Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Declaración

Declaración conjunta EE.UU.-UE tras la visita del presidente Juncker a la Casa Blanca

Washington, 25 de julio de 2018

Hoy nos reunimos en Washington D. C para inaugurar una nueva etapa en las relaciones entre los Estados Unidos y la Unión Europea: una etapa de estrecha amistad, sólidas relaciones comerciales de las que ambas partes salgan ganando, mayor colaboración en aras de la seguridad y la prosperidad mundiales y lucha conjunta contra el terrorismo.

Los Estados Unidos y la Unión Europea reúnen a más de 830 millones de ciudadanos y representan más del 50% del PIB mundial. Si trabajamos en equipo, podemos hacer del planeta un lugar mejor, más seguro y más próspero.

Los Estados Unidos y la Unión Europea ya mantienen hoy en día relaciones comerciales bilaterales por valor de 1 billón de euros: la relación económica más importante del mundo. Queremos reforzar aún más esta relación en beneficio de todos los ciudadanos estadounidenses y europeos.

Por eso acordamos hoy, en primer lugar, trabajar conjuntamente por la eliminación total de los aranceles, las barreras no arancelarias y las subvenciones a la industria no automovilística. También trabajaremos para reducir los obstáculos y aumentar el comercio en materia de servicios, productos químicos, productos farmacéuticos, productos médicos y soja.

Esto abrirá los mercados a los agricultores y los trabajadores, aumentará la inversión y llevará a una mayor prosperidad tanto en los Estados Unidos como en la Unión Europea. También contribuirá a un comercio más justo y recíproco.

En segundo lugar, hoy acordamos reforzar nuestra cooperación estratégica en materia de energía. A fin de diversificar su suministro energético, la Unión Europea quiere importar más gas natural licuado (GNL) de los Estados Unidos.

En tercer lugar, hoy acordamos entablar un estrecho diálogo sobre normas técnicas a fin de facilitar el comercio, minimizar los obstáculos burocráticos y reducir los costes.

En cuarto lugar, hoy acordamos unir nuestras fuerzas para proteger mejor a las empresas estadounidenses y europeas frente a las prácticas desleales en el comercio mundial. En consecuencia, trabajaremos en estrecha colaboración con socios que compartan la misma visión a fin de reformar la OMC y combatir las prácticas comerciales desleales, incluido el robo de propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnología, las subvenciones a la industria, las distorsiones creadas por las empresas públicas y la sobrecapacidad.

Para llevar adelante esta agenda conjunta, hemos decidido crear de inmediato un grupo de trabajo ejecutivo compuesto por nuestros asesores más próximos. Además, determinaremos medidas a corto plazo para facilitar los intercambios comerciales y evaluar las medidas arancelarias en vigor. Mientras trabajamos en todo esto, no iremos en contra del espíritu de este acuerdo a menos que una de las partes ponga fin a las negociaciones.

También queremos resolver los problemas de los aranceles sobre el acero y el aluminio y de las represalias arancelarias.

STATEMENT/18/4687


Side Bar