Para imprimir | Aviso jurídico | Novedades | Búsqueda | Dirección de contacto | Índice | Glosario | Información sobre este sitio
Una Constitución para Europa Ignorar la selección lingüística e ir directamente a la lista de fichas de síntesis (tecla de acceso=1)
EUROPA > Síntesis de la legislación > Las políticas de la Unión

LA CONSTRUCCIÓN EUROPEA A TRAVÉS DE LOS TRATADOS >

Las políticas de la Unión


Política económica y monetaria


Introducción
El Banco Central Europeo
La política económica
La política monetaria
Un régimen específico para la zona del euro
La simplificación de los textos
Otras disposiciones
Cuadro recapitulativo

INTRODUCCIÓN

La Constitución aporta ciertas modificaciones a la política económica y monetaria de la Unión, en concreto:

La política económica y monetaria ha sido objeto de dilatados debates durante los trabajos de la Convención y de la Conferencia Intergubernamental (CIG) . El consenso alcanzado debería permitir que la Unión reforzara la coordinación de las políticas económicas. Los Estados miembros que han adoptado el euro dispondrán de una autonomía mucho mayor para tomar las decisiones que les afectan sin que los demás Estados miembros participen en la votación. A este respecto, la Constitución contiene una nueva sección relativa a «los Estados miembros cuya moneda es el euro», así como un Protocolo sobre el Grupo del Euro, adjunto a la Constitución.

Por último, el Tratado Constitucional amplía el ámbito de aplicación de la votación por mayoría cualificada a la casi totalidad de las disposiciones de la política económica y monetaria, con algunas excepciones.

[ Principio de la página ]

EL BANCO CENTRAL EUROPEO

El Banco Central Europeo se convierte en una institución de la Unión. En el artículo I-30, dedicado a él, se retoman algunas de las disposiciones institucionales de la parte III de la Constitución, que se reúnen en un único artículo a fin de hacerlas más accesibles a los ciudadanos.

Habida cuenta de que el BCE puede adoptar actos jurídicos en algunos ámbitos y que se le consulta sobre todo proyecto de acto de la Unión en los ámbitos que entran dentro de sus competencias, la decisión de conceder el estatuto de institución al BCE constituye una etapa lógica.

Sin embargo, el hecho de que el BCE se convierta en una institución de la Unión no aporta ningún cambio por lo que respecta a la estructura, las funciones, los estatutos y los objetivos del BCE o del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). El BCE mantiene, pues, su independencia frente a las otras instituciones de la Unión y a las autoridades de los Estados miembros. Se señala que es la única institución europea que goza de personalidad jurídica, como ya es el caso actualmente.

La Constitución reafirma más claramente que los gobernadores de los bancos centrales de los Estados miembros que no han adoptado el euro no forman parte del consejo de gobernadores del BCE (artículo III-382).

[ Principio de la página ]

LA POLÍTICA ECONÓMICA

La coordinación de las políticas económicas de los Estados miembros se determina en el artículo I-15: los Estados miembros coordinan sus políticas económicas en el seno de la Unión. A este respecto, el Consejo adopta medidas, en concreto, las orientaciones generales de las políticas económicas (OGPE). Se aplican disposiciones específicas a los Estados miembros de la zona del euro.

El capítulo II del Título III de la Parte III de la Constitución se dedica a la política económica y monetaria. El artículo III-177 retoma la definición actual de la acción de los Estados miembros y de la Unión en materia de política económica y monetaria.

Con arreglo a este artículo y al artículo III-178, la política económica de la Unión se basará en la estrecha coordinación de las políticas económicas de los Estados miembros, en el mercado interior y en la definición de objetivos comunes. Las políticas económicas de los Estados miembros deberán contribuir a la realización de los objetivos de la Unión. La política económica deberá respetar el principio de una economía de mercado abierta a la libre competencia. Como ya sucede actualmente, los Estados miembros considerarán sus políticas económicas una cuestión de interés común (artículo III-179). Las grandes orientaciones de las políticas económicas son el eslabón central de la coordinación.

Las grandes orientaciones de las políticas económicas

La Constitución contiene varias novedades en lo que se refiere a las orientaciones generales de las políticas económicas (artículo III-179):

Los déficits excesivos

Por lo que respecta al procedimiento relativo a los déficits excesivos, el Tratado Constitucional aporta las siguientes modificaciones (artículo III-184):

La Conferencia Intergubernamental elaboró una declaración aneja a su acta final, dedicada al Pacto de estabilidad y crecimiento. En esta declaración, los Estados miembros reiteran su compromiso en relación con los objetivos del Pacto y se declaran a la espera de posibles propuestas de la Comisión y de los Estados miembros dirigidas a reforzar y precisar su aplicación.

[ Principio de la página ]

LA POLÍTICA MONETARIA

La Constitución aporta algunas modificaciones a la política monetaria de la Unión. En primer lugar, designa oficialmente al euro como la moneda de la Unión y la convierte en uno de sus símbolos (artículo I-8).

La Constitución prevé asimismo una distribución muy clara de las competencias de la Unión por lo que se refiere a la política monetaria, que es, a partir de este momento, una competencia exclusiva de la Unión para los Estados miembros que han adoptado el euro (artículo I-13). Los Estados miembros que no han adoptado el euro mantienen sus competencias en el ámbito monetario.

Por lo general, permanecen sin cambios las disposiciones institucionales, las misiones y los objetivos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) (artículos III-185 a III- 191). El artículo I-30 define oficialmente el término «Eurosistema», que engloba al BCE y a los bancos centrales nacionales de los Estados miembros cuya moneda es el euro, que conducen juntos la política monetaria de la Unión.

Por otra parte, la Constitución establece un nuevo fundamento jurídico que cubre no solamente la adopción de las medidas necesarias para la introducción del euro, sino también, principalmente, las relativas a su empleo cotidiano. Este nuevo fundamente jurídico sustituirá a las actuales disposiciones transitorias del apartado 4 del artículo 123 del Tratado CE.

Asimismo, debe señalarse que la Constitución ha desplazado las disposiciones relativas a la celebración de un acuerdo monetario, que se encuentran actualmente en el capítulo sobre la política monetaria del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (Tratado CE), al Título relativo a la acción exterior de la Unión (artículo III-326), sin modificaciones de fondo.

[ Principio de la página ]

UN RÉGIMEN ESPECÍFICO PARA LA ZONA DEL EURO

La Convención había propuesto otorgar a los Estados miembros cuya moneda es el euro una mayor autonomía y la posibilidad de decidir solos en el seno del Consejo en relación con las cuestiones que les conciernen más específicamente por compartir la misma moneda. La CIG ha mantenido este planteamiento y la Constitución presenta, pues, en los artículos III-194 a III-196 un régimen específico aplicable únicamente a los Estados miembros de la zona del euro. Éstos podrán a partir de ahora tomar medidas para reforzar la coordinación y la supervisión de su disciplina presupuestaria y elaborar orientaciones más concretas para sus políticas económicas, procurando que estas orientaciones sean plenamente compatibles con las adoptadas para el conjunto de la Unión.

Con arreglo a lo establecido en estos artículos, el Consejo puede decidir, únicamente con el voto de los Estados miembros de la zona del euro, es decir, sin la participación en la votación de los demás Estados miembros, sobre las disposiciones siguientes:

El hecho de que los Estados miembros cuya moneda es el euro puedan decidir solos sobre las cuestiones que les afectan constituye un gran avance, que resulta inevitable. En efecto, desde la adhesión de los diez nuevos Estados miembros, los doce países de la zona del euro se encuentran en minoría en el Consejo hasta que los nuevos países miembros cumplan los criterios de convergencia para la adopción de la moneda europea. Por tanto, esta disposición permitirá garantizar que, durante este período, ciertas decisiones las tomen solamente los países que se ven afectados por ellas.

Además, en la sección dedicada a las disposiciones transitorias, la Constitución amplía los casos en los que queda suspendido el derecho de voto de los Estados miembros que están fuera de la zona del euro. Además de a las situaciones descritas anteriormente, se aplica en particular a las recomendaciones dirigidas a los Estados miembros de la zona del euro en el contexto de la supervisión multilateral, así como a todas las medidas relativas a los déficits excesivos (apartado 4 del artículo III-197).

Por último, también se refuerza el papel de los Estados miembros de la zona del euro en lo que respecta a la admisión de un Estado en la «Eurozona». Antes de que el Consejo, constituido en pleno, pueda adoptar una decisión, debe recibir una recomendación de los Estados miembros de la zona del euro, los cuales, por su parte, habrán decidido por mayoría cualificada.

Función del «Grupo del euro»

El artículo III-195 remite a un Protocolo anejo a la Constitución sobre el Grupo del euro, en el cual se fijan las modalidades de las reuniones de los ministros de los Estados miembros de la zona del euro. No obstante, aunque mencionado por primera vez en el Tratado, el Grupo del euro no es una formación oficial del Consejo. La Constitución se limita más bien a confirmar la práctica actual en lo que respecta a la celebración de las reuniones informales. Así pues, las decisiones oficiales continúan adoptándose en el Consejo de Ministros.

Las reuniones informales del Grupo del euro permitirán un diálogo más profundo sobre las cuestiones relacionadas con las responsabilidades específicas que comparten estos Estados. La Comisión participa de oficio en estas reuniones a las que también se invita al BCE. La única innovación en este ámbito consiste en que el Grupo del euro elige un presidente durante dos años y medio, por mayoría de esos Estados miembros.

[ Principio de la página ]

LA SIMPLIFICACIÓN DE LOS TEXTOS

La Constitución presenta un texto substancialmente modificado en lo que se refiere a las disposiciones transitorias (artículos 116 a 124 del Tratado CE).

Se suprimen todas las disposiciones relativas a las dos primeras fases de la unión económica y monetaria que la adopción del euro ha dejado obsoletas.

El Tratado Constitucional reúne a partir de ahora las disposiciones transitorias en los artículos III-197 a III-202. Estos artículos son aplicables a los Estados miembros acogidos a una excepción, es decir, cuya moneda no es aún el euro. Así pues, se establece a partir de ahora en estos artículos:

Por lo tanto, la Constitución aporta, sin cambiar el fondo, una importante simplificación de estas disposiciones, con lo que se facilita su lectura y comprensión por los ciudadanos.

[ Principio de la página ]

OTRAS DISPOSICIONES

La Constitución amplía el ámbito de aplicación de la votación por mayoría cualificada . Solamente persistirán algunas disposiciones, sometidas a la unanimidad del Consejo, en particular:

La Constitución otorga asimismo un papel más importante al Parlamento Europeo mediante la ampliación de la aplicación del procedimiento legislativo ordinario a las disposiciones siguientes:

[ Principio de la página ]

CUADRO RECAPITULATIVO

Artículos Materia Observaciones
I-8 Los símbolos de la Unión
Nuevas disposiciones
I-13 Las competencias exclusivas -
I-15 La coordinación de las políticas económicas y de empleo -
I-30 El Banco Central Europeo Modificaciones importantes
III-177 Política económica y monetaria - características generales -
III-178 a III-184 La política económica Modificaciones importantes
III-185 a III-191 La política monetaria -
III-192 a III-193 Disposiciones institucionales Modificaciones importantes
III-194 a III-196 Disposiciones específicas para los Estados miembros que forman parte de la zona del euro Nuevas disposiciones
III-197 a III-202 Disposiciones transitorias -
III-382 - III -383 BCE - disposiciones institucionales -
Protocolo sobre el Grupo del euro Modalidades de las reuniones del Grupo del euro Nuevas disposiciones
Declaración sobre el Pacto de Estabilidad y Crecimiento Pacto de Estabilidad y Crecimiento -

[ Principio de la página ] [ Página anterior ] [ Página siguiente ] [ Inicio ]


Estas fichas no vinculan jurídicamente a la Comisión Europea, no pretenden ser exhaustivas y no tienen valor interpretativo del texto de la Constitución.


Para imprimir | Aviso jurídico | Novedades | Búsqueda | Dirección de contacto | Índice | Glosario | Información sobre este sitio | Arriba