Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Declaración

Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, 2017. Declaración de Vytenis Andriukaitis, comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, y Carlos Moedas, comisario de Investigación, Ciencia e Innovación

Bruselas, 15 de noviembre de 2017

Hoy celebramos el 10.º aniversario del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, aumentando una vez más la sensibilización sobre la resistencia a los antimicrobianos, una de las principales amenazas para la salud a escala mundial. La resistencia a los antimicrobianos causa 25 000 muertes al año y genera en la Unión unos gastos de 1 500 millones de euros en asistencia sanitaria y pérdidas de productividad, por lo que un gran esfuerzo de comunicación es más necesario que nunca. Pero no basta con aumentar la sensibilización; necesitamos actuar para reducir las diferencias y llevar a todos los Estados miembros al nivel del que mejores resultados consiga.

Con el aumento de la resistencia incluso a los antibióticos de último recurso como la colistina, nos enfrentamos a un alarmante futuro «postantibióticos» en el que podríamos perder la capacidad de realizar cirugía mayor y trasplante de órganos, o de implantar con éxito prótesis de cadera o válvulas cardíacas. De aquí a 2050, la resistencia a los antimicrobianos podría matar a una persona cada tres segundos y convertirse en una causa de muerte más común que el cáncer.

Precisamente para evitar este inconcebible futuro, el 29 de junio presentamos un nuevo plan de acción «Una sola salud» contra la resistencia a los antimicrobianos, basado en casi dos décadas de actuación de la Unión en los sectores médico y veterinario, teniendo en cuenta lo aprendido de anteriores acciones de la Unión. El plan de acción subraya que tenemos que abordar simultáneamente el uso humano y el uso veterinario de los antimicrobianos, así como abordar mejor el impacto de las resistencias en el medio ambiente. Insiste en que la Unión debe liderar la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos y aportar un valor añadido a la actuación de los Estados miembros.

La finalidad del nuevo plan de acción es mantener nuestra capacidad de tratar eficazmente las infecciones humanas y animales. Sus objetivos principales son: convertir a la Unión en una «región de buenas prácticas»; fomentar la investigación y la innovación; y dar forma a la agenda mundial.

Los objetivos principales del nuevo plan de acción para hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos:

 

 Gráfico

Ya estamos progresando en algunos de los frentes. Por ejemplo, la Comisión adoptó en junio las Directrices de la UE sobre la utilización prudente de antimicrobianos en medicina; en septiembre se puso en marcha la Acción Común Europea sobre la resistencia a los antimicrobianos y las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (EU-JAMRAI), en la que participan 28 países; y el mes pasado, el ECDC, la EFSA y la EMA adoptaron un dictamen científico que establece indicadores tanto médicos como veterinarios para que la Unión y los Estados miembros puedan evaluar los avances.

En el ámbito de la investigación, seguirá invirtiéndose en el programa Horizonte 2020, que hasta ahora lleva financiados proyectos con un presupuesto acumulado de 350 millones de euros. Para los próximos 3 años se han comprometido otros 200 millones de euros para la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. Además, la Unión se apoyará en sus iniciativas internacionales a gran escala establecidas con éxito, como la «Cooperación de los países europeos y de los países en desarrollo sobre ensayos clínicos» y la «Iniciativa de programación conjunta sobre la resistencia a los antimicrobianos», para seguir tejiendo un sólido entramado de investigación contra la resistencia a los antimicrobianos que proyecte verdaderamente su actuación a todo el mundo.

Más adelante, este año, se espera que la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores ponga en marcha una convocatoria de propuestas de investigación para comprender el valor de las técnicas diagnósticas y los obstáculos para su aceptación. Se trata de combinar la experiencia del mundo universitario, las pymes y la industria farmacéutica. En el marco de esta misma iniciativa se ampliará asimismo el programa «Nuevos medicamentos para bichos malos», que ya ha invertido mucho en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos.

Las pymes europeas impulsan la innovación en este ámbito. Dos pymes recibirán un nuevo impulso para su desarrollo de nuevos antimicrobianos y otras alternativas, mediante el mecanismo de financiación InnovFin Enfermedades Infecciosas, de nueva creación.

Además, en el marco de «Una sola salud» hemos creado una red de expertos de los Estados miembros en medicina y en veterinaria para el intercambio de buenas prácticas.

Aunque el ambicioso plan de acción de la Unión se está ejecutando, queda mucho por hacer para que todos los Estados miembros alcancen el mismo nivel de exigencia y para ampliarlo a nivel internacional. Según las previsiones más sombrías, si los actuales índices de resistencia aumentan en un 40 %, para 2050 podrían producirse cada año 390 000 muertes en Europa; lo que está en juego no puede ser más importante. Solo trabajando juntos a nivel europeo e internacional podremos poner coto a la resistencia a los antimicrobianos e invertirla. Hoy, en el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, reafirmamos nuestro compromiso en hacer precisamente eso.

Más información

Política de la Unión sobre la resistencia a los antimicrobianos

Investigación

Concienciación

STATEMENT/17/4607

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar