Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Declaración

Un mercado, una Europa

Bruselas, 20 de marzo de 2018

Declaración conjunta con ocasión del 25.º aniversario del Mercado Único Europeo

de Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, y Boyko Borisov, titular por orden rotatorio de la Presidencia del Consejo y primer ministro de Bulgaria

Hace veinticinco años que se creó nuestro Mercado Único, lo que eliminó muchas barreras en el interior de la Unión Europea. Los ciudadanos accedieron a nuevas libertades y oportunidades, y hoy en día los europeos pueden viajar, estudiar, trabajar, vivir y enamorarse libremente a través de las fronteras.

Los ciudadanos europeos pueden comprar lo que deseen donde lo deseen y beneficiarse de una elección más extensa y unos precios más bajos. Las empresas europeas, tanto grandes como pequeñas, pueden ampliar su base de clientes e intercambiar productos y servicios con más facilidad por toda la UE.

Durante los últimos veinticinco años, la integración de nuestras economías mediante el Mercado Único ha generado millones de empleos y ha hecho de la UE la mayor economía del mundo. El Mercado Único es la joya de la corona de nuestra integración, un mercado interior de 500 millones de personas en el que se cimenta la fuerza de Europa, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

El Mercado Único proporciona a los ciudadanos europeos unas libertades y oportunidades con las que nuestros padres y abuelos solamente podían soñar, y nuestra economía social de mercado redunda en beneficio de todos. No existen ciudadanos de segunda en nuestro Mercado Único, y por ello no puede haber productos de segunda ni trabajadores de segunda: debe obtenerse el mismo salario por el mismo trabajo en el mismo lugar, la misma calidad en la alimentación y la misma seguridad en los juguetes y demás productos.

Durante los últimos veinticinco años, hemos recorrido un largo camino. Ahora, podemos navegar por la red móvil como si estuviéramos en casa, disfrutar de unas facturas eléctricas más baratas y obtener protección para nuestros derechos como consumidores independientemente del lugar de Europa en el que realicemos nuestras compras. Aún seguimos mejorando el funcionamiento de nuestro Mercado Único día a día, impidiendo el geobloqueo no autorizado, dando a los consumidores una mayor capacidad de elección para sus ahorros de jubilación o haciendo que los contratos públicos sean más accesibles.

El Mercado Único Europeo, a sus veinticinco años, es aún joven. Una generación de europeos ha crecido con él y se ha beneficiado de él. Seguiremos haciéndolo más fuerte para que la siguiente generación pueda sacarle aún más provecho.

 

 

 

STATEMENT/18/2221


Side Bar