Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Declaración

Declaración de la alta representante y vicepresidenta, Federica Mogherini, y del comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, con ocasión del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria de 2018

Bruselas, 17 de agosto de 2018

Coincidiendo con el 15.º aniversario del atentado con bomba contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, rendimos homenaje al compromiso de los trabajadores humanitarios que arriesgan sus vidas para prestar ayuda humanitaria en todo el mundo. El inequívoco respeto del Derecho internacional, la seguridad y la protección de los trabajadores humanitarios y su acceso sin restricciones a las personas necesitadas constituyen grandes preocupaciones para la Unión Europea.

En vísperas del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria de 2018, la alta representante y vicepresidenta, Federica Mogherini, y el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, han hecho pública la declaración siguiente:

«Los civiles suelen pagar el precio más alto en los conflictos y, por lo demás, siguen cometiéndose atentados, incluso contra los trabajadores humanitarios. 

A lo largo del año pasado, desde Afganistán hasta Nigeria y desde la República Centroafricana hasta Yemen, estos atentados se cobraron las vidas de civiles y de trabajadores humanitarios. Estos actos de violencia constituyen una grave vulneración del Derecho internacional humanitario. Salvar vidas no debe costar vidas.

Casi 4 400 trabajadores humanitarios han sido víctimas de graves atentados durante las dos últimas décadas. Más de un tercio de ellos fueron asesinados. El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria brinda una oportunidad de honrar su entrega personal y de abogar por su seguridad y protección.

Todas las partes en un conflicto tienen la obligación, con arreglo al Derecho internacional humanitario, de garantizar la seguridad de los trabajadores humanitarios y de facilitar su acceso permanente y sin obstáculos con fines humanitarios, para que la ayuda pueda llegar a todas las personas necesitadas.

La UE es líder mundial en este ámbito. El fomento de una ayuda humanitaria basada en principios y del respeto del Derecho internacional humanitario sigue constituyendo el elemento central de nuestra actuación internacional».

 

Contexto

Los ataques específicos o discriminados en zonas de conflicto se saldan habitualmente con civiles muertos o heridos. Los conflictos han obligado a un número mayor que nunca de personas a huir de sus hogares: más de 68,5 millones de personas han sido desplazadas a la fuerza en todo el mundo, la mitad de ellas menores de 18 años.

En 2017, la UE destinó más de 2 430 millones de euros a operaciones de ayuda humanitaria en más de 80 países de todo el mundo. Un alto porcentaje de este apoyo se destinó a asistir a las poblaciones afectadas por el conflicto en Siria y a los refugiados en regiones y países vecinos. La UE también ha seguido prestando ayuda a los desplazados por conflictos prolongados, como los de Afganistán, Colombia y el Cuerno de África, al tiempo que ha hecho frente a nuevas crisis, como el desplazamiento de los rohinyás.

El fuerte incremento de las vulneraciones deliberadas del Derecho internacional humanitario y de los principios humanitarios ha hecho que la protección sea un desafío principal en los contextos humanitarios actuales. En 2017, más del 10 % del presupuesto de la ayuda humanitaria de la UE se destinó a actividades de protección humanitaria. 

La UE ha seguido abogando por el refuerzo de la protección y el respeto del Derecho internacional humanitario, por ejemplo, mediante el diálogo, declaraciones e iniciativas, y aportando también fondos para programas de formación para el personal y los colaboradores dedicados al Derecho internacional humanitario y actividades de difusión y concienciación en la materia dirigidas a la población en general. 

Por ejemplo, con el apoyo de la UE, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha creado la campaña «Health-Care in Danger» (asistencia sanitaria en peligro), que da a conocer las amplias y graves repercusiones de los actos violentos que obstaculizan la prestación de asistencia sanitaria, dañan o destruyen instalaciones o vehículos, y hieren o matan a trabajadores sanitarios y pacientes. 

STATEMENT/18/5004

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar