Para imprimir | Aviso jurídico | Novedades | Búsqueda | Dirección de contacto | Índice | Glosario | Información sobre este sitio
Una Constitución para Europa Ignorar la selección lingüística e ir directamente a la lista de fichas de síntesis (tecla de acceso=1)
EUROPA > Síntesis de la legislación > Los procedimientos decisorios de la Unión

LA CONSTRUCCIÓN EUROPEA A TRAVÉS DE LOS TRATADOS >

Los procedimientos decisorios de la Unión


El nuevo sistema de votación por mayoría cualificada


Introducción
Un nuevo sistema de mayoría cualificada
Las cláusulas especiales
Cuadro recapitulativo

INTRODUCCIÓN

La Convención proponía al término de sus trabajos un nuevo sistema de votación por mayoría cualificada, denominada «mayoría doble»: la mayoría de los Estados miembros y de la población de la Unión. Esta cuestión se debatió exhaustivamente en la Conferencia Intergubernamental (CIG) , que recogió el principio propuesto por la Convención y lo modificó ligeramente para facilitar la transición entre ambos sistemas.

El nuevo sistema instaurado por el Tratado Constitucional puede considerarse una verdadera revolución para la toma de decisiones en el Consejo. En primer lugar, el sistema se facilita considerablemente. Se derogará la ponderación de los votos, que dio lugar a largas y difíciles negociaciones entre los Estados miembros. En vez de los tres criterios hasta entonces necesarios para la mayoría cualificada (umbral de votos ponderados, mayoría de los Estados miembros y 62% de la población de la Unión), solo se aplicarán dos criterios: la mayoría de los Estados miembros y de la población de la Unión.

Así pues, el Tratado Constitucional acaba con la ponderación de votos en el Consejo y la sustituye por un sistema sencillo, eficaz y flexible.

Se facilita la toma de decisiones en el Consejo, puesto que la mayoría cualificada puede obtenerse con un mayor número de combinaciones de Estados miembros respecto al sistema contemplado en el Tratado de Niza . En una Unión ampliada, este aspecto resulta esencial para el buen funcionamiento y la capacidad de actuación de la Unión.

En segundo lugar, el sistema es flexible: evitará, en las ampliaciones posteriores, las largas negociaciones relativas a la atribución de los votos a los Estados miembros y el establecimiento del umbral de la mayoría cualificada.

En tercer lugar, el nuevo sistema refleja debidamente la doble naturaleza de la Unión: Unión de Estados y de pueblos. Se respeta la igualdad entre Estados miembros, puesto que cada uno dispone de un voto, al tiempo que se tienen presentes los distintos pesos demográficos.

[ Principio de la página ]

UN NUEVO SISTEMA DE MAYORÍA CUALIFICADA

El artículo I-25 del Tratado Constitucional define el nuevo sistema de mayoría cualificada. El antiguo sistema, que asigna a cada Estado miembro un determinado número de votos, se sustituye por un sistema de mayoría doble.

La mayoría cualificada se alcanzará con un mínimo del 55% de los Estados miembros, que incluya al menos a 15 de ellos y represente como mínimo al 65% de la población de la Unión.

Es preciso aclarar la disposición según la cual la mayoría cualificada se alcanza con un 55% de los Estados miembros, que incluya al menos quince de ellos: en una Unión con 25 Estados miembros, quince Estados representan el 60% del total. Sin embargo, en una Unión con más de 25 Estados, esta disposición pierde importancia: cuando la Unión cuente con 26 Estados miembros, el 55% incluirá matemáticamente al menos 15 de ellos. De ahí que esta disposición pueda entenderse como una cláusula transitoria.

El artículo I-25 especifica que estas disposiciones se aplicarán también cuando el Consejo Europeo se pronuncie por mayoría cualificada. En este caso, no participarán en la votación el Presidente del Consejo Europeo ni el Presidente de la Comisión.

La Constitución fija la fecha de aplicación de este nuevo sistema el 1 de noviembre de 2009, fecha de la toma de posesión de la nueva Comisión, que se instaurará después de las elecciones europeas de 2009. De 2004 a 2009, se aplicará el sistema actual contemplado en el Tratado de Niza . El Tratado Constitucional recoge estas disposiciones en el «Protocolo sobre las disposiciones transitorias relativas a las instituciones y órganos de la Unión», anexo a la Constitución.

[ Principio de la página ]

LAS CLÁUSULAS ESPECIALES

A la norma general de la mayoría doble se añaden unas cláusulas especiales que establecen algunas excepciones y merecen una explicación:

Actos sin propuesta de la Comisión

En primer lugar, cuando el Consejo Europeo o el Consejo de Ministros no se pronuncien a propuesta de la Comisión ni a iniciativa del Ministro de Asuntos Exteriores, la mayoría cualificada se alcanza con el 72% de los Estados miembros, que representen al 65% de la población de la Unión. Por tanto, el número de Estados miembros necesarios es mayor que en los demás casos.

En cierto modo, esa disposición ya existía en los Tratados actuales: cuando el Consejo actúa sin necesidad de una propuesta de la Comisión [en particular en los ámbitos de la política exterior y de seguridad común (PESC) y de la cooperación policial y judicial en materia penal], la mayoría cualificada debía reunir al menos a dos terceras partes de los Estados miembros (artículo 205 el Tratado CE y artículos 23 y 34 del Tratado UE). El Tratado Constitucional recoge la idea que subyace a estas disposiciones y eleva ligeramente el umbral de los dos tercios al 72% de los Estados miembros.

Minoría de bloqueo

En segundo lugar, el Tratado Constitucional dispone que la minoría de bloqueo debe incluir al menos cuatro Estados miembros. Para entender las repercusiones de esta cláusula, es preciso tener en cuenta el peso demográfico de los distintos Estados miembros. Sin esta cláusula, tres de los cuatro Estados miembros más poblados (Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido) podrían formar una minoría de bloqueo, pues su peso demográfico representa más del 35% de la población de la Unión.

Esta cláusula facilita la toma de decisiones en el Consejo, ya que dificulta la formación de una minoría de bloqueo. Puede considerarse una cláusula de salvaguardia frente a un hipotético «directorio» de los «grandes» Estados miembros. En la práctica institucional, probablemente esta cláusula no tendrá gran importancia, dado que casi nunca se producen disparidades tan netas entre Estados miembros «grandes» y «pequeños».

Cláusula especial transitoria en caso de mayoría ajustada

Por último, se aplicará una cláusula especial cuando se alcance una mayoría cualificada muy ajustada, es decir, cuando la decisión por adoptar resulte bastante controvertida. La Constitución se inspira en el «compromiso de Ioannina», una fórmula adoptada en 1994, que ha permanecido vigente hasta la entrada en vigor de la nueva ponderación de votos contemplada en el Tratado de Niza. La Declaración de la Conferencia Intergubernamental respecto al artículo I-25, adjunta al Tratado Constitucional, incluye un proyecto de decisión de aplicación de dicho artículo.

Esta decisión tiene por objeto facilitar la transición entre el sistema actual contemplado en el Tratado de Niza y basado en la ponderación de los votos asignados a los Estados miembros y el sistema nuevo de mayoría doble. Debería ser adoptada por el Consejo el día de la entrada en vigor de la Constitución.

La decisión dispone que el Consejo siga deliberando sobre la adopción de un acto, si algunos miembros del Consejo así lo solicitan y para lo cual deben representar a:

Esta disposición se aplicará únicamente cuando la mayoría cualificada obtenida sea muy ajustada.

En tales casos, el Consejo hará cuanto esté en su mano - en un plazo razonable - para hallar una solución satisfactoria, que responda a las preocupaciones de los Estados miembros. El Presidente del Consejo, la Comisión y los demás miembros del Consejo brindarán todo su apoyo para alcanzar un consenso más amplio.

Sin embargo, esta petición no podrá alterar en ningún caso los plazos establecidos en el Tratado Constitucional (por ejemplo, si la Constitución dispone que el Consejo debe pronunciarse en un determinado plazo fijo), en el Derecho comunitario y en el Reglamento interno del Consejo. Así pues, esta decisión no constituye un poder de veto.

En la práctica, la decisión tendrá probablemente escasa incidencia, dado que el Consejo, en su trabajo diario, siempre intenta alcanzar el acuerdo más amplio posible y suele llegar a un consenso, sin proceder a una votación formal. El compromiso de Ioannina se ha aplicado muy rara vez. Esta cláusula supone por tanto un compromiso político de los Estados miembros de no colocar a Estados miembros en situación de minoría si existe la posibilidad de obtener un acuerdo más amplio.

La decisión entrará en vigor el 1 de noviembre de 2009, el día en que se pasará al nuevo sistema de mayoría doble. Permanecerá vigente al menos hasta 2014, tras lo cual, el Consejo podrá derogarla mediante una decisión europea, es decir, por mayoría cualificada.

[ Principio de la página ]

CUADRO RECAPITULATIVO

Artículos Materia Observaciones
I-25 Mayoría cualificada Disposiciones nuevas
Protocolo
sobre las disposiciones transitorias relativas a las instituciones y órganos de la Unión
Ponderación de votos en el Consejo Europeo y el Consejo de Ministros hasta 2009. Disposiciones transitorias

[ Principio de la página ] [ Página anterior ] [ Página siguiente ] [ Inicio ]


Estas fichas no vinculan jurídicamente a la Comisión Europea, no pretenden ser exhaustivas y no tienen valor interpretativo del texto de la Constitución.


Para imprimir | Aviso jurídico | Novedades | Búsqueda | Dirección de contacto | Índice | Glosario | Información sobre este sitio | Arriba