones deben obtener permiso para ejercer sus actividades y cumplir una serie de criterios sobre "mejores tecnologías disponibles" para prevención de la contaminación, eficiencia energética y evacuación de residuos. Las autoridades nacionales son responsables de administrar los permisos.

Más allá de los requisitos

Las empresas son libres de ir por iniciativa propia más allá de los requisitos legales mínimos sobre medio ambiente.

LIFE+ ofrece ayudas a proyectos concretos de medio ambiente y conservación de la naturaleza. El programa, dotado con un presupuesto de 2 100 millones de euros para el período 2007-2013, cofinancia proyectos ambientales en tres capítulos: naturaleza y biodiversidad, política y gobernanza medioambientales, información y comunicación.

El Programa de Asistencia para el Cumplimiento de la Legislación Medioambiental se destina a las pequeñas empresas y, sobre todo, las microempresas, que a menudo carecen de los recursos y la experiencia necesarios para comprender y atajar los impactos sobre el medio ambiente. El programa contribuye a que estas empresas accedan a los recursos, la información y las herramientas que necesitan para que su funcionamiento sea más ecológico. Existen diversas fuentes de financiación para ayudar a las empresas a mejorar su comportamiento medioambiental.

La red Enterprise Europe Network ofrece a las empresas información y consejo sobre las normas medioambientales.

Ayuda y asesoramiento

Ayuda y asesoramiento

Tu Europa - Asesoramiento es una fuente de asesoramiento experto sobre cualquier aspecto relacionado con la legislación de la UE que pueda surgir en otro país de la UE.

La red Enterprise Europe NetworkEnglish y sus aproximadamente 600 puntos de contacto localesEnglish colaboran con organismos locales para ayudarle a desarrollar su negocio en nuevos mercados, crear o patentar nuevas tecnologías y acceder a la financiación de la UE.